ATLANTA (AP) — Estados Unidos rindió honores el lunes a la labor del líder defensor de los derechos civiles Martin Luther King, el mismo día que celebró la toma de protesta para un segundo mandato del primer presidente de raza negra.

Una coincidencia del calendario hizo que el juramento del presidente Barack Obama en Washington se realizara el día que se conmemora al líder asesinado.

En el monumento a Martin Luther King el lunes por la mañana, el público se retrató frente a la estatua antes de dirigirse al complejo de monumento de Washington conocido como National Mall.

Mientras tanto en Atlanta, el Centro King organizó su ceremonia anual en la que participó el reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional del Liderazgo Cristiano Hispano. Fue la primera vez que un hispano actuó como el orador principal del evento.

Bernice King, la hija menor de King, habló igualmente a los congregados y resaltó el legado de su padre de paz y no violencia, describiendo como calmó a un grupo enfurecido y armado cuando su casa en Alabama fue atacada con bombas incendiarias.

Su padre se paró en el porche y pidió a los congregados que lucharan, no con armas, sino con el amor cristiano, un acto que su hija llamó "una de las experiencias más valientes de control de armas vista en la historia de nuestra nación".

VIDEO RELACIONADO: