Huffpost Voces
Gabriel Lerner Headshot

Senado aprueba el acuerdo fiscal que evitará el "abismo" (VIDEO)

Publicado: Actualizado:

Esta nota está siendo actualizada a medida que se da a conocer más información.

Pasada ya la medianoche en la mayoría del país - con excepción de la Costa Oeste - y siendo ya el 1 de enero de 2013, es decir, dentro de la zona del "abismo fiscal", el Senado federal votó por 89 contra 8 para aprobar un acuerdo al que llegaron poco antes el vicepresidente Joe Biden y el líder de la minoría republicana en esa cámara, Mitch McConnell.

Contra la mayoría de las predicciones, y en el último minuto posible, demócratas y republicanos, el Congreso y la Casa Blanca, llegaron a un acuerdo de que terminara el día - y el año - para así evitar el aumento automático de impuestos y grandes recortes en programas sociales. El voto en el Senado se tomaría "antes que de la medianoche", es decir, antes del 1 de enero de 2013, evitando así el "abismo fiscal". Sin embargo, al haberse ya dispersado la Cámara de Representantes, será necesario un voto retroactivo de la misma, siempre y cuando se atenga a lo que acuerde el Senado - si lo hace - en su votación de hoy.

En un día de altos y bajos increíbles, de esperanzas renacidas y frustradas para volver a renacer, con la mediación del vicepresidente Joe Biden en conversaciones con el líder de la minoría republicana en el Senado Mitch McConnell, se ultimaron detalles que habían sido anteriormente rechazados por los republicanos.

Anteriormente, poco después de la 1:30 de la tarde y en una alocución de 10 minutos desde la Casa Blanca transmitida por todas las cadenas televisivas, el Presidente de Estados Unidos Barack Obama, anunció que un acuerdo fiscal entre demócratas y republicanos en el Congreso para evitar el aumento de impuestos a la clase media estaba a la vista aunque no todos los detalles habían sido ultimados.

De esta manera, si los políticos superan algunos puntos, que, señaló el mandatario, estaban aún en entredicho, se evitaría una parte importante del llamado abismo o precipicio fiscal ("fiscal cliff"), fruto de un acuerdo entre ambos partidos de hace 18 meses.

SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

El abismo o precipicio fiscal ("fiscal cliff") consiste en una serie de aumentos de impuestos al ingreso de la enorme mayoría de los estadounidenses y una serie de recortes draconianos en los presupuestos de programas sociales y del Departamento de Defensa de alrededor de un 10 por ciento. Todo esto podría a juicio de expertos fiscales causar una nueva recesión mientras el país aún no salío de las consecuencias graves de la anterior, iniciada en 2007.

El acuerdo, dice el New York Times, es el resultado de la mediación ejercida por el vicepresidente y exsenador Joe Biden, cuya participación en las conversaciones fue pedida por el líder de la bancada republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell.

Según la misma publicación, el discurso fue recibido con muestras de enojo por parte de políticos republicanos que todavía querían efectuar recortes en programas sociales como parte del presente acuerdo. En consecuencia, la mayoría republicana y conservadora en la Cámara de Representantes anunció que no llevaría a votación ningún acuerdo que no llevase consigo el componente de recorte de programas sociales y de servicio médico en el presupuesto, negándose tajantemente a un acuerdo que consistiese únicamente de aumento de impuestos aunque fuese solamente a los ricos.

Según indicó Obama, los republicanos habrían accedido a que se subieran los impuestos al 2 por ciento más rico del país a cambio de concesiones que no especificó. El New York Times explica que los impuestos subirán de un máximo de 35 por ciento a 39.6 por ciento a los ingresos por encima de 400,000 dólares anuales para individuos y 450,000 dólares para parejas. Asimismo, el impuesto a los dividendos y la ganancia de capital crecerá de un 15 por ciento actualmente a 20 por ciento. Asimismo, el impuesto a la propiedad de residencias por valor de 5 millones de dólares o más será de 40 por ciento, mucho menos de lo pedido por los demócratas. Todos estos cambios en las tasas tributarias serán permanentes, y generarían alrededor de 700,000 millones de dólares más que la situación actual, explicó el matutino neoyorquino.

"Parecería que un acuerdo está a la vista pero no está concluido aún", repitió una y otra vez el Presidente. "Quedan algunos temas por solucionar... quiero enfatizar ante el Congreso que se trata de algo urgente", agregó.

Negándose a dejar la solución al próximo Congreso, el ala del movimiento Tea Party consiguió que el tema de los recortes, si bien no podía finiquitarse en el día de hoy, fuese considerado al pagarse - en una combinación de impuestos adicionales y recortes a programas sociales - su costo para ganar así dos meses hasta llegar a una decisión final al respecto. De esta manera, se evitaba el aumento automático de impuestos a la clase media, la interrupción de la ayuda federal a desocupados y estudiantes.

Por su parte, el sitio FoxNews anunció de boca del líder republicano senatorial Mitch McConnell que confirmaba un acuerdo respecto a los impuestos, pero que insistía en que se decretaran recortes presupuestarios antes de firmar cualquier documento.

Obama no perdió la oportunidad también de ironizar ante los presentes - un grupo entusiasta de admiradores - que este Congreso no perdería la oportunidad de postergar todo hasta el último segundo posible.

Por otra parte, admitió que el acuerdo incluye solamente la parte tendiente a evitar el aumento automático de impuestos para la enorme mayoría de los estadounidenses - a razón de dos mil dólares anuales por persona - algo que él pidió desde el 6 de noviembre, cuando ganó la reelección en reñido voto contra el republicano Mitt Romney.

La parte que aún no ha sido acordada tiene que ver con recortes automáticos, a partir del 1 de enero, a los presupuestos de la mayor parte de los programas sociales, de salud pública y de educación, así como también al Departamento de Defensa. Ante la dificultad de llegar a un acuerdo con la presente composición del Congreso, el Presidente admitió que prefiere esperar hasta después de que los nuevos miembros - hay 10 demócratas más que en el ciclo presente pero aún constituyen minoría en la Cámara de Representantes - tomen sus puestos, el 3 de enero.

Obama anunció también que el acuerdo incluye la continuación, durante un año, del fondo de seguro de desocupación, que en la actualidad beneficia a dos millones de estadounidenses que todavía no han sido capaces de encontrar trabajo y cuyo pago de desempleo financiado por los estados (con ayuda federal) ya ha vencido.

"Yo quería llegar a un acuerdo completo, todo el tiempo, incluyendo los recortes de gastos, pero fue demasiado para este Congreso, quizás lo haremos a nivel de los estados", dijo el Presidente.

Sin embargo, agregó, el 2 por ciento de mayores ingresos de los estadounidenses pagarán más impuestos, por primera vez en dos décadas, y de manera permanente, aunque durante semanas los republicanos insistían en su oposición a ésto.

Queda mucho por resolver, dijo Obama. Y todo acuerdo debe ser balanceado. "Estoy dispuesto a reducir los gastos de Medicare - el programa federal de ayuda médica para necesitados y jubilados, reduciendo los gastos médicos que son demasiado altos... pero al mismo tiempo hay que reformar los huecos en las leyes, que permiten que grandes corporaciones y millonarios con acceso a influencia en el Congreso se abstengan de pagar sus impuestos correspondientes.

En lo que podría ser una muestra de las concesiones que ya hizo a los republicanos, Obama mostró una actitud combativa respecto al futuro de las negociaciones, no a su pasado. "Si piensan los republicanos que permitiré que se dañe a los jubilados, los estudiantes y la clase media mientras que los millonarios no pagan lo correspondiente, se equivocan".

Obama finalizó diciendo que se deberá quedar en Washington durante el Año Nuevo ya que las próximas 12 horas serán cruciales para las negociaciones.

Más información en pocos minutos.

En Internet

Obama ve un acuerdo fiscal en una semana si los republicanos ...

El presidente Obama pide acuerdo fiscal más modesto - Estados ...

Obama aterriza en Washington, busca acuerdo fiscal de última hora ...

Obama interrumpirá vacaciones para buscar acuerdo fiscal - El Diario

Obama confía en lograr un acuerdo fiscal antes de Navidad | Emol ...

Obama empeñado en lograr próximo acuerdo fiscal

Obama confía lograr acuerdo fiscal - NOV. 17, 2012 - Internacional ...

Obama busca acuerdo para evitar "precipicio fiscal" - BBC Mundo ...

Para Obama, no habrá acuerdo fiscal sin impuestos a los ricos

Obama presiona al Congreso por un acuerdo fiscal