LOS ANGELES (AP) — Una vez que consiguieron su 17ma victoria consecutiva y una foja perfecta en todo un mes, los Clippers de Los Angeles hicieron finalmente una pausa para admirar su logro.

"Tenemos algo extremadamente mágico en marcha", aventuró Caron Butler después de que los Clippers derrotaron el domingo 107-96 al Jazz de Utah para convertirse en el tercer equipo en la historia de la NBA que cosecha un mes perfecto.

"Cuando ganamos, generalmente saltamos una o dos veces", dijo el entrenador Vinny Del Negro. "Esta noche los dejamos saltar tres o cuatro veces para que todos se saciaran".

Los Clippers tuvieron foja de 16-0 en diciembre, uniéndose a los Spurs de San Antonio en 1995-96 y a los Lakers de Los Angeles en 1971-72 como los únicos equipos en marchar invictos durante todo un mes. La racha de los Clippers es la más larga desde que Boston ganó 19 en fila hace cuatro años.

"Estoy asombrado porque no lo he conseguido desde que estoy en la liga", dijo Chris Paul, un veterano de siete años que aportó 19 tantos y nueve asistencias para ayudarle a los Clippers a conservar la mejor foja de la NBA, de 25-6.

Butler fue el mejor de Los Angeles con 29 unidades, a pesar de que no jugó en el cuarto período. Encestó seis intentos de triple, incluidos cinco en el primer cuarto. Jamal Crawford anotó 11 de sus 19 puntos en el último período.

Blake Griffin acumuló cinco faltas y fue sometido a un doble marcaje que únicamente le permitió anotar siete puntos.

"Eso muestra la calidad de nuestros reservas", estimó Paul. "Nuestra banca ha estado increíble. En cualquier noche puede jugar como cualquier titular".

La racha no es un punto de conversación entre jugadores y entrenadores. Pero es un tema habitual entre todos los demás.

"Es un récord increíble", dijo Derrick Favors, de Utah. "Llevan 17 victorias consecutivas y juegan con pasión. Sé que tienen mucha presión para tratar de mantener la racha, y van a seguir jugando de la misma manera".

En realidad, es justo lo contrario, de acuerdo con Griffin, quien afirmó que el mes pasado es "en el que más me he divertido jugando basquetbol".

"En realidad no piensas mucho en eso. Estamos pasando por un momento tremendo", dijo sobre la racha. "No es como una de esas cosas en la que hay tanta presión".

Al Jefferson anotó 30 puntos —uno menos que su mayor cantidad en un partido en la temporada— para encabezar a Utah, que cayó por tercera vez durante la racha de los Clippers. El Jazz perdió 116-114 el viernes cuando Los Angeles remontó un déficit de 19 unidades, y fue derrotado 105-104 el 3 de diciembre, ambos en Utah.

"Esto es frustrante", dijo por su lado Gordon Hayward, que tuvo 16 puntos.

El Jazz sufrió su tercera derrota consecutiva y séptima en los últimos nueve partidos.

"No podemos tener errores contra ellos, sobre todo en su cancha porque te los cobran", observó Jefferson.

En Dallas, Dirk Nowitzki capturó un balón suelto en la zona defensiva y desencadenó un contraataque por su cuenta, preparándose para un triple como solía hacerlo antes de su primera cirugía en una rodilla.

La diferencia en esta ocasión fue que el astro de los Mavericks de Dallas lanzó un balón tan desviado que ni siquiera pegó en el tablero.

Nowitzki va a necesitar más tiempo para recuperar su forma tras la operación que lo mantuvo fuera de la cancha durante los primeros 27 partidos de la temporada. E incluso entonces su presencia podría ser insuficiente para contener a los Spurs de San Antonio y a sus tres súper astros.

Tony Parker anotó 21 puntos y tuvo nueve asistencias, el argentino Manu Ginóbili embocó varias canastas clave entre sus 20 tantos y los Spurs vencieron 111-86 a los Mavericks, que perdieron su sexto en fila.

Dos noches después de su segundo partido con al menos 30 puntos en la temporada, Tim Duncan anotó 10 unidades en el segundo cuarto antes de terminar con una producción más característica de él: 18 tantos y 10 rebotes para su 16to doble-doble, además de que bloqueó tres tiros.

Los Spurs, que salieron de cuatro derrotas seguidas fuera de casa, nunca estuvieron abajo en el marcador una semana después de que vencieron a los Mavericks por 38 puntos cuando Nowitzki debutó sorpresivamente antes de lo esperado.

Luego de su balón desviado en la primera mitad, Nowitzki falló otros tres tiros en la segunda parte hasta que por fin embocó una bandeja. Finalizó con ocho puntos al encestar tres de nueve tiros al aro, sin siquiera intentar otro triple. Capturó cinco rebotes y bloqueó tres balones.

"En esencia no es Dirk Nowitzki, uno de los jugadores más grandes de la historia, de modo que le llevará tiempo", dijo el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. "Es muy, muy difícil cuando tienes a un señor como él fuera de acción, y luego regresa".

Darren Collison anotó 18 puntos para encabezar a Dallas, cuya racha perdedora es la más larga que ha tenido desde enero del 2011 en la temporada que ganó el campeonato de la liga.

Dallas se había acercado a cinco puntos en el tercer período cuando Ginóbili acertó una canasta de tres puntos al agotarse el tiempo para lanzar, y metió otro triple a mayor distancia casi en el límite de ese lapso para poner a San Antonio adelante 80-70.

El veterano jugador argentino convirtió 10 puntos en el tercer periodo y añadió cinco rebotes y cinco asistencias. En sus 25 minutos sobre la cancha perdió un balón.

El brasileño Tiago Splitter terminó con 13 puntos, seis rebotes y una asistencia en 27 minutos.

"Estuvimos muy firmes, y en ningún momento les permitimos una gran ofensiva ni una de esas rachas en las que tienen muchos triples", dijo Ginóbili, quien guió una ofensiva en la última parte de la primera mitad que aumentó una ventaja de cinco puntos a 12 antes de salir al descanso.

En otros resultados de la jornada, los Pistons de Detroit vencieron 96-94 a los Bucks de Milwaukee y los Kings de Sacramento 118-96 a los Celtics de Boston.

____

El periodista de The Associated Press Schuyler Dixon contribuyó con este despacho desde Dallas.