Varios estados han legalizado la marihuana y aunque estés determinada a no probarla, es importante que te enteres de ciertos aspectos de esta droga.

  • Un poquín de marihuana podría hacerte más delgada

Las estadísticas de salud de la marihuana son un poco locas. A pesar de su fama de causar antojos, los que fuman marihuana son menos propensos a la obesidad que aquellos que no fuman, resalta un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology. Y una cantidad moderada del consumo de la droga no afectó la función pulmonar, encontró un estudio en The Journal of the American Medical Association. ¿Cómo es posible? La teoría de los investigadores es que las inhalaciones profundas podrían ejercitar los pulmones en maneras que puedan revertir el daño (aunque los científicos advierten que podría haber otros riesgos involucrados). Un estudio diferente reveló que los fumadores extremos pueden aumentar su riesgo a cáncer pulmonar.

  • Es poco probable que te haga adicta

Expertos consideran la marihuana psicológicamente adictiva y no forma dependencia fisiológica, lo que significa que puedes desear la sensación divertida, pero tu cuerpo no sufrirá de la manera que lo hace al dejar una droga como heroína y hasta tabaco y alcohol. Y, de acuerdo al Instituto Nacional del Abuso de Drogas, sólo el 9 por ciento de las personas que fuman marihuana se harán dependientes. Estudios demuestran que los más propensos a ser adictos son personas neuróticas y ansiosas que también podrían sufrir de una mutación genética. Y eso de que la marihuana es una droga "portal" a otras más fuertes, sólo resulta cierto a los fumadores adolescentes, quienes están más dispuestos a probar otras drogas ilícitas. Pero esa tendencia desaparece a los 21 años porque "no importa si fumaste yerba en la escuela secundaria: No eres más propenso a utilizar sustancias ilegales", dijo Karen T. Van Gundy, una socióloga de la Universidad de New Hampshire.

  • No te quemará el cerebro

Los estereotipos de los fumadores de marihuana con el cerebro quemado no son ciertos. Cualquier efecto en tu memoria se disipará a pocas horas (o semanas para los fumadores en exceso), de acuerdo a las investigaciones de la Universidad Central de la Florida.

La conclusión: Una fumadita aquí y allá no es tan mala. Pero nunca fumes y manejes (el tiempo de reacción se hace más lento) y tampoco exageres – no quieres aumentar tu riesgo a cáncer. Por supuesto, revisa las leyes de tu estado antes de agarrar el cigarrito.

Relacionado en HuffPost:

Loading Slideshow...
  • Yerba en disputa

    Una mujer saca una maceta de una casa de Rialto donde se efectuó una redada.

  • Yerba en disputa

    Un grupo de personas protestan enfrente de One Police Plaza en Nueva York. Quieren que se legalice la marihuana.

  • Yerba en disputa

    Vista de Los Algodones, en Culiacán, Mexico, campo que fue incinerado por el ejército de ese país.

  • Yerba en disputa

    Defensores del uso de la marihuana quieren que se autorice portar cantidades pequeñas.

  • Yerba en disputa

    Paquetes de marihuana decomisada en la ciudad de Panamá.

  • Yerba en disputa

    Un agente colombiano acomoda los paquetes de marihuana decomisados en una operación.

  • Yerba en disputa

    Manifestantes en Nueva York abogan por que se despenalice traer marihuana en cantidades pequeñas.

  • Yerba en disputa

    Un soldado mexicano arranca marihuana en la comunidad Los Algodones en Culiacan, Mexico, en enero pasado.