Una joven dreamer y conocida activista cuya madre y hermano fueron detenidos durante varias horas la semana pasada por agentes de inmigración ha sido contratada por la congresista Kyrsten Sinema, demócrata por Arizona.


Erika Andiola, quien trabaja desde hace años a favor de los derechos de los inmigrantes, es la nueva directora de relaciones con la comunidad de la congresista, anunció el miércoles el grupo Dream Action Coalition.


Justin Unga, portavoz de la congresista, confirmó a la Associated Press la noticia y dijo que el miércoles fue el primer día de Andiola en su nuevo puesto.


La joven nacida en México se ha convertido en una de las líderes del movimiento dreamer, tal y como se conocen a los jóvenes inmigrantes que fueron traídos ilegalmente por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños.


Andiola fue el foco de atención de los medios de comunicación la semana pasada cuando su madre y su hermano fueron arrestados en su casa de Arizona por agentes de los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas. Tanto la madre, María Arreola, como el hermano, Heriberto Andiola, son inmigrantes sin papeles mientras que Erika Andiola recibió recientemente un permiso de trabajo gracias al programa del gobierno de ayuda a dreamers, conocido en inglés como Deferred Action.


El congresista Luis Gutiérrez, también demócrata, contrató recientemente a José Quintero, otro dreamer, para que dirigiera su oficina de relaciones comunitarias con jóvenes que solicitan la ayuda del programa. Bajo la medida, anunciada el verano del 2012, jóvenes que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos por sus padres cuando eran pequeños pueden ver suspendida su deportación y recibir un permiso de trabajo si cumplen con una serie de requisitos.


Andiola no respondió un mensaje de Associated Press para hablar sobre su nuevo puesto. Portavoces de los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas dijeron la semana pasada a Associated Press que la prominencia de Andiola en la comunidad inmigrante no tuvo nada que ver con el arresto de su madre y su hermano. Estos se debieron a un previo arresto de Arreola, dijeron los portavoces de la agencia migratoria.

Loading Slideshow...
  • La Acción Diferida es una determinación discrecional que aplaza la deportación de un individuo, no confiere un estatus legal al individuo. es por un período de dos años, sujeto a renovación y podrán también ser elegibles para la autorización de empleo.

  • Bajo los reglamentos en vigor, el individuo que recibe Acción Diferida es elegible a recibir autorización de empleo mientras la misma está vigente y pueda demostrar que existe "una necesidad económica para el empleo".

  • El programa de Acción Diferida está abierto a todo individuo que pueda demostrar que cumple con los criterios de consideración establecidos, incluyendo tanto aquellos que nunca han enfrentado procedimientos de deportación como aquellos que sí están en procedimientos de deportación, o tienen una orden final o una orden de salida voluntaria (siempre que no estén en detención por cargos de inmigración).

  • La Acción Diferida es una discreción procesal que no confiere un estatus de residente permanente legal ni es un vehículo hacia la ciudadanía.

  • El 15 de junio del 2012, el Presidente Barack Obama anunció que el Departamento de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés) no deportaría a ciertos jóvenes indocumentados elegibles bajo el DREAM Act.

  • El pago por el procedimiento es de 465 dólares, que incluye una cuota de 380 para la solicitud de autorización de empleo y una cuota de 85 para las huellas digitales.

  • El programa de Acción Diferida beneficia a entre 800 mil y 1.4 millones de jóvenes indocumentados que ingresaron al país antes de cumplir los 16 años de edad.

  • Merary Hernandez de 17 años de edad y que fue traída desde Honduras cuando era una niña podría calificar para el programa de Acción Diferida

  • Erika Andiola es una de las activistas que brindan información y orientación sobre el programa de Acción Diferida que entra en vigor este 15 de agosto.

  • Myrna Orozco de 22 años de edad, originaria de México y quien vive en EE.UU. desde que era una niña llora de emoción tras el anuncio del programa de Acción Diferida.