MERIDA, México (AP) — Las hogueras ceremoniales se encendieron y algunos indígenas resoplaron en las conchas de caracol, para hacerlas sonar, mientras el amanecer dejaba entrever los escalones de la pirámide principal de las ruinas de Chichén Itzá el viernes, marcando lo que muchos creen es la conclusión de un vasto ciclo de 5.125 años en el calendario maya.

Personas en todo el mundo habían interpretado el hito como el fin del mundo. Cientos de personas reunidas en la antigua ciudad maya, sin embargo, dijeron creer que marcó el nacimiento de una nueva y mejor era.

Genaro Hernández se mantuvo de pie con sus brazos extendidos ante la luz de la mañana, vestido completamente de blanco, frente a las piedras grises de las pirámides, para abrir el nuevo ciclo.

"Este mundo ha renacido como uno mundo mejor", dijo Hernández, un contador de 55 años que mostraba una expresión de dicha.

Los fatalistas que pronosticaron el apocalipsis no estuvieron presentes. En lugar de ellos había gente vestida con playeras que decían "El fin del mundo: Yo estuve allí".

Vendedores ansiosos de vender sus artesanías de cerámica y máscaras de madera llamaban a los visitantes que pasaban a su lado diciéndoles: "Compre algo antes de que se acabe el mundo".

La cifra oficial de visitantes a la media tarde era de 20.000 y seguía llegando gente. Ese número supera la cifra promedio de visitantes por día, pero no la de quienes visitan la zona durante los equinoccios.

Entre la congregación bulliciosa del viernes había budistas, adoradores paganos de la naturaleza, sacerdotes celtas y seguidores de las tradiciones religiosas aztecas y mayas, todos de frente a El Castillo, la pirámide principal.

Con ritos similares se recibió la nueva era en la vecina Guatemala, donde líderes espirituales mayas quemaron ofrendas y familias bailaron en celebración. El presidente guatemalteco Otto Pérez Molina y la mandataria costarricense Laura Chinchilla asistieron a una ceremonia oficial en el departamento de Petén, junto a miles de fiesteros y artistas.

Nadie estaba del todo seguro a qué hora culminaría oficialmente el 13er baktún o ciclo en el calendario de los mayas el 21 de diciembre. Algunos pensaban que de antemano había terminado a la medianoche. Otros consideraron que era el amanecer del viernes en la zona maya. Algunos pensaban que sería después.

Una cosa fue evidente para muchos en el lugar: El mundo no llegó a su fin.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México incluso sugirió que los cálculos históricos para sincronizar los calendarios mayas y de Occidente podían tener algunos días de diferencia. Indicó que el ciclo del Calendario del Largo Conteo Maya podría no terminar realmente sino hasta el domingo.

Sin importar los detalles, la posibilidad de marcar un cambio de época parecía ser el tema principal entre quienes celebraban en la península de Yucatán.

Lo que nadie consideraba es que el momento fuera apocalíptico, como algunos en años recientes habían interpretado el significado del final del 13er baktún —pese a la insistencia de arqueólogos y los mayas mismos de que los mayas jamás habían profetizado tal cosa.

De hecho, la paranoia del fin del mundo se extendió alrededor del mundo.

Decenas de escuelas en Michigan cancelaron clases para miles de estudiantes esta semana ante los rumores de actos de violencia relacionados con la fecha profética. En Francia, las personas que esperaban el fin del mundo miraban hacia una montaña en los Pirineos donde se creía que una nave espacial oculta los secuestraría. Y en China, las autoridades tomaron medidas contra un grupo cristiano que propagó rumores sobre el fin del mundo mientras predicaba que Jesús había reencarnado como mujer en el centro de China.

Pero mientras el amanecer del viernes empezaba a llegar al planeta, no había señales apocalípticas.

De hecho, la red social Imgur publicó imágenes de relojes poco después de la medianoche en la región Asia-Pacífico con mensajes como: "El mundo no se acabó. Atentamente, Nueva Zelanda".

___

Las periodistas de The Associated Press Romina Ruiz-Goiriena en Iximche, Guatemala, y Florent Bajrami en Bugarach, Francia, contribuyeron para este despacho.

Loading Slideshow...
  • Gente se reúne frente al templo de Kukulkán, en Chichen Itza, México, durante una ceremonia de la culminación del 13er baktún _o ciclo en el calendario de los mayas_ el viernes 21 de diciembre de 2012. (Foto AP/Israel Leal)

  • Algunas personas observan una ceremonia de la culminación del 13er baktún _o ciclo en el calendario de los mayas_ en la zona arqueológica de Iximche, en Tecpan, Guatemala,el viernes 21 de diciembre de 2012. (Foto AP/Moisés Castillo)

  • Indígenas mayas enmascarados, miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, marchan a la alcaldía en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, viernes 21 de diciembre de 2012, para una concentración donde escucharán un mensaje de sus dirigentes. (AP Foto/Ivan Castaneira)

  • Indígenas mayas enmascarados, miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, marchan a la alcaldía en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, viernes 21 de diciembre de 2012, para una concentración donde escucharán un mensaje de sus dirigentes. (AP Foto/Ivan Castaneira)

  • Grupo de indígenas alrededor de un fuego sagrado participa en una ceremonia en el sitio arqueológico de Iximche en Tecpan, Guatemala, el jueves 20 de diciembre de 2012. Mientras la conclusión del calendario maya provocó una ola de especulaciones a través del planeta, muy pocos en esta zona maya creen que el viernes 21 de diciembre sería el fin del mundo. (AP Photo/Moises Castillo)

  • Grupo de indígenas participa en una ceremonia en el sitio arqueológico de Iximche en Tecpan, Guatemala, el jueves 20 de diciembre de 2012. Mientras la conclusión del calendario maya provocó una ola de especulaciones a través del planeta, muy pocos en esta zona maya creen que el viernes 21 de diciembre sería el fin del mundo. (AP Photo/Moises Castillo)

  • Indígenas guatemalteco participan en una ceremonia en el sitio arqueológico de Iximche en Tecpan, Guatemala, el jueves 20 de diciembre de 2012. Mientras la conclusión del calendario maya provocó una ola de especulaciones a través del planeta, muy pocos en esta zona maya creen que el viernes 21 de diciembre sería el fin del mundo. (AP Photo/Moises Castillo)

  • Un grupo de personas extiende sus brazos frente al templo de Kukulkán en Chichén Itzá, México, el viernes 21 de diciembre de 2012. Los fuegos ceremoniales se consumieron y las conchas de caracol se escucharon mientras el amanecer dejaba entrever los escalones de la pirámide, cerrando lo que muchos creen es la conclusión de un vasto ciclo de 5.125 años en el calendario maya. (Foto AP/Israel Leal)

  • Students react during the countdown to when many believe the Mayan people predicted the end of the world, Friday, Dec. 21, 2012, in Taichung, southern Taiwan. the Mayas' 13th Baktun would officially end on this Dec. 21. (AP Photo/Wally Santana)

  • Un sacerdote maya ora frente a un fuego sagrado durante una ceremonia en las ruinas del parque arqueológico de Iximché, en Tecpan, Guatemala, el jueves 20 de diciembre 2012. Lejos de los miles de turistas que viajaron a Guatemala para despejar su curiosidad por si llegaba el apocalipsis, cientos de indígenas mayas comenzaron sus celebraciones el jueves en la noche para festejar el inicio de una nueva era. (AP foto/Moises Castillo)

  • A journalist speaks in front of a TV camera in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. Amid a worldwide frenzy of advertisers and new-agers preparing for a Maya apocalypse, one group is approaching Dec. 21 with calm and equanimity, the people whose ancestors supposedly made the prediction in the first place. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • Un hombre muestra un programa que descargó en su teléfono celular con motivo del fin del mundo que algunos consideran ocurrirá el viernes 21 de diciembre de 2012, en un café de Belgrado. Desde Rusia hasta California, muchos se preparan para el día fatídico, pese a que los mayas nunca predijeron un apocalipsis (AP Foto/Darko Vojinovic)

  • Mayan dancers perform in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • Sacerdotes mayas colocan flores para una ceremonia en la zona arqueológica de Iximche, en Tecpan, Guatemala, el jueves 20 de diciembre de 2012. Aunque el calendario maya ha derivado en que muchas personas crean que el mundo se acabará el viernes 21, pocos descendientes de los mayas comparten esa idea (AP Foto/Moisés Castillo)

  • Turistas suben una pirámide del sitio arqueológico de Cobá, México, el 15 de diciembre de 2012. Mientras el mundo está a la expectativa del fin de la humanidad el viernes 21, miles de personas están llegando a diversos sitios desde Rusia hasta Francia para atestiguar si se cumple la predicción maya. (Foto AP/Israel Leal)

  • Stefano Ariu, un artista holandés, da los últimos toques a su pintura del Pico de Bugarach, en Francia, el jueves 20 de diciembre de 2012. Mientras el mundo está a la expectativa del fin de la humanidad este viernes, miles de personas están llegando a diversos sitios como el pueblo de Bugarach para atestiguar si se cumple la predicción maya. (Foto AP/Marko Drobnjakovic)

  • Un hombre ataviado como danzante maya escenifica un ritual para los turistas en el parque ecológico de diversiones Xcaret, en las inmediaciones de Playa del Carmen, México, el miércoles 19 de diciembre de 2012 (AP Foto/Israel Leal)

  • Dos turistas posan junto a una piedra del hotel Xcaret de Playa del Carmen, México, en la que se lleva la cuenta de los días que faltan para el 21 de diciembre, fecha en la que concluye un ciclo del Calendario Maya. Hay quienes piensan que ese día se producirá una apocalipsis. Los mayas de hoy, sin embargo, no prestan mucha atención a la fecha. (AP Photo/Israel Leal)

  • Un hombre con atuendo indígena le entrega a dos turistas un certificado del hotel Xcaret de Playa del Carmen, México, que ofrece un millón de dólares a quienes sobrevivan al 21 de diciembre si ese día se acaba el mundo. Muchos en México tratan de sacarle el mayor jugo posible al 21 de diciembre, fecha en que se acaba un ciclo del calendario maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • A Mayan priest prepares candles for a ceremony at the Kaminal Juyu archeological site, in preparation for the Oxlajuj B'aktun, in Guatemala City, Wednesday, Dec. 19, 2012. The Oxlajuj B'aktun is on Dec. 21, marking a new period in the Mayan calendar, an event only comparable in recent times with the new millennium in 2000. A chorus of books and movies tried to link the Mayan calendar to rumors of impending disasters ranging from rogue black holes and sun-storms to the idea that the Earth's magnetic field could 'flip' on that date. Archaeologists says there is no evidence the Maya ever made any such prophesy. (AP Photo/Moises Castillo)

  • Donaciana Cupul cocina en su casita con estacas de madera en la comunidad maya de Hidalgo, en la península de Yucatán, en México, el 14 de diciembre. Como tantos otros mayas, a Cupul no le preocupa el fin de un ciclo de más de 5.000 años del calendario maya y sigue su vida como si nada. (AP Photo/Israel Leal)

  • Mayan priests attend a ceremony at the Kaminal Juyu archeological site, in preparation for the Oxlajuj B'aktun, in Guatemala City, Wednesday, Dec. 19, 2012. The Oxlajuj B'aktun is on Dec. 21, marking a new period in the Mayan calendar, an event only comparable in recent times with the new millennium in 2000. A chorus of books and movies tried to link the Mayan calendar to rumors of impending disasters ranging from rogue black holes and sun-storms to the idea that the Earth's magnetic field could 'flip' on that date. Archaeologists says there is no evidence the Maya ever made any such prophesy. (AP Photo/Moises Castillo)

  • Mayan priests pray during a ceremony at the Kaminal Juyu archeological site, in preparation for the Oxlajuj B'aktun, in Guatemala City, Wednesday, Dec. 19, 2012. The Oxlajuj B'aktun is on Dec. 21, marking a new period in the Mayan calendar, an event only comparable in recent times with the new millennium in 2000. Amid a worldwide frenzy of advertisers and new-agers preparing for a Maya apocalypse, one group is approaching Dec. 21 with calm and equanimity calm: the people whose ancestors supposedly made the prediction in the first place. (AP Photo/Moises Castillo)

  • Indigenous people participate in a ceremony at Iximche archeological site in Tecpan, Guatemala, Thursday, Dec. 20, 2012. While the Mayan calendar cycle has prompted a wave of doomsday speculation across the globe, few in the Mayan heartland believe the world will end on Friday. (AP Photo/Moises Castillo)

  • People gather at Iximche archeological site in Tecpan, Guatemala, Thursday, Dec. 20, 2012. While the Mayan calendar cycle has prompted a wave of doomsday speculation across the globe, few in the Mayan heartland believe the world will end on Friday. (AP Photo/Moises Castillo)

  • A Mayan priest participates in a ceremony at Iximche archeological site in Tecpan, Guatemala, Thursday, Dec. 20, 2012. While the Mayan calendar cycle has prompted a wave of doomsday speculation across the globe, few in the Mayan heartland believe the world will end on Friday. (AP Photo/Moises Castillo)

  • A journalist speaks in front of a TV camera in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. Amid a worldwide frenzy of advertisers and new-agers preparing for a Maya apocalypse, one group is approaching Dec. 21 with calm and equanimity, the people whose ancestors supposedly made the prediction in the first place. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of "Templo de los Guerreros," or "Temple of the Warriors," in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. Doomsday hour is here, at least in much of the world, and so still are we. According to legend, the ancient Mayans' long-count calendar ends at midnight Thursday, ushering in the end of the world. Didn't happen. (AP Photo/Israel Leal)

  • Mayan gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. A Mexican Indian seer who calls himself Ac Tah, and who has traveled around Mexico erecting small pyramids he calls "neurological circuits," said he holds high hopes for Dec. 21. "We are preparing ourselves to receive a huge magnetic field straight from the center of the galaxy," he said. (AP Photo/Israel Leal)

  • People gather in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)

  • Mayan dancers perform in front of the Kukulkan Pyramid in Chichen Itza, Mexico, Thursday, Dec. 20, 2012. American seer Star Johnsen-Moser led a whooping, dancing, drum-beating ceremony Thursday in the heart of Mayan territory to consult several of the life-sized crystal skulls, which adherents claim were passed down by the ancient Maya. (AP Photo/Israel Leal)