TOKIO (AP) — El Ministerio de Transporte de Japón anunció el miércoles que todos los aviones Boeing 787 permanecerán en tierra en el país para efectuarles revisiones de seguridad, en el golpe más reciente a la imagen de ese moderno jet de pasajeros.

Uno de los aviones 787 de All Nippon Airways efectuó el miércoles un aterrizaje de emergencia en el oeste de Japón tras de que la cabina de mando avisara de problemas en las baterías.

El problema fue el más reciente que se presenta en este tipo de aviones tras el incendio en el conjunto de baterías y fugas de combustible ocurridos en otras aeronaves.. Nadie resultó con lesiones graves.

El ministerio dijo el miércoles que recibió avisos de la ANA, que opera 17 de los jets, y Japan Airlines, que tiene siete, de que todos sus aviones 787 permanecerán en tierra.

La decisión fue voluntaria por parte de las aerolíneas. Sin embargo, el ministerio dijo que ha descrito el problema del miércoles como un "incidente grave" que podría haber propiciado un accidente.

Todavía se revisan los detalles del problema del miércoles, dijo el vocero de ANA, Takuya Taniguchi. El avión cumplía un vuelo de Ube, en el oeste de Japón, a Tokio antes de aterrizar en el aeropuerto de la ciudad de Takamatsu.

La televisora NTV informó que los pasajeros debieron usar toboganes de emergencia para abandonar el avión. El aeropuerto fue cerrado temporalmente.

Varios aviones 787 de ANA han tenido varios problemas en las últimas dos semanas, si bien no se han reportado lesionados.

El gobierno de Estados Unidos realiza una investigación para encontrar las causas de un incendio, un derrame de combustible y otros incidentes preocupantes con otros aviones Boeing 787, el avión más nuevo y de más avance tecnológico. El gobierno norteamericano ha asegurado a los usuarios que la aeronave es segura de volar.

VE CÓMO LOS PASAJEROS DEBEN EVACUAR EL AVIÓN