Dos años de ruegos sin ver resultados provocaron que el campeón mexicano Abner Mares cambiara de parecer. Ya no esperará a Nonito Donaire.

"Ya me cansé de estar buscando esa pelea. No hay posibilidades de que se de. Pero no me desilusiono, pues se que hay muchos retos dentro de la división. Grandes nombres que también podré enfrentar y que darán como resultado buenas peleas", dijo en entrevista con HuffPost Voces el actual monarca Supergallo del Consejo Mundial de Boxeo, quien busca la pelea desde que militaba en la división de los Gallo.

Abner comentó que la pelea, a pesar de que promete grandes emociones, ha tenido muchas complicaciones para llevarse acabo, pues inició con un conflicto entre promotoras y después se sumó la cuestión monetaria.

"Fueron muchos los obstáculos y no hay forma de librarlos, no ahora. Por eso me enfocaré en mi defensa y ver que nuevos retos puedo proponer y conquistar", abundó.

Abner Mares, mientras tanto, se prepara para lo que será la defensa obligatoria ante su compatriota Victor 'Vikingo' Terrazas, la cual aún no tiene ni fecha ni sede pero ya se encuentra en negociaciones.

"El 'Vikingo' es un buen rival, estoy contento porque se dará una buena batalla. El y yo somos de Guadalajara, así que nada me gustaría más que el pleito fuera allá, pero ya veremos", finalizó el nativo de California, quien descartó - por el momento - dejar la división.

Recibirá reconocimiento.

Tras siete años como boxeador profesional y dos divisiones conquistadas (Gallo y Supergallo) el peleador tapatio será reconocido hoy en la Ciudad de México cuando plasme sus huellas en el Paseo de las luminarias en Galería de las Estrellas.

"Emociona mucho ser reconocido en mi propio país", dijo al respecto Mares.

Also on HuffPost: