WASHINGTON (AP) — Legisladores republicanos y demócratas expresaron el domingo un cauteloso optimismo de que el Congreso pueda aprobar este año la pretendida reforma al sistema de inmigración del país —que provea una vía hacia la ciudadanía a los 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización en Estados Unidos— ante los cambios en el espectro político tras los comicios de noviembre.

"Hemos estado intentando resolver algunos puntos muy difíciles", dijo el senador de Illinois, Richard Durbin, el demócrata número dos en el Senado.

"Sin embargo, estamos comprometidos con una propuesta integral para que por fin este país tenga una ley de inmigración con la que podamos convivir. Prácticamente hemos transcurrido quizá 25 años sin una declaración clara sobre política de inmigración. Esto es inaceptable en esta nación de inmigrantes", aseveró.

El senador Robert Menéndez, que junto con Durbin y el senador John McCain, es parte de los seis integrantes del grupo bipartidista del Senado que trabaja en el marco de una legislación migratoria que será anunciada esta semana, dijo que las políticas actuales dictan que debe incluir un camino hacia la ciudadanía.

"Seamos muy claros: tener un mecanismo para la legalización es un elemento esencial. Creo que nos estamos desplazando principalmente hacia un acuerdo en esa dirección", dijo Menéndez, demócrata de Nueva Jersey.

Sin embargo, la iniciativa "incluirá el mejoramiento de la seguridad fronteriza", apuntó el demócrata al reconocer la prioridad de los republicanos de que se refuercen las fronteras para impedir la futura inmigración ilegal.

También contemplará sanciones a empleadores que contraten a trabajadores que carezcan de documentos, apuntó.

McCain, republicano de Arizona, retomó el tema tras haber encabezado un fallido intento para arreglar el sistema de inmigración del país antes de que buscara en 2008 la Casa Blanca.

"Lo que ha cambiado, honestamente, es que hay un reconocimiento nuevo, creo, de ambas partes, incluso quizá más importante en el lado republicano, de que tenemos que elaborar una iniciativa de reforma integral la inmigración", manifestó.

A pesar de hacer escaso progreso en inmigración en su primer periodo, el presidente Barack Obama captó más del 70% del voto hispano, debido en parte a las posturas conservadoras sobre el tema que exhibió el aspirante presidencial republicano Mitt Romney durante las elecciones primarias del Partido Republicano.

Los asiáticos, que inmigraron a Estados Unidos en números más altos que los hispanos en 2010, también dieron su respaldo abrumador a Obama. Los electores latinos representaron el 10% del electorado en noviembre.

Obama expondrá el martes su postura a favor de los cambios en inmigración durante una visita a Las Vegas: un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes ilegales que incluya el pago de multas e impuestos retrasados; sanciones obligatorias a empresas que empleen a inmigrantes sin permiso; y mejoras al sistema migratorio, como otorgamiento de tarjetas de residencia temporal a trabajadores altamente calificados y levantar los límites a la inmigración legal a los miembros inmediatos de familias de ciudadanos estadounidenses.

En un editorial difundido el domingo en la publicación digital Las Vegas Review-Journal, el senador Marco Rubio, también integrante del grupo bipartidista del Senado, planteó su propuesta sobre el tema. El republicano de Florida, hijo de inmigrantes cubanos, escribió que debe certificarse un "progreso considerable" en la aplicación de las leyes de inmigración antes de que se permita a los inmigrantes no autorizados que se encuentran en el país solicitar la residencia "y volver al final de la fila".

El representante Paul Ryan, ex candidato a vicepresidente del Partido Republicano, dijo que apoya la propuesta de Rubio. "La inmigración es buena. Estamos aquí gracias a la inmigración. Necesitamos garantizar que funcione", dijo el legislador de Wisconsin.

Si los republicanos no actúan en este terreno, la pagarán durante generaciones en los comicios, advirtió McCain.

"Bueno hablaré concretamente: vean lo ocurrido en la más reciente elección... Estamos perdiendo el voto hispano, que nos parece debería ser nuestro por muchas razones", agregó.

McCain y Menéndez hicieron sus declaraciones en programas de las cadenas ABC y Fox.

___

El periodista de The Associated Press, Philip Elliott, contribuyó a este despacho.

___

Michele Salcedo está en Twitter como http://twitter.com/michelesalcedo.

El derecho a soñar: