SANTA MARIA, Brasil (AP) — La mezquindad de una banda musical conocida por sus espectáculos pirotécnicos en el escenario habría costado más de 230 vidas en un club nocturno del sur de Brasil, de acuerdo con un inspector policial que encabeza la investigación sobre el siniestro letal.

El inspector Marcelo Arigony dijo el martes a los reporteros en una conferencia de prensa que los miembros del grupo compraron a sabiendas bengalas que sólo debían utilizarse al aire libre, pues costaban sólo 1,25 dólar cada una, en comparación con el precio de 35 dólares que tenían los productos para interiores.

"La luz de bengala era para usarse sólo en exteriores, y la gente que las encendió lo sabía", afirmó Arigony, quien añadió que los miembros del grupo han reconocido que solían optar por las bengalas más baratas. "Preferían comprar ésas porque eran más económicas que las de uso en interiores".

Arigony, cuyo primo falleció en el incendio, añadió, "la pirotecnia era parte de su espectáculo. Los integrantes incluso usaban guantes en el escenario para no quemarse las manos".

Las repercusiones de esa decisión siguieron causando conmoción el martes en Santa Maria, una localidad universitaria de 260.000 habitantes, donde ocurrió la tragedia del domingo por la madrugada en el club nocturno Kiss.

El departamento forense de Rio Grande do Sul elevó el martes la cifra de muertos, de 231 a 234, para reflejar el deceso de tres personas que no aparecían en la lista original de víctimas. Las autoridades dicen que más de 120 personas seguían hospitalizadas por inhalación de humo y quemaduras. Decenas de ellas se encontraban en estado crítico.

El incendio comenzó alrededor de las 2:30 de la madrugada, hora local, durante una actuación de Gurizada Fandangueira, una banda de música que había hecho de la pirotecnia un sello característico de sus espectáculos. El guitarrista del grupo dijo a la prensa que el club de 615 metros cuadrados (6.650 pies cuadrados) estaba repleto con entre 1.200 y 1.300 clientes. La policía informó que la capacidad de un club de ese tamaño era menor a 700 personas.

La policía informó que el techo del club estaba cubierto de una espuma aislante hecha de un material combustible, el cual al parecer se incendió al entrar en contacto con una chispa de una bengala encendida durante el concierto.

Después de una falla en el extinguidor, el fuego se propagó velozmente por el club repleto, emitiendo un humo denso y tóxico. Dado que el Kiss no contaba al parecer con alarma ni con un sistema de aspersión, y a que sólo había una salida que funcionaba, la multitud quedó atrapada.

Aproximadamente 50 de las víctimas estaban en los dos baños del club, quizás tras confundir las puertas de esa área con la salida, en medio del humo.

Arigony, investigador policial, dijo que la gente se dirigió a los baños porque eran los únicos lugares de donde salía luz. La espuma, que emitió un gas tóxico, no constituía un material adecuado para aislar el sonido, y probablemente se usaba sólo para reducir el eco dentro del club, dijo Arigony.

Añadió que está en proceso un análisis del material. El extinguidor descompuesto tampoco cumplía con los reglamentos, señaló, y la licencia de operación del club había expirado en agosto.

"Había diversas irregularidades", dijo Arigony. "Hasta un niño pudiera haber visto que este establecimiento no debía estar abierto".

Lugareños indignados, en su mayoría jóvenes como quienes murieron en el siniestro, marcharon el martes por Santa Maria para exigir justicia, en un país donde son raras las protestas públicas. La manifestación interrumpió la conferencia de prensa de la policía, en la que Arigony prometió investigar a todos los involucrados en la tragedia, incluidas las autoridades encargadas de verificar estos establecimientos, como los bomberos y los funcionarios del ayuntamiento.

"Pudo haber una falla administrativa en la oficina del alcalde o con los bomberos", dijo. "No tenemos pruebas, pero investigaremos todo".

No se han presentado cargos legales. Bajo la ley brasileña, los fiscales sólo pueden interponer acusaciones después de que la policía completa su investigación, algo que en este caso podría demorar 30 días.

Los fiscales han advertido que presentarán cargos por homicidio.

El incendio derivó en reacciones de las autoridades de todo el país, y varios alcaldes dijeron que inspeccionarían más estrictamente los clubes nocturnos y otros locales en sus ciudades.

El gobierno de Sao Paulo, la ciudad más grande del país, prometió una regulación más severa de estos establecimientos. El alcalde de la ciudad de Americana, en el estado de Sao Paulo, ordenó el cierre temporal de 10 clubes nocturnos ahí.

El diario O Globo informó en su página de internet que la oficina del alcalde en Santa Maria ordenó que todos los clubes nocturnos cerraran por 30 días, mientras se realizaban inspecciones.

___

Los periodistas de The Associated Press Marco Sibaja y Juliana Barbassa contribuyeron con este despacho desde Santa Maria; Stan Lehman colaboró desde Sao Paulo y Jenny Barchfield desde Rio de Janeiro.

Loading Slideshow...
  • Una mujer grita consignas contra el alcalde de Santa Maria, Brasil, durante una protesta realizada el martes 29 de enero de 2013, frente al club nocturno Kiss, donde murieron 230 personas por un incendio (AP Foto/Felipe Dana)

  • Una joven llora, abrazada por un hombre, el martes 29 de enero de 2013, durante una protesta tras el incendio que dejó 230 muertos en el club nocturno Kiss, en la ciudad brasileña de Santa Maria (AP Foto/Felipe Dana)

  • En esta foto del martes 29 de enero de 2013, dos niñas lloran frente a un monumento improvisado a la memoria de las víctimas del club nocturno Kiss, donde un incendio dejó 230 muertos en Santa Maria, Brasil (AP Foto/Felipe Dana)

  • Luiz Inacio Lula da Silva

    El ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, derecha, participa en una ceremonia en la que ofrenda flores al monumento del prócer cubano José Martí en La Habana, Cuba, el martes 29 de enero del 2013. Lula Da Silva esetá en La Habana para participar en un Congreso Internacional sobre el Balance Mundial que también conmemora el 160 aniversario del natalicio el 28 de enero del héroe cubano José Martí. (AP Foto/Ismael Francisco, Cubadebate)

  • Familiares sostienen fotografías de Pamella Lopes _quien perdió la vida el domingo en el incendio del club nocturno Kiss en el que murieron más de 30 personas_ durante una reunión para honrar a las víctimas el lunes 28 de enero de 2013 en una plaza cercana al club. (Foto AP/Felipe Dana)

  • Centenares de personas se reúnen la noche del lunes 28 de enero de 2013 para honrar a las más de 230 personas que murieron en el incendio del club nocturno Kiss en la sureña ciudad brasileña de Santa María, en una plaza cercana al establecimiento. (Foto AP/Felipe Dana)

  • Un hombre llora durante la inhumación de Vinicius Rosado el lunes 28 de enero de 2013 en un cementerio de Santa María. Rosado fue una de las más de 230 víctimas que murieron en el incendio del club nocturno Kiss ocurrido en la sureña ciudad brasileña de Santa María. (Foto AP/Felipe Dana)

  • Ines Fernandes da Silveira, tía de la víctima Taise Carolina Vinhas da Silveira, de 27 años, llora frente a un monumento improvisado levantado junto al club nocturno Kiss, donde un incendio mató a más de 230 personas, en la sureña ciudad brasileña de Santa María, Brasil, el lunes 28 de enero de 2013. (Foto AP/Nabor Goulart)

  • Un joven sostiene la fotografía de su hermana Pamella Lopes, quien murió en el centro nocturno Kiss, en una plaza pública en Santa Maria, Brasil, el lunes 28 de enero de 2013. Un incendio en dicho lugar dejó más de 230 personas muertas la madrugada del domingo, muchos de ellos menores de 20 años. (Foto AP/Felipe Dana)

  • Mauro Hoffmann

    Mauro Hoffmann, derecha, copropietario del centro nocturno Kiss, es escoltado por la policía luego que voluntariamente se entregó en Santa Maria, Brasil, el lunes 27 de enero de 2013. Un incendio en dicho sitio dejó más de 230 muertos la madrugada del domingo. (Foto AP/Nabor Goulart)

  • Parientes y amigos acompañan el lunes 28 de enero de 2013 en el cementerio los féretros de dos hermanos, Pedro y Marcelo Salla, que murieron en el incendio en un centro nocturno en Santa María, Brasil. Al menos 233 personas perdieron la vida en el lugar, según las autoridades.(AP Foto/Felipe Dana)

  • En esta fotografía aérea del 20 de febrero de 2003, las autoridades continúan con sus labores en el club nocturno The Station en el que murieron más de 100 personas debido a un incendio. (Foto AP/Robert E. Klein/Archivo)

  • La presidenta Dilma Rousseff consuela a los familiares de las víctimas del incendio de un club nocturno en la ciudad de Santa María, en el sur de Brasil, el domingo 27 de enero de 2013. (AP foto/Roberto Stuckert Filho/Presidencia de Brasil)

  • Familiares de las víctimas lloran a la espera de noticias frente al club nocturno Kiss en la ciudad de Santa María en el estado de Rio Grande do Sul el domingo 27 de enero de 2013. Un incendio que devastó el club nocturno causó la muerte de 245 personas, en su mayoría jóvenes, informaron las autoridades. (AP foto/Ronald Mendes-Agencia RBS)

  • Familiares de las víctimas lloran a la espera de noticias frente al club nocturno Kiss en la ciudad de Santa María en el estado de Rio Grande do Sul el domingo 27 de enero de 2013. Un incendio que devastó el club nocturno causó la muerte de 245 personas, en su mayoría jóvenes, informaron las autoridades. (AP Photo/Ronald Mendes-Agencia RBS)

  • Los bomberos trabajan en un club nocturno que se incendió en la ciudad de Santa María, en el estado de Rio Grande do Sul en Brasil, la madrugada del domingo 27 de enero de 2013. El incendio que devastó el club nocturno, causó la muerte de 245 personas, en su mayoría jóvenes, informaron las autoridades. (AP foto/Agencia RBS)

  • En esta fotografía difundida por la presidencia de Brasil, la mandataria Dilma Rousseff habla sobre un incendio en una discoteca del sur de su país que causó la muerte de al menos 245 personas durante una conferencia de prensa en Santiago, Chile, el domingo 27 de enero de 2013. Rousseff canceló una serie de reuniones bilaterales que tenía programadas para el domingo en Santiago, donde asistió a la cumbre de la Unión Europea y América Latina, para trasladarse a la ciudad austral brasileña de Santa María, donde se produjo el incendio. (AP foto/Presidencia de Brasil)

  • Un hombre carga a un herido en un incendio en un club nocturno en la ciudad de Santa María, en el estado de Rio Grande do Sul en Brasil, la madrugada del domingo 27 de enero de 2013. El incendio que devastó el club nocturno causó la muerte de 245 personas, en su mayoría jóvenes, informaron las autoridades. (AP foto/Agencia RBS)

  • Una de las víctimas de un incendio en un club nocturno es trasladada en la ciudad de Santa María, en el estado de Rio Grande do Sul en Brasil, la madrugada del domingo 27 de enero de 2013. El incendio que devastó el club nocturno causó la muerte de 245 personas, en su mayoría jóvenes, informaron las autoridades. (AP foto/Deivid Dutra/Agencia Freelancer)

  • Un grupo de gente ayuda a un herido en el incendio de un club nocturno en Santa María, en el estado de Rio Grande do Sul en Brasil, la madrugada del domingo 27 de enero de 2013. El incendio que devastó el club nocturno causó la muerte de 245 personas, en su mayoría jóvenes, informaron las autoridades. (AP foto/Agencia RBS)

  • A makeshift memorial that include pictures of the victims of the Kiss nightclub fatal fire is seen inside the gymnasium where a collective funeral was held a day earlier, in Santa Maria, Brazil, Tuesday, Jan. 29, 2013. A fast-moving fire roared through the crowded, windowless nightclub, early Sunday, killing more than 230 people. The first funeral services were held Monday for the victims. Most of the dead were college students 18 to 21 years old, but they also included some minors. Almost all died from smoke inhalation. (AP Photo/Felipe Dana)

  • A man cries during a protest near the Kiss nightclub where a fire killed over 230 people in Santa Maria, Brazil, Tuesday, Jan. 29, 2013. The blaze began at around 2:30 am local time on Sunday, during a performance by Gurizada Fandangueira, a country music band that had made the use of pyrotechnics a trademark of their shows. (AP Photo/Felipe Dana)

  • Marcia Gerhardt, a teacher who lost students in the fire at the Kiss nightclub, prays in front of a makeshift memorial outside the club in Santa Maria, Brazil, Tuesday, Jan. 29, 2013. The repercussions of a tragic nightclub fire that killed more than 230 people in southern Brazil widened Tuesday as mayors around the country cracked down on such venues in their own cities and investigators searched two other nightspots owned by a partner in the club that caught ablaze. Most of the dead were college students 18 to 21 years old, but they also included some minors. (AP Photo/Felipe Dana)

  • A woman bows her head in front of a makeshift memorial outside the Kiss nightclub in Santa Maria, Brazil, Tuesday, Jan. 29, 2013. A fast-moving fire roared through the crowded, windowless nightclub early Sunday, where there was no alarm, no working fire extinguisher, no sprinkler and almost no escape from the nightclub that became a death trap for more than 200 Brazilian college students. (AP Photo/Felipe Dana)

  • A man prays in front of a makeshift memorial outside the Kiss nightclub in Santa Maria, Brazil, Tuesday, Jan. 29, 2013. A fast-moving fire roared through the crowded, windowless nightclub early Sunday, where there was no alarm, no working fire extinguisher, no sprinkler and almost no escape from the nightclub that became a death trap for more than 200 Brazilian college students. (AP Photo/Felipe Dana)

  • People march into a tunnel near the Kiss nightclub honoring the victims of early Sunday's fatal fire inside the club in Santa Maria, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. All the elements were in place for the tragedy at the Kiss nightclub early Sunday. The result was the world's worst fire of its kind in more than a decade, with 231 people dead and this southern Brazilian college town in shock and mourning. (AP Photo/Felipe Dana)

  • Ines Fernandes da Silveira, aunt of victim Taise Carolina Vinhas da Silveira, 27, cries in front the Kiss nightclub in Santa Maria city, Rio Grande do Sul state, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. All the elements were in place for the tragedy at the Kiss nightclub early Sunday. The result was the world's worst fire of its kind in more than a decade, with 231 people dead and this southern Brazilian college town in shock and mourning. (AP Photo/Nabor Goulart)

  • People react during a march near the Kiss nightclub honoring the victims of early Sunday's fatal fire inside the club in Santa Maria, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. All the elements were in place for the tragedy at the Kiss nightclub early Sunday. The result was the world's worst fire of its kind in more than a decade, with 231 people dead and this southern Brazilian college town in shock and mourning. (AP Photo/Felipe Dana)

  • People march near the Kiss nightclub honoring the victims of early Sunday's fatal fire inside the club in Santa Maria, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. All the elements were in place for the tragedy at the Kiss nightclub early Sunday. The result was the world's worst fire of its kind in more than a decade, with 231 people dead and this southern Brazilian college town in shock and mourning.(AP Photo/Felipe Dana)

  • Women react during a march near the Kiss nightclub honoring the victims of early Sunday's fatal fire inside the club in Santa Maria, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. All the elements were in place for the tragedy at the Kiss nightclub early Sunday. The result was the world's worst fire of its kind in more than a decade, with 231 people dead and this southern Brazilian college town in shock and mourning.(AP Photo/Felipe Dana)

  • People march near the Kiss nightclub honoring the victims of early Sunday's fatal fire inside the club in Santa Maria, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. All the elements were in place for the tragedy at the Kiss nightclub early Sunday. The result was the world's worst fire of its kind in more than a decade, with 231 people dead and this southern Brazilian college town in shock and mourning. (AP Photo/Felipe Dana)

  • A woman places flowers outside the Kiss nightclub that were brought by mourners after a fatal fire inside the club in Santa Maria, Brazil, Monday, Jan. 28, 2013. A fast-moving fire roared through the crowded, windowless Kiss nightclub in this southern Brazilian city early Sunday, killing more than 230 people. Many of the victims were under 20 years old, including some minors. (AP Photo/Felipe Dana)