El ahorro es siempre el principal objetivo de unas finanzas personales bien administradas.

El ahorro es el que permite llegar a todas nuestras metas financieras como comprar nuestra casa, ayudar a los muchachos con los gastos educativos o retirarnos cómodamente.


SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO


Pero si alguna vez se le acaban las ideas de cómo ahorrar más en este nuevo año, aquí van 13 sugerencias:

  • Negocie nuevas opciones. No se conforme con lo que está pagando. Siempre se puede intentar un mejor precio en costos como el seguro del auto, la cuenta de cable y la de su teléfono celular. Es cuestión de analizar la competencia y renegociar.
  • Haga un presupuesto de gastos. El presupuesto es sin duda el arma más poderosa de ahorro porque es la única forma en la que usted controla sus gastos y no lo contrario. Además solo así puede hacer que sus gastos sean siempre inferiores a sus ingresos para garantizar el ahorro.
  • Elimine un servicio. Elimine esos canales de películas que nunca disfruta algunos le pueden estar costando1020 o más sin darse cuenta.
  • Involucre a toda a la familia en el ahorro. Un presupuesto para los más pequeños también puede funcionar. Además puede aplicar una política de incentivos en la que usted está dispuesto a dar más dinero por cada dólar que no se gasten cada semana o cada mes.
  • Declare un día de cero gastos. Un día cada mes puede imponerse el reto de no gastar nada adicional a lo que ya tiene en su casa. Ello implica quedarse en casa e inventar formas de pasar el día en familia. La idea es que esto se convierta en costumbre y pueda hacerse cada semana.
  • Compre para largas temporadas. Muchos productos como los de aseo se pueden comprar en cantidad en las tiendas especializadas que ofrecen descuentos por hacerlo. El ahorro que se logra es atractivo.
  • Refinancie los préstamos más caros. Las tasas de interés están en un nivel históricamente bajo. Revise sus préstamos y asegúrese de que está aprovechando las oportunidades. En general ningún interés anual debería estar por encima del 10%.
  • Tenga cuidado con los cupones. Los cupones pueden ser muy útiles para ahorrar pero son un arma de doble filo porque su finalidad es promover el gasto.
  • Controle los costos de ATM. No olvide que el uso de su tarjeta débito por fuera de la red de su banco puede costar hasta3 y4 por cada uso de ATM. No hay razón para pagar eso.
  • Siga los consejos de ahorro en gasolina. Si su auto está al día en mantenimiento, tiene buenas ruedas y no lleva peso innecesario puede ahorrar gasolina. Tampoco es necesario correr todo el tiempo. Unos cuantos segundos no cambian nada y en cambio si gasta gasolina de más.
  • Controle el uso de su Smartphone. Cada vez hacemos más cosas desde los teléfonos, pero evite las aplicaciones que usan mucho ancho de banda. Actualizar el Facebook no es un problema, pero ver demasiados videos si puede representarle una sorpresa costosa encada cuenta mensual. Y si viaja fuera de Estados Unidos, los costos se disparan.
  • Organice mejor sus compras. La mejor práctica es tener un presupuesto antes de ir al supermercado o al centro comercial. De esta forma las compras son rápidas, eficientes y enfocadas en lo que realmente se necesita. Hay que huir de os antojos de último minuto. Esos son los más costosos.
  • Use la tarjeta de crédito para obtener beneficios y premios. Si usa la tarjeta para compras y paga todo el balance cada mes, obtendrá beneficios en descuentos o hasta dinero en efectivo. Esta es la mejor forma de usar una tarjeta de crédito y no para endeudarse. Pero esto implica cerrar las tarjetas de deuda y cambiarlas por las de premios o millas (rewards).

Loading Slideshow...
  • ¿Por qué ahorrar dinero e invertir?

    Acumular un capital para el futuro, para cumplir una meta o un sueño requiere la disciplina y constancia de ahorrar una parte de lo que ganamos cada mes durante largos períodos de tiempo. Por ejemplo, Si logramos ahorrar $100 cada mes y lo invertimos con una rentabilidad del 6% anual en diez años lograremos un capital de $16,390. Si aumentamos el ahorro a 500, en 10 años podríamos acumular $81,942. Estas cifras no son grandes fortunas, pero si pueden ser la base para comprar una casa, apoyar a nuestros hijos con los gastos de la universidad o contribuir a financiar nuestra jubilación. Lo más importante es empezar y mantener la disciplina de ahorro.

  • ¿La clave es invertir bien con una alta rentabilidad?

    No realmente, la clave está en tener capacidad de ahorro. Considere este ejemplo: Si usted logra ahorrar $100 durante doce meses logrará acumular $1,200. Pero si invierte ese dinero cada mes con una tasa de rentabilidad anual del 5 por ciento, logrará ahorrar $1,671. Si logra duplicar la tasa de rentabilidad al 10 por ciento su capital llegará a $2,352. Excelente porque logró casi duplicar su resultado. Ahora supongamos que su rentabilidad es de 0 por ciento o nada, pero es muy eficiente con los gastos y eleva su ahorro mensual a $200. Al cabo de un año tendrá $2,400. Conclusión: invertir con una buena rentabilidad es importante, pero es aún más importante su esfuerzo de ahorro.

  • ¿No puede ahorrar porque no le alcanza el dinero?

    Es hora de hacer un presupuesto. Tome lápiz y papel o abra un archivo de Excel en su computadora. Tome todos los gastos mensuales como renta o hipoteca, compras de supermercado, servicios públicos, celular, gasolina y todo lo demás. Si al comparar todo eso se da cuenta que sus ingresos no alcanzan, ese es el primer problema que tiene que atacar. Reorganice todo para que sus ingresos cubran sus gastos y quede algo para ahorrar. No es fácil, pero es el único camino hacia unas finanzas estables y hacia el cumplimiento de sus metas. Seguro tendrá que hace duros recortes, pero el sacrificio es necesario. La otra solución es aumentar los ingresos. Pero tal vez eso sea más difícil y tome más tiempo. Lo mejor es atacar los dos frentes: recortar gastos y elevar ingresos. De todos modos si no había hecho un presupuesto antes, este ejercicio le resultará muy productivo.

  • Estudie su entorno

    Ya casi está listo para empezar a ahorrar e invertir. Ahora es necesario un análisis de lo que está ocurriendo con la economía del país y del mundo. La economía: La economía de Estados Unidos ha estado en un periodo difícil desde 2008 cuando se produjo una recesión. Aunque el crecimiento del Producto Interno Bruto no es muy alto, el desempleo ha empezado a ceder (ya está en 7.8 por ciento) y se cree que el país está en recuperación aunque sea lenta. Tasas de interés: Las tasas de interés están en niveles muy bajos y se mantendrán así por un buen tiempo porque son parte de la política aplicada para impulsar la recuperación económica. El dinero invertido en fondos de renta fija o en certificados de depósito no es la mejor opción porque la rentabilidad que se obtiene en este tipo de opciones es muy baja y no cubre ni la inflación. ¿Y las acciones? Las acciones tuvieron un período muy negativo entre 2008 y 2009, pero se han recuperado. En lo que va de este año, el índice S&P 500, que mide las acciones de las 500 principales empresas de Estados Unidos, ha tenido un aumento de 9.7 por ciento.

  • Ya tiene un presupuesto y está listo para ahorrar cada mes una cantidad. Ahorre los primeros $1.000 o $2.000 y después abra una cuenta para empezar a invertir sus ahorros. Puede abrirla con los $1.000 o $2.000 iniciales. Pero no olvide seguir depositando su ahorro cada mes sin falta. Hay varias opciones de cuentas para invertir su dinero a través de Internet: -Puede abrir una cuenta individual de retiro a través de una firma administradora de fondos mutuos como Fidelity o incluso a través de su banco. -También puede abrir una cuenta para realizar más operaciones como compra y venta de acciones.

  • Diseñe su estrategia de inversión

    Con el dinero de arranque y el compromiso de ahorrar una cantidad fija cada mes ya es el momento de pensar en qué va a invertir su dinero. Hay muchas opciones. Lo más simple es invertir en fondos mutuos u otros fondos de inversión. Los fondos le dan la oportunidad de invertir su dinero en una mezcla de alternativas como acciones, bonos y hasta bienes básicos como metales o petróleo o productos agrícolas. La decisión de en qué invertir dependerá de su capacidad de asumir riesgo. Si el dinero es para una meta de largo plazo como la jubilación o la educación de sus hijos, lo más lógico es que invierta en un fondo de acciones que es lo que ofrece el mayor potencial de rentabilidad. Pero si usted cree que necesitara el dinero en muy poco tiempo, no asuma riesgos y trata de invertir en un fondo de renta fija o en los de mercado de dinero. Claro recuerde que l rentabilidad será muy baja.