Huffpost Voces

Senadores bipartidistas logran acuerdo sobre reforma migratoria

Publicado: Actualizado:
Senadores demócratas y republicanos dieron a conocer un plan bipardista de reforma migratoria.
Senadores demócratas y republicanos dieron a conocer un plan bipardista de reforma migratoria.

Senadores demócratas y republicanos dieron a conocer un plan bipardista de reforma migratoria, que si es aprobado por el Congreso, significaría una esperanza para los indocumentados en Estados Unidos.

El acuerdo fue anunciado este lunes y comprende temas como seguridad fronteriza, trabajadores invitados y verificación de los antecedentes de los trabajadores por parte de los empleadores, así como un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven sin residencia legal en el país.

La propuesta de los senadores no favorece a aquellos inmigrantes indocumentados con antecedentes criminales en Estados Unidos y es un "esquelo básico" -como ellos mismos le llamaron- y el inicio de un largo camino para llegar a un acuerdo migratorio integral.

Se enfatizó en la propuesta que el proceso para obtener la ciudadanía estaría basada en dos variantes: una mayor seguridad en seguridad fronteriza y mejorar el sistema de ingreso al país de los inmigrantes con visa.

Los trámites de obtención de ciudadanía se lograrán cuando la persona esté por cinco años ininterrumpidos como residente legal.

Los ocho senadores que avalaron este lunes las propuestas para los cambios al sistema de inmigración son los demócratas Charles Schumer (Nueva York), Dick Durbin (Illinois), Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Michael Bennet (Colorado) y los republicanos John McCain (Arizona), Lindsey Graham (Carolina del Sur), Marco Rubio (Florida) y Jeff Flake (Arizona).

El presidente Barack Obama también se ha comprometido a promulgar una legislación migratoria integral y viajará a Nevada este martes para explicar su visión. Se espera que la propuesta del Presidente refleje de manera importante los planes del Senado.

A continuación los cuatro puntos

Seguridad y ciudadanía

El plan crea un camino duro pero justo a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados que actualmente viven en los Estados Unidos, el que dependerá de la seguridad fronteriza y asegurar que los extranjeros que ingresan con visas al país abandonen el territorio nacional una vez caducados sus permisos. Indica que la reforma y mejora del sistema de inmigración legal ayudarán a la economía y fortalecerá a las familias.

Indica que a la par de la puesta en vigor de medidas de seguridad en las fronteras, los indocumentados deberán someterse a un proceso de verificación de antecedentes y deberán resolver su deuda con la sociedad mediante el pago de una multa, además del pago de impuestos. Con estos requisitos cumplidos podrán obtener un estatus legal de prueba, lo que les permitirá vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos.

Advierte que las personas con antecedentes de delitos graves u otras personas que representen una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, no serán elegibles para el estatus legal y quedarán sujetos a ser deportados.

En cuanto a los inmigrantes indocumentados que han cometido delitos graves, enfrentarán la deportación inmediata, indicó Univision.com.

Sin beneficios

Indica además que los indocumentados que legalicen sus permanencias y mientras estén bajo un período de prueba, no tendrán acceso a ningún tipo de beneficio federal. Y que una vez concluido el tiempo de prueba (no indica cuánto), el beneficiado de la reforma tendrá que ponerse a la cola de los futuros inmigrantes, pasar un chequeo de antecedentes adicional, pagar impuestos, aprender Inglés y educación cívica, demostrar un historial de trabajo en Estados Unidos y tener empleo, entre otros requisitos. Sólo así podrá aspirar a la residencia legal permanente (green card).

Subraya el documento que nadie que haya violado las leyes de inmigración de Estados Unidos recibirá un trato preferencial.

Los senadores también reconocen las circunstancias y la conducta de las personas sin estatus legal no son lo mismo, y que no se pueden abordar de forma idéntica. Citan el caso de los dreamers, personas que entraron a Estados Unidos cuando eran niños menores de 16 años y que no tenían conocimiento de que estaban violando las leyes de Estados Unidos. Y señalan que estos jóvenes no se enfrentarán a los mismos requisitos que otros individuos con el fin de obtener un camino a la ciudadanía.

Por otra parte, el documento dice que las personas que han estado trabajando de manera ilegal en la industria agrícola, han estado llevando a cabo un trabajo muy importante y difícil para mantener el suministro de alimentos con salarios de subsistencia. Y que debido a la prioridad en mantener la seguridad en el suministro de alimentos, los trabajadores agrícolas que se comprometan a la estabilidad a largo plazo de la industrias agrícola serán tratados de forma diferente que el resto de la población indocumentada.

Estas personas podrán ingresar a un camino hacia la ciudadanía a través de un proceso diferente al del resto de trabajadores agrícolas.

Seguridad en las fronteras

De la seguridad en las fronteras, el grupo dijo que recomienda seguir los crecientes esfuerzos realizados hasta ahora por la Patrulla Fronteriza, poniendo a su disposición la última tecnología, infraestructura y personal necesarios para prevenir, detectar y detener a cada extranjero sin autorización legal de ingreso o permanencia.

Propone además mejorar los sistemas de operación de la Border Patrol, y recomienda aumentar el número de vehículos aéreos no tripulados y equipos de vigilancia, así como el número de agentes en los puertos de entrada. El propósito es reducir sustancialmente el número de cruces fronterizos ilegales sin dejar de facilitar el comercio.

El documento incluye la creación de un sistema de entradas y salidas que tenga la capacidad de registrar a todas las personas que entran a Estados Unidos con visas temporales a través de aeropuertos y puertos marítimos y que no han abandonado el país como lo requiere la ley.

Incluye la creación de una comisión integrada por gobernadores, procuradores generales y líderes de la comunidad que viven a lo largo de la frontera sudoeste para supervisar el progreso de la seguridad fronteriza, y que esta instancia pueda hacer recomendaciones para mejorar los sistemas.

Verificación de empleo

El plan propone crear un sistema de verificación de empleo eficaz que prevenga el robo de identidad y ponga fin a la contratación de los futuros trabajadores no autorizados. También propone un sistema moderno para controlar la admisión de los futuros trabajadores, atendiendo las necesidades de la fuerza laboral y, al mismo tiempo, que proteja los derechos de todos los trabajadores.

Precisa que la verificación permitirá reducir drásticamente la inmigración indocumentada, y que para ello el sistema deberá ser obligatorio.

Un mejorado sistema de verificación de empleo, añaden, debe incluir a empleadores responsables (para evitar la contrata ilegal) y con ello hacer que sea más difícil para los indocumentados falsificar documentos para obtener empleo. Y que los empleadores que contraten a sabiendas a trabajadores indocumentados, enfrentarán fuertes multas y sanciones penales tal y como se castigan los delitos graves.

Anota que la gran mayoría de los 327 mil inmigrantes indocumentados detenidos por la CBP durante el año fiscal 2011 estaban buscando empleo en los Estados Unidos. Y agregan que un buen sistema de verificación permitirá ordenar la contratación y proteger con un nuevo sistema a los nuevos trabajadores para que no se vean obligados a buscar la ayuda de traficantes de seres humanos o los carteles de la droga.

Garantiza que el nuevo sistema será justo y que todos los trabajadores tendrán la oportunidad de ser contratados en el momento oportuno en que los estadounidenses no están disponibles o no están dispuestos a ocupar esos puestos de trabajo.

Inmigración legal

El plan apunta a mejorar el actual sistema de inmigración legal con el propósito de atraer a los mejores del mundo y los más brillantes.

Indica que el desarrollo de un sistema de inmigración legal es esencial para asegurar la futura prosperidad económica de Estados Unidos, y que la alta de acción está perpetuando un sistema que no funciona, que lamentablemente desalienta a los mejores y más brillantes ciudadanos del mundo a venir a Estados Unidos y que se queden para contribuir a nuestra economía.

Este fallo hace que el camino legal de entrada se encuentre insuperablemente difícil para los inmigrantes con buenas intenciones, y que esto indiscutiblemente desalienta la innovación y el crecimiento económico.

El sistema roto también ha creado retrasos sustanciales que obligan a las familias que esperan un cupo de visa por reunificación vivan separadas durante años, lo que incentiva la inmigración ilegal.

Recomiendan que el nuevo sistema de inmigración se centre en beneficiar a quienes ayudarán a fortalecer la economía y a la familia estadounidense, además de reducir los tiempos de espera en las categorías de visas familiares y de empleo.

Agrega que en el afán de atraer y mantener a los mejores y más brillantes del mundo, nuestra propuesta de inmigración otorgará una tarjeta de residencia a los inmigrantes que han recibido un doctorado o maestría en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas en una universidad estadounidense, para evitar que una vez graduados se marchen por falta de una oportunidad para quedarse.

Este es el texto de la propuesta, en inglés:

Bipartisan immigration plan
Hispanos en Estados Unidos
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen