Huffpost Voces

Tus olvidos no tienen que ser peligrosos

Publicado: Actualizado:
OLVIDOS NO PELIGROSOS
Para tu tranquilidad, varios factores pueden afectar tu retención. | Shutterstock

Con frecuencia oigo gente decir: "¿Tendré Alzheimer? Es que olvidan algunas cosas y les da terror pensar que podrían padecer esa penosa enfermedad. Solo el 13 por ciento de la gente mayor de 65 años es diagnosticada con el mal de Alzheimer. A cualquier edad podemos tener olvidos que no son alarmantes, según el Dr. Mauricio Fava, del Departamento de Psiquiatría de Massachusetts General Hospital.

Para tu tranquilidad, varios factores pueden afectar tu retención, como el estado de ánimo, el nivel de estrés, las relaciones emocionales de la información o su importancia para ti, o cuán compleja es la información. Estos son los tipos de olvido más frecuentes:

  • Olvidos relacionados con la atención - Tu estilo de vida agitado te hace difícil concentrarte y muy fácil distraerte. La información que no se procesa ni se almacena correctamente desde que se recibe, es difícil de recordar o se recuerda incompleta. Otros factores que alteran tu atención e interfieren con tu memoria son la rutina constante (te puede producir despistes e inatención), las multitareas y que te interrumpan algo que haces automáticamente. Este tipo de olvidos se resuelve eliminando las distracciones, reduciendo las multitareas y enfocando la atención en la información que necesitas retener. No asumas que puedes recordar algo sin hacer un esfuerzo deliberado de recordarlo.
  • Olvidos relacionados con el tiempo - El tiempo afecta la retención y la calidad de ambas memorias de corto y de largo plazo. Olvidar algo que guardaste poco tiempo y no has vuelto a recordar es parte del proceso natural de eliminar información almacenada que no necesitamos. Cuando no quieras olvidar algo, trae a tu memoria la información, de vez en cuando.
  • Olvidos de futuras acciones - Es olvidar llevar a cabo una acción planificada como ir a una cita o tomar un medicamento. Las notas y los calendarios te ayudan a evitar este tipo de olvido.
  • Olvidos temporales - Se refiere a olvidar información familiar como palabras, nombres, títulos de libros, de películas o de canciones. Lo que te molesta es que después te acuerdas cuando no lo necesitas. Esto ocurre cuando las conexiones entre objetos o personas y sus nombres se debilitan por falta de uso. Te ayudaría repetir los nombres para fijarlos en tu mente.
  • Memorias inexactas -A veces no olvidamos por completo, pero no recordamos con exactitud porque los hechos de tiempo, gente, lugares o eventos se han distorsionado o están confusos en la memoria. Se debe a que memorias más recientes pueden interferir con memorias originales, o los prejuicios personales, las creencias o las reacciones emocionales pueden darle a las memorias unos matices diferentes. Se dice que a veces recordamos lo que "queremos" y como lo "queremos" recordar. Pueden ser mecanismos de defensa para protegernos. ¿Será por eso que cada quien cuenta distinta la misma historia?
EN VIDEO:

ADEMÁS:

Despeja tu mente y ponte creativa
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen