En 2012 la inversión en acciones fue una de las mejores alternativas justo en un año lleno de incertidumbres y desafíos económicos en todo el mundo. En 2013 se espera que la economía de Estados Unidos continúe su recuperación y esto podría ser un buen escenario para la inversión en acciones.

Pero avance con precaución porque el mercado de acciones estará muy volátil en 2013, es decir, de alto riesgo.

Según un informe de Morningstar.com, firma de análisis de fondos de inversión con sede en Chicago, el 2013 será un año positivo para las acciones porque gracias a la recuperación económica, las empresas podrían dar una sorpresa en materia de crecimiento de ingresos.

Según Morningstar.com, la inversión en acciones tuvo un año sobresaliente en 2012. El índice S&P 500, que representa las 500 empresas más importantes de Estados Unidos, tuvo un aumento de 15% en 2012, lo cual fue muy bueno especialmente si se considera que fue un año difícil para la economía global.

Aunque el pasado nunca es garantía de lo que ocurra en el futuro los analistas de Morningstar.com perciben algunas señales positivas en 2013 para el mercado de acciones.

Entre esas señales está que se proyecta un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos de al menos 2%, que aunque no es muy alto, sí marca una continuidad en la recuperación económica. Otro factor positivo es la recuperación, que ya empezó, en el golpeado sector inmobiliario.

Pero, según Morningstar.com, el 2013 será un año para que los inversionistas apuesten a ciertos sectores en especial que ofrecen las mayores oportunidades de valorización en los precios de la acciones.

Uno de los sectores de alto atractivo es el de energía porque, según el análisis de Morningstar.com, el valor de las acciones de las empresas de energía está subvalorado y por ello existe un alto potencial para los inversionistas.

Otro sector subvalorado, según el informe, es el de tecnología donde las acciones de grandes empresas como Hewlett-Packard y Apple vuelven a ser oportunidades de inversión en 2013.

Pero no todo será color de rosa. Según el informe de Morningstar.com, el 2013 será otro año de gran volatilidad. En otras palabras, la crisis de Europa y la desaceleración de la economía China, entre otros factores harán que los precios de las acciones fluctúen mucho y la rentabilidad de invertir en acciones puede variar mucho (alta volatilidad).

La volatilidad, o riesgo, se puede administrar. Los inversionistas deben distribuir sus ahorros de manera que no se asuma ningún riesgo con el dinero que se necesita a muy corto plazo. En cambio con el dinero de largo lazo sí se puede y se debe asumir mayor riesgo con el objetivo de elevar la rentabilidad.

VIDEO CON INFORMACIÓN RELACIONADA: