Unos 20 niños han muerto hasta la fecha del brote de influenza en Estados Unidos, que afecta a 47 estados del país, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Hasta este viernes, el CDC no había emitido cifras de las fatalidades entre los adultos, pero informó que alrededor de 24,000 personas mueren a causa de la gripe gripe A (H1N1) cada año en territorio estadounidense.

24 estados están reportados con cantidades altas de enfermos y 16 con números moderadas. Cinco estados con baja actividad de contagio entre los que figuran Nebraska, Nevada, South Dakota, Idaho y Alaska y otros cinco estados con cifras mínimas como California, Kentucky, Maine, Connecticut y Montana. El brote inició en el sur del país.

Las autoridades sanitarias están recomendado las vacunas contra la influenza a todos los niños mayores de seis meses y a extremar los cuidados con bebés hasta los cinco meses y con ancianos mayores de 65 años.

Alrededor de 130.000.000 vacunas de influenza son distribuidas cada año en Estados Unidos y al menos 112.000.000 son usadas, de acuerdo con la información del CDC.

Desde el 1 de octubre, 3,710 casos han sido hospitalizadas a causa de la influenza y de acuerdo con nuevos reportes del CDC, la proporción de personas que han recibido asistencia médica por este contagio desde el pasado 30 de diciembre hasta el 5 de enero es de un 4.3 por ciento, cifra mayor a lo que esperaban las autoridades sanitarias y en comparación con el año anterior.

El CDC estima que sólo el 37% de la población se vacuna anualmente. Entre los médicos y las enfermeras, el nivel de vacunación es del 90%.


Loading Slideshow...
  • Llama al pediatra cuando...

    <strong>Por <em>Patty Onderko</em> de <a href="http://www.parenting.com/">Parenting.com</a></strong> 1. Cuando una fiebre no ha bajado una hora después de haberle dado a tu niño el medicamento para aliviar el dolor, como el <em>ibuprofeno</em>. O también cuando la temperatura baja con el medicamento, pero se mantiene durante algunos días o va y viene al día siguiente e incluso después.

  • 2. Llama al pediatra cuando el dolor abdominal, especialmente si es en el lado derecho, lo que podría ser un síntoma de apéndice inflamado.

  • 3. Hinchazón en el miembro lastimado (brazo, pierna, codo etc.) después de una caída y que a tu niño le siga doliendo y se queje al día siguiente.

  • 4. Que durante dos días tenga fiebre y baje su nivel normal de alimentación sin motivo aparente o que orine menos, (o ambos al mismo tiempo).

  • 5. Cualquier dificultad al pasar la comida. Tu niño podría tener algo atorado en la garganta o estar teniendo una reacción alérgica.

  • 6. Dolor de cabeza acompañado por fiebre o vómito.

  • 7. Cualquier tipo de irritación o problema en la piel que te haga pensar: "caray y... ¿esto qué es?"

  • 8. Cuando algo simplemente no anda bien. Confía en tu instinto y llama. El Dr. Emery dice: "¡Yo lo haría!"