El gobernador de Nueva York declaró una emergencia de salud pública en el estado el sábado, ante la severa temporada de gripe, y funcionarios de todo el país lidiaban con la peor epidemia de esta enfermedad en años.


Durante la última semana, se registraron brotes amplios de gripe en 47 estados. La cifra, reportada la víspera por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), fue superior a la de 41 reportada una semana antes. Los únicos estados sin casos considerables de gripe eran California, Misisipí y Hawai.


En Nueva York, la emergencia declarada por el gobernador Andrew M. Cuomo suspende por un mes una ley estatal que limita la autoridad para que los farmacéuticos suministren vacunas sólo a mayores de 18 años. La edad mínima a la que podrá inmunizarse ahora a las personas es de 6 meses.


La orden de Cuomo surge luego que se han reportado casi 20.000 casos de influenza en el estado durante esta temporada. El número supera por más de cuatro veces el de 4.400 resultados positivos de laboratorio registrados en toda la temporada anterior.


Pese a que la enfermedad golpea a 47 de 50 estados, surgió el viernes una buena notica, pues declina el número de zonas más afectadas.


La temporada de gripe en Estados Unidos comenzó un mes antes, en diciembre, con una cepa de virus que provoca síntomas más severos en la gente. Ello generó temores de que los brotes fueran muy intensos, un año después de una de las temporadas más benignas en la historia reciente.


Los números más recientes muestran que la gripe rebasó el umbral "epidémico" la semana pasada. La información se basa en las cifras de muerte por neumonía e influenza en 122 ciudades de Estados Unidos. Sin embargo, no es del todo inusual, pues el nivel epidémico varía en distintas épocas del año y se superó antes durante esta temporada, en octubre y noviembre.


Además, existen indicios de que la temporada quizás alcanzó su pico en algunos lugares, como en el sur. Sin embargo, las autoridades ahí y en otras partes se preparan para un aumento en el número de enfermos.


Pese a que la gripe llegó antes, las autoridades de salud consideran que no es tarde para recibir la vacuna, considerada una protección adecuada —aunque no infalible— contra la adquisición de las variantes más severas del padecimiento.


El número de estados más afectados —donde más gente ha sido atendida por síntomas de gripe— decreció de 29 a 24. Han quedado fuera de esa lista Florida, Arkansas y Carolina del Sur. El sur del país fue la primera zona afectada por la temporada de gripe.


Los reportes recientes de la enfermedad abarcan las últimas semanas del año, cuando algunos consultorios médicos estuvieron cerrados por las festividades. Así, probablemente pasarán dos semanas más antes de que se tenga un panorama más claro de la epidemia, dijeron los funcionarios de los CDC.


"Sólo el tiempo dirá si esta temporada de gripe será moderada o severa", dijo el director de los CDC, Thomas Frieden, el viernes, en una conferencia telefónica con la prensa.


El gobierno no actualiza con cada caso su estadística de muertes por gripe, pero estima que ésta mata a unas 24.000 personas en un año normal. En la nación, han fallecido 20 niños por la gripe en esta temporada.


Casi 130 millones de dosis de la vacuna se distribuyeron este año, y al menos 112 millones se han aplicado. Hay todavía vacunas disponibles, pero la existencia podría ser limitada en algunos lugares, dijeron las autoridades.

Loading Slideshow...
  • Fortalece, no enflaquece

    El doctor Mehmet Oz está convencido que la debilidad es la que más nos afecta a la hora de combatir una enfermedad o lesiones. Los cuerpos no se pueden recuperar con la misma efectividad cuando no están fortalecidos, por lo que Dr. Oz recomienda un plan de ejercicio que incluya fortalecimiento, ejercicio cardiovascular y entrenamiento de flexibilidad.

  • No comas alimentos blancos

    La manera más fácil de perder peso y mejorar la salud es evitar lo blanco. La mayoría de los alimentos blancos (pan, arroz, pasta, azúcar, harina) están principalmente compuestos de carbohidratos refinados y calorías "vacías"; el cortarlos de la dieta es una de las maneras más fáciles de perder peso y mejorar la salud. Las excepciones son las claras de huevos, coliflor y pescado. Esos son los alimentos blancos que debes consumir siempre.

  • Mucho brócoli

    El brócoli o brécol está repleto de nutrientes muy importantes. "El brécol es una de las mejores opciones de vegetales porque limpia el hígado y combate el cáncer", opina Dr. Oz. Para aprovechar al máximo los beneficios, el doctor sugiere limpiar y cortar vegetales crucíferos como brécol cinco o 10 minutos antes de cocinar, y luego cocinarlos al vapor o al microondas, en lugar de hervirlos, para ayudar a mantener los componentes que batallan el cáncer.

  • Recibe vitamina D a diario

    "Nuevas investigaciones han establecido que la vitamina D puede jugar un rol en la pérdida de peso al controlar el apetito y ayudar a las células de grasa ser metabólicamente más activas", dice el Dr. Oz. La vitamina D también ayuda al cuerpo en la absorción del calcio, promueve la inmunidad, reduce la inflamación y puede protegerte de varias formas de cáncer. Cerca del 75 por ciento de los norteamericanos tienen deficiencia de la vitamina D. La dosis diaria debe ser 400 UI, pero algunas personas podrían necesitar más, procura consultar con tu doctor. Buenas fuentes de vitamina D son salmón, atún y caballa. El doctor Oz también dice que el aceite de hígado de pescado, queso y las yemas de huevos también proveen pequeñas cantidades de la vitamina. La vitamina D también se encuentra en los rayos solares.

  • Toma más agua

    El tomar agua es muy importante para mantenerse saludable, con energía y perder peso. Para determinar cuánta agua debes tomar, el Dr. Oz recomienda dividir tu peso (en libras) por dos y procura beber esa cantidad de onzas de agua al día.

  • Cambia los suplementos por té verde

    El tomar té verde natural es una manera excelente para perder peso y mejorar la salud. No sólo aumenta el metabolismo, pero también contiene una alta concentración de antioxidantes catequina, que protege contra cardiopatías y algunos cánceres.

  • Enfócate en los nutrientes, no las calorías

    La cantidad de calorías que consumes es importante, pero la calidad de alimentos suele ignorarse. "El perder peso no sólo se trata de cortar calorías. Tu cerebro busca nutrientes, no calorías, y tu cerebro te motivará a comer hasta que esté satisfecho", dice Dr. Oz, citando un estudio publicado por <em>New England Journal of Medicine</em> que encontró que alimentos específicos influyen el aumento de peso. El estudio determinó que los alimentos que ayudan a perder peso son yogur, nueces, granos integrales, frutas y vegetales. Algunos de estos pueden contener calorías altas, pero son nutritivos y necesarios para el buen funcionamiento y la salud.

  • Retrasa el postre

    No se trata de eliminar el postre por completo, sólo trata de no hacerlo inmediatamente después de la comida. "Evita los dulces directamente después de la comida porque el azúcar trastoca la absorción de nutrientes", observa Dr. Oz. El mejor momento para un antojito dulce es dos horas después de la comida. Y el doctor recomienda que consumas chocolate oscuro. "Los flavonoides que se encuentran en el cacao mejora la circulación y aumentan el flujo de sangre al cerebro, lo que te ayuda a ver claramente".

  • Haz el desayuno obligatorio

    Lo has escuchado antes: el desayuno es la comida más importante del día. "El saltar la primera comida del día puede aumentar tu riesgo a obesidad cuatro veces", explica Dr. Oz. "Si no comes cuando te despiertas, tu cuerpo disminuye su metabolismo para compensar por el hambre. Entonces, cuando más tarde le ofreces comida, tu cuerpo está hambriento y lo quiere todo – lo que es desastroso con un metabolismo aletargado". El Dr. Oz enfatiza la importancia de desayunar aunque sea algo ligero como una tortilla de claras de huevos o avena.

  • Duerme más

    El privar tu cuerpo de sueño puede acelerar el proceso de envejecimiento y disuadir los esfuerzos de perder peso. "El cerebro quiere carbohidratos cuando estás cansada y de esa manera puedes afectar tu determinación". Trata de dormir siete horas como mínimo para restaurar y proteger las funciones vitales de tus órgano <em>- Por Yined Ramírez-Hendrix</em>