En cada fiesta o reunión familiar, la comida es lo principal. O nos ponemos de acuerdo para que cada quien lleve un alimento a la fiesta, o bien el anfitrión se encarga de aportar todo, pero una fiesta sin comida, no existe.

Pero, entre toda esta celebración, en ocasiones resulta alguien con malestar. Si tiene buena suerte, es solo exceso de comida. En otros casos, puede ser más serio.

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés):

Los síntomas típicos de enfermedades causadas por alimentos contaminados son vómito, diarrea y síntomas parecidos a la influenza que pueden manifestarse desde horas o hasta días después de haber consumido alimentos o bebidas contaminadas". Estos duran solo unas cuantas horas, y desaparecen sin necesidad de tratamiento médico. Pero enfermarse con alimentos contaminados puede ser grave o hasta mortal, para niños pequeños, mujeres embarazadas, y personas con sistema inmunológico débil.

Para evitar un caso grave, la FDA provee estas medidas básicas de seguridad alimentaria:

1. Limpiar:
La primera regla de la preparación segura de los alimentos en el hogar es mantener todo limpio.

  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón durante 20 segundos antes y después de manipular alimentos.
  • Lavar las superficies que tengan contacto con los alimentos (tablas para cortar, platos, utensilios, mesones) con agua caliente y con jabón después de preparar cada alimento y antes de continuar con el siguiente.
  • Lavar bien las frutas y verduras bajo agua corriente y usar un cepillo para verduras para eliminar la suciedad de la superficie.
  • No lavar la carne de res o de ave cruda antes de cocinar. Esto para evitar que las bacterias se propaguen por otras áreas como el fregadero o mesas.

2. Separar:
No des a las bacterias la oportunidad de diseminarse de un alimento a otro (contaminación cruzada).

  • Mantener los productos de huevos, carnes de res, aves o productos marinos crudos y sus jugos separados de los alimentos que se van a consumir crudos. Toma esta precaución cuando compres tus alimentos, al momento de guardarlos en la refrigeradora y los prepares.
  • Considera tener una tabla de picar solo para alimentos que van a ser cocinados (como la carne de res, aves, o mariscos crudos) y otro para alimentos que no van a ser cocinados (como las frutas y verduras).
  • Mantén las frutas y verduras que se consumirán crudas separadas de otros alimentos como la carne de res, aves, o productos marinos crudos—y de los utensilios usados para preparar estos alimentos.
  • No pongas carne cocida u otros alimentos listos para comer en un plato que todavía no se ha lavado y que haya contenido huevos crudos o carne de res, aves, o productos marinos (o sus jugos) sin cocinar.

3. Cocinar:
Los alimentos se cocinan con seguridad cuando alcanzan una temperatura interna tan alta que mata a las bacterias dañinas.

Use un termómetro para alimentos para asegurarse de que la carne, las aves y los pescados se cocinen a una temperatura interna segura. Para comprobar si un pavo está cocido con seguridad, inserta un termómetro para alimentos en la parte mas adentro del muslo y del ala y en la parte más gruesa de la pechuga. El pavo está cocido con seguridad cuando la temperatura alcanza los 165ºF. Si el pavo está relleno, la temperatura del relleno debe ser de 165ºF.

Asegúrase de que las ostras en el aderezo de ostras estén bien cocidas.

Hierve las salsas, sopas, y jugos de carne cuando las recalientes.

Cocina los huevos hasta que la yema y la clara estén duras. Cuando prepares tu propio ponche de huevo u otra receta que requiera huevos crudos, usa cáscaras de huevo pasteurizadas, productos de huevo líquidos o congelados pasteurizados, o clara de huevo en polvo.

No comas masa de galletas cruda, que pueda contener huevos crudos.

4. Enfriar:
Refrigera los alimentos rápidamente porque las bacterias dañinas se reproducen con rapidez a temperatura ambiente.

  • Refrigera los sobrantes y las comidas preparadas—y cualquier tipo de alimento que deber ser refrigerado—en el plazo de dos horas. Esto incluye el pastel de calabaza.
  • Configura tu refrigerador a una temperatura no superior a 40ºF y el congelador a 0ºF. Revísalos periódicamente con un termómetro para refrigerador.
  • Nunca descongeles los alimentos a temperatura ambiente. Los alimentos pueden descongelarse con seguridad en el refrigerador, bajo agua corriente fría o en el horno de microondas. Los alimentos descongelados en agua fría o el horno de microondas se deben cocinar de inmediato.
  • Deja pasar la cantidad de tiempo correcta para descongelar adecuadamente los alimentos. Por ejemplo, un pavo de 20 libras necesita cuatro a cinco días para descongelarse por completo cuando se descongela en el refrigerador.
  • No pruebes los alimentos que se ven o parecen sospechosos.
  • Las sobras deben ser utilizadas dentro de los tres o cuatro días siguientes.

ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • 1. Asientos

  • 2. Menús

  • 3. Rodajas de limón

  • 4. Saleros y pimenteros

  • 5. Mesas

  • 6. Bordes de los vasos

  • 7. Perillas o manijas de los baños

  • 8. Grifos de los baños

  • 9. Botellas de catsup

  • 10. Pinzas de las barras de ensaladas

  • Las superficies más contaminadas en las habitaciones de los hoteles

    El control remoto y las lámparas laterales de las habitaciones en las que te hospedas encabezan la lista de las superficies más contaminadas de los hoteles, así que si regresas de tus vacaciones con alguna infección, ya sabes en dónde pudiste haberla contraído.

  • Las superficies más contaminadas de tu oficina

    Ya sabíamos que las pompas de gasolina y hasta nuestra propia cartera podían ser algunos de los lugares más contaminados que tocamos a diario. Y ahora resulta que también debemos prestarle especial atención a nuestro escritorio en la oficina, el cual pudiera representar una de las superficies más propicias para contraer una enfermedad.


Loading Slideshow...
  • <strong>Huevos</strong> Duran más cuando la temperatura es consistente – en la tablilla central. Guárdalos en el cartón original, no los transfieras al recipiente de huevos para mejores resultados.

  • <strong>Leche</strong> Tiende estar al tope de la tablilla, pero debería estar en la última y hacia atrás, donde es más frío.

  • <strong>Yogur, crema agria y requesón</strong> A estos les va mejor en la última tablilla por la misma razón que a la leche. Puedes colocarlos en una bandeja giratoria para que tengas fácil acceso y puedas ver las fechas de expiración.

  • <strong>Carne cruda empacada </strong>Debes ubicarla en la última tablilla donde es más frío. De esta manera si sus jugos se filtran no contaminarán todo el refrigerador.

  • <strong>Vegetales</strong> Permanecen más frescos por más tiempo con un poco de humedad. El cajón que dice Vegetales o Alta Humedad es el punto más húmedo del refrigerador. Almacena en el empaque original o en una bolsa plástica sin apretar demasiado.

  • <strong>Frutas</strong> Pertenecen en el cajón de Baja Humedad (también llamado <em>crisper)</em>. Mantenlas en su empaque original o en una bolsa plástica sin apretar demasiado. Los cítricos estarán bien sin ninguna bolsa. <em>Extra tip:</em> Deja los vegetales y frutas sin lavar hasta que las necesites. El agua puede promover moho y que bacteria se desarrolle.

  • <strong>Carnes del deli</strong> Pertenecen en el cajón poco profundo de las Carnes, que es un poco más frío que el resto. Si tu refrigerador no tiene ese cajón, opta por la tablilla inferior.

  • <strong>Mantequilla y quesos suaves</strong> Estos no necesitan estar súper fríos, así que pueden residir en el compartimiento de lácteos en la puerta del refrigerador. Coloca quesos suaves como<em> brie</em> y queso de cabra en recipientes que sellen bien después de abrirlos.

  • <strong>Condimentos</strong> Generalmente son altos en vinagre y sal, que son preservativos naturales. Así que el cátsup, la mayonesa y el aderezo de ensaladas pueden colocarse en las tablillas de la puerta. También las jarras de pimientos y salsa. Los aceites de oliva y vegetales pueden permanecer en la alacena. Pero los aceites de nueces y sésamo, deben guardarse en los comportamientos de las puertas del refrigerador.

  • <strong>Jugo de naranja</strong> Puede guardarse en la puerta siempre y cuando sea pasteurizado. El jugo recién exprimido debe guardarse en la tablilla del fondo.