impremedialogo

Con 65 votos a favor y 46 en contra la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley para otorgar licencias temporales de manejo a los indocumentados, según confirmó a La Raza la vocera de la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), grupo que ha cabildeado intensamente por la medida. Mientras, hay opiniones divididas de si este documento beneficiará o no a los interesados en adquirirla.

La propuesta de ley que permitiría a los inmigrantes sin seguro social solicitar permisos temporales de conducir en el estado fue aprobada por el Senado de Illinois en diciembre pasado.

Ayer el Comité de Transportes de la Cámara de Representantes aprobó la iniciativa de ley SB 957 con 6 votos a favor y 3 votos en contra. Hoy el proyecto fue analizado por la Cámara de Representantes, y ahora la ley pasará a la mesa del Gobernador de Illinois, Pat Quinn, quien ha declarado que la firmará.

Estos certificados tendrían un color diferente de las licencias regulares, serían válidos por tres años y no se podrían usar como identificación para abordar un avión, comprar un arma o votar. Se calcula que la medida beneficiaría a unos 250 mil indocumentados en Illinois.

Arturo González, organizador comunitario de Interfaith Leadership Project, con sede en Cicero, dijo a La Raza que de hacerse efectiva la medida, muchos inmigrantes por fin podrán estar tranquilos, libres de miedos e intimidaciones.

González destacó que en la agencia donde trabaja han recibido más de 60 testimonios de detenciones de tráfico por supuesto perfil racial que ha han dejado claro que el obtener este documento pondría un alto a los abusos por parte de la policía.

"Esta es una decisión que cambiaría mucho la realidad de quienes estamos viviendo, trabajando y estudiando en Berwyn. Esto nos protegería del abuso, de que paren a personas que conducen un vehículo por cualquier razón y más si son personas latinas. Ya se podrá comprar seguro y librarnos de los 500 dólares de multa por manejar sin licencia", indicó González.
Eric Rodríguez, director de la Unión Latina de Chicago, considera el proyecto de ley como una medida acertada.

"Para nosotros esto es un pasito hacia adelante para las personas indocumentadas en Illinois. Muchas de las trabajadoras del hogar y jornaleros la han visto difícil, ya que muchos de ellos manejan largas rutas para llegar a su centro de trabajo. Para los jornaleros ha sido una barrera muy grande, muchos han dejado trabajos en varias partes de la ciudad y suburbios por no contar con una licencia de manejo", dijo.

Para Cristóbal Cavazos, coordinador del Grupo Solidaridad Migrante de DuPage, "se trata de un alivio para todas las paradas en las calles, todas las multas que estamos pagando cada semana en DuPage".

"Se trata de miles de dólares que la gente está pagando injustamente por no tener licencia y además del perfil racial. Pero como sabemos, no da una satisfacción total, hasta que surja una legalización", agregó.

CON CAUTELA ANTE PROPUESTA

Pero el activista comunitario del norte de Chicago, Esteban Burgoa, ve esta iniciativa con optimismo pero con cautela. "Primero es buena porque va acabar con los abusos que había de parte de la policía sobre los inmigrantes. La licencia va poder promover seguridad en las carreteras porque van a poder tener identificación para poder comprar seguro. Creo que todo eso va a crear trabajos y va generar ingresos para el Condado", dijo.

"La única cosa que me preocupa a mí es que si le dan licencia con diferente color y si les para alguien en la carretera, si los llega a parar inmigración y ven que la licencia es diferente, la persona se estará identificando como inmigrante ante inmigración y los pueden arrestar; es una cosa que me preocupa", explicó.

"Otro aspecto a considerar es si de esta forma están tratando de identificar quién es un inmigrante en Estados Unidos por medio del color del documento. Sería mejor si fueran documentos permanentes, no temporales", destacó Burgoa.
Otros se oponen definitivamente a las licencias temporales.

El activista comunitario Jesús Vargas opinó que "estos permisos para manejar no van a ser válidos para identificarse. Entonces tenemos una discrepancia porque la persona que porte este documento va a ser más rápido identificado como indocumentado, entonces podemos tener más problemas con la policía".

"Y así como están las leyes de inmigración, con tantos deportados, pues podemos tener más problemas con el departamento de inmigración que no van a respetar ese documento como documento válido para estar aquí", dijo.

En tanto, Julie Contreras, presidenta de la sede de LULAC en Waukegan contó que "participo nacionalmente rescatando personas día tras día, escuchando llamadas de gente que fueron detenidas, así que para mí esos permisos o licencias temporales son una seguridad falsa para la gente indocumentada en esta nación".

"Posiblemente les va ayudar a evitar multas y penalidades en lo que respecta a las leyes de tránsito; pero ese permiso temporal no va a cambiar la realidad de las leyes federales. Necesitamos una legalización para todos".

Loading Slideshow...
  • Rumbo a la corte federal

    Jeanette Vizguerra (izq.), su esposo Salvador y sus hijos Luna, de 7 años, y Roberto, de 5, se dirigen a una audiencia en la corte federal en Denver, Colorado, para saber si deportarán a Vizquerra.

  • De regreso a México

    Norma Ramírez, (derecha) es abrazada por su madre Guillermina Clemente en el aeropuerto de Acapulco, México. Ramírez, indocumentada, fue deportada de North Carolina a pesar de que tenía cáncer terminal.

  • Detenida en Philadelphia

    Jessica Hyejin Lee, sentada, habla con la policía de Philadelphia antes de ser arrestada por protestar por la detención de un joven indocumentado.

  • Protesta en Love Park

    Marcha en apoyo a un joven indocumentado en Love Park, en Philadelphia.

  • Sin miedo a la verdad

    Pastor Elías García, quien llegó a Estados Unidos de Chiapas, México, hace una década y no tiene temor a decir que es indocumentado. Vive en Arizona.

  • Indocumentados capturados

    Agentes de inmigración capturan a inmigrantes indocumentados en Phoenix.

  • Indocumentada

    María Romero, quien es indocumentada, sostiene a su hija Crista de 8 meses durante un servicio religioso en Phoenix.

  • Frente a la deportación

    Jeanette Vizguerra empaca sus pertenencias mientras su hija Luna la observa. Vizquerra enfrenta orden de deportación.

  • Soñadora

    Ola Kaso, inmigrante indocumentada de Albania, testifica ante el Senado estadounidense para abogar por una ley que daría estatus legal a los estudiantes sin documentos.

  • Rumbo a Guatemala

    Fidel Rodríguez mira por la ventana de un avión que lo llevará de regreso a Guatemala. Fue deportado de Meza, Arizona.

  • Inmigrantes repatriados a Guatemala

    Varios inmigrantes indocumentados son cateados en Arizona antes de abordar un vuelo que los llevará de regreso a su país, Guatemala.

impremedialogo