El 21 de diciembre de 2012 se ha convertido en los últimos años, en fecha controversial, de mucha discusión. Las profecías mayas anuncian circunstancias catastróficas para la humanidad. ¿O es esa una interpretación errada, una lectura moderna de algo que no alcanzamos a comprender en su totalidad?

Loading Slideshow...
  • Los mayas poseían una cultura altamente sofisticada. Astrónomos y matemáticos fueron parte de una civilización muy avanzada, admirada por científicos de la actualidad. Estos astrónomos Mayas señalaron que el 21 de diciembre de 2012, se producirá una alineación cósmica perfecta entre Venus, la Tierra, Júpiter y la Galaxia, pero no un desastre universal, como muchos creen, sino el comienzo de una nueva etapa, luminosa para la humanidad.

  • Cuando hablamos de una nueva etapa, ésta supone grandes cambios espirituales y de gran apertura mental. Un cambio de conciencia. Una invitación a superar el individualismo y a estar en sincronía con el planeta, a fortalecer la unión espiritual con la Madre Tierra y el cosmos. A trabajar contra la marginación y las guerras, y unirnos en torno a los objetivos del equilibrio, la paz y la felicidad entre los pueblos. Sanar el planeta que nos cobija.

  • ¿Cómo se comienza? Con el pensamiento. Tus pensamientos dominantes se manifiestan: atraes a tu vida aquello que piensas. Presta atención a tus emociones, concéntrate en tus deseos y tus sueños, no pienses en aquello que no deseas. Si tus pensamientos son negativos, enfócate en lo que deseas conseguir, “cambia de sintonía”, y tu estado de ánimo mejorará.

  • El ser humano está aprendiendo siempre, y las crisis son para evolucionar. Sostenerse en la esperanza de que algo mejor vendrá es la mejor manera de evolucionar interiormente y conocer nuestros propios alcances.

  • A medida que la conciencia cambia, la realidad física también, primero de manera sutil, hasta llegar a cambios significativos y notables. Menos depresión, mayor seguridad. Menos irritabilidad, mayor tolerancia a situaciones difíciles. Lo que comienza como un trabajo interior, se refleja en los demás, comenzando una cadena, un círculo de sanación.

  • Una nueva era planetaria comienza, una nueva etapa cósmica. El cosmos marca una división, la señal de un cambio que se está gestando y los seres humanos tendremos la posibilidad de renacer hacia una nueva conciencia global. Recibir las señales del cosmos constituye una muestra de esa sintonía necesaria e imprescindible en esta nueva era, y todos debemos fortalecerla.

  • Las energías planetarias que nos conducen al año 2013 nos piden escuchar la voz de nuestro corazón. Es tiempo de iniciar un proceso sanador, un tiempo de elecciones: ¿Amor o indiferencia? ¿Desarrollo o estancamiento? ¿Expansión o contracción de nuestros límites? La respuesta está en tu interior. Los mensajes del cosmos se manifiestan de manera sencilla y cotidiana, sólo debemos estar abiertos a reconocerlos.

  • Mahatma Gandhi:

    No debemos perder la fe en la humanidad, que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias

Video relacionado en HuffPost Voces: