la-opinion

La Casa Blanca está negociando con un grupo de Senadores la presentación de un proyecto de ley de reforma migratoria integral que planteará la legalización de millones de inmigrantes indocumentados, la ampliación de varias categorías de visas para facilitar la inmigración legal y algún tipo de programa de trabajadores temporales más efectivo que los que actualmente existen, entre otras.

Así lo reportó este domingo el periódico New York Times citando fuentes anónimas del senado y la Casa Blanca. El Presidente Obama también dijo en su mensaje radial semanal del sábado que el país debe "emprender con urgencia la difícil misión" de reformar el sistema migratorio. Además, según el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney lo dijo hace unos días, el presidente hablará del tema en su próximo discurso del "Estado de la Unión".

Todo indica que la Casa Blanca quiere ver un proyecto "comprehensivo" o integral y no por pedazos como algunos habían indicado sería más práctico. Entre ellos, el senador Marco Rubio, republicano de Florida, había dicho en entrevistas que sería más fácil atacar el tema en forma progresiva y no un proyecto que toque la reforma en general.

Grupos cabilderos en Washington vieron esto como una buena señal de que pronto habrá una movida concreta sobre el tema, que se había quedado aparentemente rezagado ante otros asuntos que han tomado prioridad en las noticias.

"Creo que lo que pasa es que las conversaciones empezaron luego de la elección y han continuado. Pero debido a lo de Newtown y lo del precipicio fiscal y la prominencia que esto tuvo en las noticias, se interpretó como que inmigración había pasado a un tercer plano", dijo en una entrevista este domingo Clarissa Martínez de Castro, directora de inmigración y campañas nacionales del Concilio Nacional de la Raza (NCLR).

Martínez agregó que lo delineado por la filtración noticiosa de la Casa Blanca demuestra que "las conversaciones han continuado y que la Casa Blanca está moviéndose en esa dirección, aunque aún no está claro si se limitarán a delinear principios o saldrán con una propuesta directa por medio de algún senador".

La propuesta de la Casa Blanca también probablemente incluirá algún tipo de reconocimiento de quienes consideran que las leyes de inmigración aún no se aplican con fuerza ni se protegen las fronteras, aunque la administración Obama ha deportado a números records de inmigrantes y el gobierno federal hoy día gasta más en ICE y otras agencias que aplican la ley migratoria que en todas las otras agencias de la ley federal combinadas, como reveló un reciente reporte de MPI.

El enfoque elegido aparentemente es el sistema de verificación de trabajadores o E Verify, que ya se está aplicando en forma voluntaria en la mayor parte del país, aunque del lado republicano hay presión para que se haga mandatorio.

Las más recientes informaciones revelan que el senador de Florida Marco Rubio ahora está formando parte activa de dichas negociaciones en el senado, cuyo objetivo es establecer grupos de trabajo bipartidarios sobre el particular. Según fuentes de la capital del país y lo publicado en diversos medios, en el senado el grupo está integrado por los republicanos John McCain de Arizona, Lindsay Graham de Carolina del Sur y Marco Rubio de Florida. Otros republicanos que participaron en algunas conversaciones fueron Jeff Flake de Arizona y Mike Lee de Utah, pero probablemente dejen el liderazgo a Rubio, dijeron fuentes. Del lado demócrata los senadores son Charles Shummer de Nueva York, Dick Durbin de Illinois y Robert Menendez de New Jersey.

En la Cámara también hay conversaciones, pero se espera que la movida primero ocurra en el senado. Se habla de la posibilidad de una audiencia en febrero que permita a legisladores discutir el tema y presentar puntos de vista antes de la presentación de proyectos de ley en Marzo, dijeron fuentes.

la-opinion

Loading Slideshow...
  • Inmigrantes indocumentados de origen guatemaltecos son revisados antes de abordar un vuelo a Guatemala desde el aeropuerto de Mesa, Arizona en junio del 2011.

  • Migrantes hondureños deportados de Estados Unidos caminan en una pista de aterrizaje del aeropuerto Toncontín en Tegucigalpa en diciembre de 2011.

  • Varios inmigrantes guatemaltecos deportados desde diferentes partes de los EE.UU. esperan su turno para subir a un autobús y viajar a su ciudad natal en los diferentes departamentos de Guatemala.

  • La inmigrante mexicana, Jeanette Vizguerra después de una reunión en el consulado mexicano en su lucha contra las audiencias de deportación en Denver, Colorado.

  • Inmigrantes indocumentados de El Salvador esperan a ser deportados por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), en un vuelo con destino a San Salvador en diciembre de 2010 en Mesa, Arizona.

  • Un inmigrante indocumentado en proceso de deportación, esposado y con grilletes, es trasladado al aeropuerto de Broadview, Illinois.

  • Inmigrantes ilegales de origen guatemaltecos ocultan sus rostros a su llegada a Guatemala luego de haber sido deportados desde EE.UU.

  • Inmigrantes indocumentados de Ecuador hacen fila para abordar un vuelo de deportación.

  • La mexicana Elvira Arellano pasó un año en una iglesia de Chicago para evitar ser separada de su hijo nacido en Estados Unidos.