Huffpost Voces

Cancelan ferias de armas en EEUU tras matanza de Connecticut

Publicado: Actualizado:
FERIA DE ARMAS
Cancelan feria de armas | AP

SARATOGA SPRINGS, New York, EE.UU. (AP) — Varias ferias de armas que iban a realizarse en Estados Unidos —incluso una a apenas una hora de camino de Newton, Connecticut, donde un hombre armado mató a 20 niños y 6 maestras en una escuela primaria el 14 de diciembre— han sido canceladas.

Una feria en White Plains, en el estado de Nueva York, que había vuelto a realizarse hace unos cuantos años después de haber sido suspendida a causa de la matanza en la secundaria de Columbine, Colorado, fue cancelada porque los organizadores decidieron que era incorrecto organizarla ahora.

Otra feria, que iba a realizarse en Danbury, Connecticut, situada a 16 kilómetros de Newtown, también fue suspendida y lo mismo sucedió con otras tres ferias en el valle del Hudson, en Nueva York, estado vecino al lugar de la matanza.

Los defensores del uso de armas de fuego no se han retractado de su insistencia sobre el derecho del estadounidense común de adquirir y portar armas, pero el alto nivel de sensibilidad y el nerviosismo reinante en las comunidades norteamericanas tras la matanza de Newtown ha provocado más cuidado en la exhibición de cierto tipo de armas en las ferias.

Los organizadores y auspiciadores de esas ferias han preferido cancelar estas exposiciones, que atraen a muchas personas.

Algunas de las armas más populares no estarán presentes en una feria de armas a realizarse el próximo fin de semana en Saratoga Springs, en el estado de Nueva York, después que los organizadores accedieron a prohibir la exhibición y venta de fusiles semiautomáticos AR-15, de estilo militar y cargadores de balas con gran capacidad.

"La mayoría de personas deseaban que esas armas no fueran exhibidas en la ciudad", dijo Chris Mathiesen, comisionado de seguridad pública de Saratoga Springs. "No quieren que sean vendidas en nuestra ciudad y yo estoy de acuerdo. Newtown, Connecticut, no está muy lejos", agregó.

En Houston, Texas, las autoridades del transporte suspendieron temporalmente el uso de carteles electrónicos en las autopistas para señalar la dirección de los lugares donde se realizan ferias de armas, en medio de quejas por la realización de una feria justo al día siguiente de la matanza en la escuela primaria, el 14 de diciembre.

Sin embargo, las autoridades estatales decidieron en contra de la decisión. Los carteles electrónicos por lo general son usados para dirigir el tránsito vial o avisar a los visitantes sobre las salidas a los lugares donde se realizan rodeos, eventos deportivos o ferias de armas.

Thom Lauzon, alcalde de Barre, en el estado de Vermont, desea que se prohíba la venta de las armas semiautomáticas de estilo militar en una feria de armas anual a realizarse en febrero.

Lauzon afirma que respalda la propiedad de armas de manera responsable, pero que hizo el pedido "en su calidad de padre".

Mientras tanto, el jefe de la Policía de Waterbury, Connecticut, a pocos kilómetros de Newtown, ha suspendido los permisos para la realización de ferias de armas, alegando que le preocupa que las armas de fuego vayan de una mano a otra y que terminen siendo usadas en nuevas matanzas.

En White Plains, situado en el suburbano condado de Westchester, en Nueva York, el ejecutivo Rob Astorino había vuelto a realizar la feria de armas en 2010 después de que se evitó durante más de una década tras la matanza en Columbine de 1999, pero destacó que no era correcto realizarla ahora.

Las ferias del valle del Hudson y de Danbury aparecían como canceladas en un cibersitio sobre armas: Big Al's Gun Shows. Un hombre que respondió el número telefónico anunciado allí dijo que las sedes de las exposiciones fueron las que suspendieron las ferias, no los promotores.

El concejo municipal de Saratoga Springs instó el miércoles a los organizadores de una feria de armas a realizarse del 12 al 13 de enero a que no exhiban armas de estilo militar ni cargadores de balas de gran capacidad "del tipo usados en la tragedia de Newtown". Una decena de personas hicieron pedidos con vehemencia durante la reunión.

El organizador de la feria David Petronis, de Coleccionistas Asociados de la Nueva Costa Este, estuvo de acuerdo con el límite. "No me parece que sea justo que seamos quienes paguemos los platos rotos", destacó Petronis. "Pero puedo entender la reacción de la gente", agregó.

Petronis dijo que su grupo es "una feria de armas, buena, limpia y orientada a las familias" que atrae a miles de visitantes y mucho dinero para la ciudad. Dijo enfáticamente que los antecedentes de los compradores en su feria son escudriñados, como obliga la ley del estado de Nueva York.

El hombre armado que perpetró la matanza de la escuela primaria de Sandy Hook en diciembre usó un fusil tipo AR-15 para matar a 20 niños de primer año y a seis maestras. El arma pertenecía a la madre del asesino, pero no se ha esclarecido dónde la compró.

La masacre ha provocado exhortaciones para un control más estricto de las armas semiautomáticas, aunque la Asociación Nacional de Propietarios de Armas (NRA) se ha opuesto categóricamente a esas medidas.

El presidente Barack Obama ha instado al Congreso a que se apresure a votar algunas iniciativas que ha manifestado y que apoyan la mayoría de estadounidenses: la prohibición a la venta de armas semiautomáticas de estilo militar, la prohibición a la venta de cargadores de balas de gran capacidad y la verificación de antecedentes penales de todos los compradores de armas mediante la eliminación de excepciones que protegen a algunos tipos de ventas, como las ferias de armas en estados donde no se escudriña a los compradores.

Los vendedores de armas en todo Estados Unidos han reportado un gran incremento en las ventas de fusiles semiautomáticos tras la matanza de Newton, al intensificarse las recomendaciones de que haya una prohibición federal a las armas semiautomáticas. La posibilidad de que haya más control de armas también ha elevado sustancialmente el número de asistentes a las ferias de armas en varios estados.

Marv Kraus, quien ayudó a organizar una feria de armas durante el fin de semana en Evansville, Wisconsin, dijo que el negocio había mejorado mucho recientemente.

Kraus dijo nunca se dio razón alguna para contemplar la postergación o cancelación del evento en Wisconsin, que se había programado desde el viernes hasta el domingo. Uno de los pocos vendedores de armas semiautomáticas, Scott Kuhl, de Janesville, Wisconsin, reaccionó airadamente cuando se mencionó la posibilidad que suspenda temporalmente la venta de ese tipo de armas a causa de la matanza de Connecticut.

"Cuando se produce un accidente de aviación, ¿deberían suspenderse los vuelos de las aerolíneas por seis meses?", preguntó Kuhl. "Este es mi negocio, así me gano la vida", añadió.

Uno de los asistentes a la feria, Jared Hook, de 40 años, que fue a buscar un arma de calibre .223 para cazar coyotes, manifestó que le agradaba que los vendedores no hubieran cedido a suspender las ventas después de lo sucedido en Newtown.

"Si de eso se trata, existe ahora más interés en las armas debido a la matanza", destacó Hook. "La gente las desea para tener protección y es bueno que aún tengan acceso a éstas".

Un vendedor de armas de Pensilvania, Joel Koehler, dijo que unos cuantos vendedores se han retirado de una feria este fin de semana en los Montañas Póconos, pero sólo "porque no tienen nada qué vender. "Se les han acabado los inventarios", agregó.

"La venta de armas se ha intensificado. Se ha disparado de una manera increíble", destacó.

Koehler dijo que no había sentido presión alguna para cancelar sus ferias en Pensilvania.

"Las ferias continúan", afirmó. "Nadie nos ha dicho que no debamos tenerlas", ratificó.

El gobernador de Pensilvania, Tom Corbett, dijo que tomaría en cuenta la sugerencia de un radioescucha que llamó a un programa de comentarios, de que debería prohibirse la realización de ferias de armas en terrenos de propiedad pública, como el Complejo de Ferias Agrícolas de Pensilvania, en Harrisburg, pero a su vez, hizo notar que el complejo está abierto para todo tipo de negocios.

Mientras las autoridades gubernamentales miran con más rigor a las ferias de armas, los organizadores persisten en decir que manejan negocios legales y seguros. Actualmente no existe un banco de datos central que informe cómo fueron obtenidas las armas que al final fueron utilizadas en delitos.

La Campaña Brady, que recomienda leyes más estrictas sobre la venta de armas a nivel estatal y federal, presiona desde hace mucho para que se ponga fin a la denominada "excepción para las ferias de armas" que obligaría a una verificación de antecedentes de compradores en esos eventos.

Señala que las tres armas usadas en la masacre de Columbine fueron compradas por alguien en una feria donde no se le verificó su información personal. Diecisiete estados obligan a una verificación intensa de antecedentes, según la campaña.

A raíz de la matanza de Newtown, emergió un envalentonado grupo de personas como Susan Steer, de Saratoga Springs, de 46 años y madre de tres hijos, quien inició una campaña para reunir firmas en pos de cancelar la feria de armas local. Steer manifestó que continuará presionando para que se prohíban las ferias de armas en lugares financiados con dinero de los contribuyentes.

"Para muchos de nosotros", destacó la señora, "la masacre de Sandy Hook ha sido el factor decisivo para tomar algún tipo de acción".

___

Hill reportó desde Albany, Nueva York. Los periodistas de The Associated Press, Dinesh Ramde en Evansville, Wisconsin; Michael Rubinkam en Allentown, Pensilvania; Peter Jackson en Harrisburg, Pensilvania, y Lisa Rathke en Montpelier, Vermont, contribuyeron a este despacho.

En Internet

Cancelan ferias de armas en Estados Unidos- Primerahora.com

Cancelan ferias de armas en EEUU tras matanza - Terra Chile

Cancelan ferias de armas en EU tras matanza en Newtown

Cancelan ferias de armas en EEUU tras matanza

Nuevo tiroteo en Colorado deja cuatro muertos