sinembargo


La investigación de la periodista Rocío Gallegos en El Diario de Ciudad Juárez es brutal. Siete mil 765 manzanas de distintas colonias de esa frontera, habitadas por personas de carne y hueso, están en la miseria. La cifra es cinco veces la cantidad de cuadras reportadas hace tres años por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), cuando se detectó que residentes de mil 527 manzanas vivían en situación de “pobreza” o de “pobreza extrema”.

Es decir, de 2009 a la fecha, mientras el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa dedicaba millones y millones de pesos de los recursos federales a combatir la inseguridad desatada por él mismo, se quintuplicó la cantidad de pobres en una de las ciudades emblemáticas del fracaso de la estrategia.

No es sólo en Ciudad Juárez. En las zonas rurales, mil 80 municipios de 26 entidades tiene un muy alto o alto índice de rezago social. De estos, 16 municipios de Chihuahua (Bocoyna, Balleza, Batopilas, Carichi, Guachochi, Chínipas, Guadalupe y Calvo, Guazapare, Maguarichi, Manuel Benavides, Morelos, Moris, Nonoava, Ocampo, Urique y Uruachi).

Aunque parece que el nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto, por acuerdos previos o por agradecimiento o sepa Dios por qué, ha decidido dar carpetazo al pasado inmediato (ignorando, por ejemplo, las denuncias contra Genaro García Luna, Javier Lozano, Marisela Morales y, sobre todo, contra Calderón Hinojosa), sí hay quien recuerda lo que hemos vivido. ¿Cómo olvidarlo frente a estos datos?

Además hay 100 mil muertos, decenas de miles de desaparecidos, cientos de miles de desplazados a causa de una estrategia fallida: ¿cómo olvidar a Felipe Calderón?

Hay un enorme daño social y económico por la necedad de un Presidente ciego y sordo que no atendió las decenas de veces que se le advirtió que su guerra contra las drogas causaría pesar, tristeza y muerte, ¿cómo olvidar a Felipe Calderón?

Hay miles y miles de familia que arrastran a diario el dolor, aún cuando, por decreto, el nuevo gobierno no quiere recordar. Hay miles que siguen buscando a sus desaparecidos, que cargan sus fotos de dependencia en dependencia, que intentan por todos los medios impulsar sus casos o que simplemente tienen una veladora encendida en casa, ¿cómo olvidar a Felipe Calderón?

Aunque parezca cliché, sí hay un pueblo con memoria. O qué, ¿tiramos a la basura el recuerdo de seis años en los que vivimos entre sangre y terror? (De hecho, la crisis de seguridad y social continúa en nuestras calles).

Por eso, a la pregunta de: ¿quién recuerda a Felipe Calderón?, la respuesta de: sólo el gobierno federal no lo recuerda.

Miles, millones de damnificados por sus políticas no podrán olvidarlo por decreto. Aunque el nuevo gobierno lo quiera.

Miles, millones de mexicanos no podrán olvidarlo en los siguientes años, con toda certeza. Tampoco lo olvidarán, muy probablemente, en varias generaciones.

Este contenido ha sido publicado originalmente aquí por SINEMBARGO.MX.

VIDEO RELACIONADO: