Una cama de buena apariencia y dos seguros en la puerta no son siempre garantía de que estás segura y en un ambiente libre de gérmenes cuando visitas un hotel. Hazte estas preguntas para tu próxima estadía.

Loading Slideshow...
  • ¿Está limpio?

    Olvida el tocador, investigadores de la Universidad de Houston encontraron que los interruptores de la luz y los controles remoto de la TV contenían la mayor concentración de microbios E. coli. El cubrecama y la alfombra son raramente limpiados, establece Peter Greenberg, autor de "The Best Places for Everyting". Tan pronto llegues a la habitación, limpia la perilla de la puerta, los interruptores, los manezuelas y controles remotos con paños anti-bacteriales. Coloca el cubrecama en una esquina del armario y procura caminar por el cuarto en tus chancletas. Enjuaga por uno o dos minutos con agua caliente el vaso que dejan en el lavamanos o utiliza vasos desechables, recomienda Greenberg.

  • ¿Hay intrusos?

    "Las chinches de las camas, o <em>bed bugs</em>, se han convertido en una epidemia real", dice Missy Henriksen, vice presidenta de asuntos públicos para la Asociación del Control de Plagas. "El año pasado, el 99 por ciento de los exterminadores reportó tratar para bed bugs; hace una década, era menos del 25 por ciento". Antes de ponerte cómoda, coloca tu maleta en el baño, entonces inspecciona detrás de la cabecera de la cama, entre los colchones y bajo la falda de la cama. Si ves manchas del color del moho o lo que parece pimienta esparcida, pide que te coloquen en otra habitación, una que no quede adyacente o directamente debajo o encima de esa.

  • ¿Te hará estornudar y resoplar?

    Si sufres de asma o alergias llama al hotel antes de reservar para asegurarte que no están haciendo renovaciones, el polvo extra de la construcción podría provocarte un ataque. La mayoría de los hoteles son libres de cigarrillo, pero cerciórate que ese es tu caso. Si eres alérgica a las plumas o te irritan los detergentes, trae tu propia almohada u obtén una hipo-alergénica de la recepción.

  • ¿Es seguro?

    "Aún si estás viajando sola, siempre pide dos llaves cuando hagas tu registro para que no sea obvio para los que te rodean que estás sola", sugiere Teresa Rodriguez, fundadora del website de viajes tangodiva.com. Cuando salgas durante el día, llévate tus objetos valiosos si no hay una caja fuerte en la habitación. Recuerda utilizar todas las llaves en la noche, incluyendo el cerrojo, la cadena y palanca. <em>Por: Yined Ramírez-Hendrix</em>

Lee más sobre las superficies más contaminadas en las habitaciones de los hoteles.

Relacionado en HuffPost Voces: