Huffpost Voces

Niño hispano, que había sido secuestrado de bebé, se reúne con familia biológica

Publicado: Actualizado:
MIGUEL MORIN
Fernando Morin es el padre del niño secuestrado cuando era bebé. | AP

Un niño que fue arrebatado de su vivienda en Houston cuando tenía ocho meses de edad y fue llevado durante ocho años de casa en casa por todo Texas hasta que fue hallado dejará de vivir en la casa de una familia sustituta y se reunirá con sus hermanos, falló un juez el miércoles.

El juez federal Mike Schneider dispuso que Miguel Morín, de ocho años, vaya a vivir con la pareja de Juanita y Joseph Aguillard, que ya cría a los cuatro hermanos del menor que estuvo secuestrado.

Miguel vivía con una familia sustituta desde que las autoridades lo hallaron en marzo en la vivienda de la hermana de la mujer que le cuidaba cuando era bebé. Las autoridades dijeron que mientras estuvo secuestrado, Miguel vivió en el este y centro de Texas.

La ex cuidadora de Miguel, Krystle Tanner y la madre de ella, Gloria Walker, fueron acusadas de secuestro y perjudicar a un niño por su desaparición en 2004. Las mujeres se declararon inocentes y fueron encarceladas en San Augustine, unos 200 kilómetros al noreste de Houston.

Estella Olguín, portavoz de los Servicios de Protección de Niños en Houston, dijo que los padres de Miguel, Auboni Champion-Morin y Fernando Morín, así como la familia Aguillard tendrán la patria potestad compartida, "a fin de que Miguel pueda tener relación con sus padres y viva con sus hermanos".

Es probable que el niño se reúna con sus hermanos el viernes, después que se completen los documentos correspondientes, dijo Olguín. Las autoridades y los padres del niño se abstuvieron de decir por qué los Aguillard, amigos de la familia, tienen la patria potestad de los cuatro hijos de la pareja, alegando que se trataba de un asunto privado.

Las autoridades dijeron que Tanner se robó a Miguel de su casa cuando era bebé y que, con la complicidad de su madre, ocultaron la identidad del niño durante años. Las mujeres se mudaron de casa en casa para evitar ser detectadas. Después del arresto de Tanner en marzo por el secuestro, su hermana llamó para avisar que Miguel estaba en su casa en Houston.

Olguín dijo que Miguel nunca fue a la escuela y que no sabía leer ni escribir cuando fue encontrado por las autoridades. Ahora se ha puesto al día con otros estudiantes del segundo año y le va muy bien en la escuela.

Miguel fue informado sobre la verdadera identidad de sus padres y sus hermanos y actualmente recibe terapia conjunta con sus padres. También ha visitado a sus hermanos que viven en la casa de la familia Aguillard y estuvo con ellos durante las fiestas navideñas, dijo Joseph Aguillard.

Escuela para adultos
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen