Huffpost Voces

¿Te cansas antes de salir de tu casa? Cuenta tus pasos...

Publicado: Actualizado:
CANSADA ANTES DE SALIR
Cambios en tu rutina te ayudarán a sentirte con más energía. | Shutterstock

Cuando te sientas en el auto para salir a trabajar y/o a llevar a tus hijos a la escuela, ¿te sientes tan cansada como si ya hubiera pasado todo el día? Seguramente empezaste tu mañana caminando de más. Los pasos que andamos en casa parecen insignificantes, pero la ciencia de la administración del hogar les da importancia porque, si no estás consciente de ellos, te malgastan energías.

Un arquitecto diseña una casa previendo la secuencia lógica entre las habitaciones relacionadas, por ejemplo, cocina y comedor. Si quieres ahorrar gasolina, trazas una ruta de tus paradas en un orden lógico. De esa misma manera, traza la ruta de tus pasos dentro de tu casa, especialmente por las mañanas. Eso te obliga a organizarte y a aprovechar los momentos cuando estás donde estés, para que hagas más mientras caminas menos.

Supongamos que esta es tu rutina: levantarte, ir al baño, desayunar, preparar desayunos, meriendas y almuerzos, despertar a los niños (asumo que tu pareja se despierta sola), bañarte, vestirte, maquillarte y asegurarte de que los niños se prepararon para salir.

  1. Antes de salir de la cocina la noche anterior, deja a mano lo que necesitas para lo que vas a preparar en la mañana. Si se puede preparar con anticipación, hazlo.
  2. Antes de irte a dormir, separa la ropa y los accesorios que vas a usar al día siguiente y haz lo mismo con tus hijos sin son pequeños.
  3. Acostumbra, la noche anterior, dejar junto a la puerta lo que tienes que llevarte al salir en la mañana (excepto por alimentos que tienes que preparar) Eso evita regresos o pasos hacia atrás por olvidos.
  4. Piensa en el orden en que sueles hacer las cosas en la mañana. Pregúntate si caminas hacia atrás y hacia adelante dentro de la casa, sin hacer lo que se supone que hagas o porque olvidaste algo. Si es así, detente y planea lo que tienes que hacer por habitación cuando te levantas, y luego por tarea. Recuerda que las casas están diseñadas para reducir los pasos que necesitas dar para hacer lo que tienes que hacer. Si tú los multiplicas por falta de planificación, caminas de más y empiezas la mañana como si terminaras el día.

No hay duda de que si tienes hijos, tus pasos matutinos son un "zigzag". Estás en la cocina o sales de ella y ellos te llaman, igual que si te estás arreglando para salir. Tal vez tienes que ir al cuarto de ellos una y otra vez, y eso te multiplica los pasos y te drena la energía (física y emocional). Pero si planeas los pasos a pesar de esos "gajes del oficio", ahorrarás energías para iniciar tu día menos cansada. Detalle: si tienes pareja, comparte las tareas matutinas con él. Reducirás tus pasos y tendrás aún más energías.

ADEMÁS:

¡Adiós a la mujer perfecta y bienvenida la mujer libre!
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen
Encuentra equilibrio entre tu empleo y tu relación
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

VIDEO:

Sugerir una corrección