BEIJING (AP) — Los televidentes de China vieron a un antihéroe anarquista revelarse contra un gobierno totalitario y convencer a la gente de elegir su destino. Poco después el internet estaba lleno de frases de "V de Venganza" como la famosa: "La gente no debe temer a su gobierno. Los gobiernos deben temer a la gente".

La transmisión de la película el viernes por la noche en la Televisora Central de China (CCTV) impactó a los espectadores y creó esperanzas sobre una menor censura en China.

"V de Venganza" nunca llegó a los cines chinos, pero no está claro si fue prohibida. Un artículo en el sitio de internet del Diario Popular del Partido Comunista decía que se había prohibido su transmisión, pero el vocero de la agencia que aprueba las películas dijo que no estaba enterado de ninguna prohibición.

Algunos comentaristas y blogueros creen que la transmisión podría ser un intento de los productores de CCTV para reducir la censura, otro signo de que el líder del Partido Comunista recientemente instalado, Xi Jinping tiene intenciones serias de hacer una reforma.

"¡Cielos, CCTV transmitió sorpresivamente 'V de Venganza'. Siempre pensé que la película estaba prohibida en China!", escribió el comentarista de medios Shen Chen en el servicio chino similar al Twitter, Sina Weibo, donde tiene más de 350.000 seguidores.

Zhang Ming, un supervisor en una empresa de bienes raíces escribió en Weibo: "Por primera vez CCTV-6 transmitió 'V de Venganza', qué debemos pensar, ¿la reforma es más profunda?"

La película de 2005 basada en un cómic se desarrolla en el supuesto futuro de Gran Bretaña bajo un gobierno fascista. El protagonista usa una máscara de Guy Fawkes, un rebelde del siglo XVIII que intentó acabar con el Parlamento. La máscara se ha convertido en un símbolo revolucionario para los jóvenes manifestantes en la mayoría de los países occidentales y también tiene muchos seguidores en China, donde la película está ampliamente disponible en DVD piratas. Algunos han usado la imagen de la máscara como su fotografía de perfil en sitios de socialización chinos.

El activista Hu Jia escribió en Twitter, un sitio inaccesible para la mayoría de los chinos por los controles del gobierno sobre internet: "Esta gran película es lo más apropiado para nuestra situación actual. Dictadores, prisiones, policía secreta, control de los medios, disturbios y la eliminación de 'herejes'... miedo, evasión, mentiras, valor, resistencia, terminar con la tiranía...los dictadores de China y sus ciudadanos también tienen esa relación".

China no tiene un sistema de clasificación de películas, así que todas las cintas en el cine están abiertas para adultos y niños de cualquier edad. El cineasta y profesor de la Academia Cinematográfica de Pekín, Xie Fei, publicó una carta abierta en Sina Weibo el sábado pidiendo a las autoridades remplazar el sistema de censura para películas que data de la década de 1950 con un sistema de clasificación.

La transmisión de "V de Venganza" creó esperanzas sobre los posibles cambios bajo el gobierno de Xi, quien fue nombrado públicamente el nuevo líder de China el mes pasado. Xi ha anunciado un estilo moderado de gobierno y ha pedido que las autoridades reduzcan sus gastos. Sus reformas buscan complacer a la población molesta por la corrupción local.

___

Los investigadores de The Associated Press Flora Ji y Henry Hou contribuyeron con este despacho.

MÁS SOBRE NATALIE PORTMAN:
Loading Slideshow...
  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    Getty

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)

  • Natalie Portman

    (Getty)