Una cincuentena de niños que sufren la separación de sus familias entonaron villancicos navideños en el edificio del servicio de inmigración y control de aduanas (ICE) en Dallas, a fin de protestar pacíficamente contra las deportaciones de sus padres y la de Francisco Javier Arcos, a unas horas de haber sido trasladado a Colombia.

En la acción pacífica, los pequeños cantaron tonadas navideñas en inglés y español también para extender su protesta contra la violencia y atropello de derechos humanos en el procedimiento de deportación aplicado por agentes del ICE.

"Muchos de estos niños han presenciado la violencia de los agentes cuando entran a sus casas en la madrugada y maltratan, esposan y arrestan a sus padres, ellos saben del terror del operativo de ICE y del trauma que queda por la separación de su familia", dijo Ralph Isenberg, director del Centro de Empoderamiento en Inmigración Isenberg.

También protestaron contra la reciente deportación del colombiano Francisco Arcos, a pesar de que se encontraba en trámites para solicitar una petición de estadía migratoria. Su esposa Lucía Cedillo denunció que lo mantuvieron incomunicado durante una semana.

"ICE no debe deportar a un inmigrante como Francisco sin récord criminal, fue un error muy grande como el que cometió la oficina de ICE en Houston cuando deportó a una joven ciudadana estadounidense a Colombia por equivocación", dijo Isenberg.

Aseguró que el caso del colombiano de 18 años de edad lo pelearán en las cortes federales, porque él puede tener la protección de la disposición Morton hasta lograr que regrese a Estados Unidos, al lado de su hijo Jayden de 7 meses de edad y de su esposa, quien fue traída de México cuando tenía un año de edad y ahora es residente permanente.

SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

Francisco fue detenido desde el 17 de noviembre por una falta de tráfico, fue internado en un centro de detención migratorio, se interrumpió un intento de deportarlo el 3 de diciembre, pero fue enviado a New Orleans antes de ser deportado a Colombia. El inmigrante colombiano no es un criminal ni representa un riesgo de fuga, por lo que su detención fue un castigo cruel e inusual, consideró Isenberg.

Por su lado, en la singular protesta pacífica contra las deportaciones en ICE, los niños cantaron varias tonadas navideñas en inglés y español, a la vez corearon el deseo de una feliz navidad para los agentes de la dependencia migratoria.

Fuera de las instalaciones de ICE en Dallas, varios solicitantes e inmigrantes presenciaban la protesta pacífica, al término de la cual aplaudieron animadamente. "Estamos felices de ver que niños están haciendo algo por una causa justa, como es rechazar las deportaciones", opinó Mercedes Hernández, quien esperaba en fila su turno para sus trámites.

A raíz de la tragedia en Connecticut que cobró la vida de 26 personas, entre ellas 20 niños, Isenberg comentó que en las escuelas se trata de explicar a los pequeños lo que pasó ahí, pero estos menores de familias separadas por la deportación ya están traumatizados y saben de armas automáticas apuntándoles a sus padres.

"Muchos de estos niños viven sólo con uno de sus padres, porque se ha deportado al otro", puntualizó. A la vez, denunció que hay varios casos en que la oficina de ICE en Dallas está ignorando serias condiciones de salud de los niños nacidos en Estados Unidos e inicia el proceso de deportación de uno de los padres de los cuales depende su cuidado o sobrevivencia.

La dependencia de ICE en Dallas ha incrementado su actividad de deportaciones ilegales a partir de las elecciones presidenciales de noviembre, reveló.

Concretamente se refirió a los casos en proceso de deportación de una madre, Rosy Nava, quien atiende a un hijo con parálisis cerebral y al caso de Erika Silva, con dos niños enfermos con males de origen genético. Asimismo, manejan los casos de múltiples familias separadas con hijos de ciudadanía estadounidense que viven sin uno de sus padres.

Isenberg hizo pública una carta abierta al presidente Barack Obama para que ponga freno a la ola de deportaciones de ICE en Dallas y enviará varias peticiones de acciones de emergencia y quejas ante la Corte Internacional de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OAS, por su siglas del inglés) para informarles de las violaciones a los derechos humanos cometidas por la agencia migratoria federal.

Actualmente, el Centro de Empoderamiento en Inmigración Isenberg está luchando por evitar deportaciones de los padres de unos 80 niños con ciudadanía estadounidense en el norte de Texas.

Según la organización We Belong Together, actualmente hay 5,000 niños en hogares temporales en Estados Unidos, debido a las deportaciones de sus padres. Sólo en los primeros seis meses del 2011 se deportó a más de 46,000 padres de menores nacidos en este país y se calcula que ICE envía a unos 17 pequeños a hogares adoptivos por día.

¿Cuál es la solución a la cuestión migratoria?

VOTA

Loading Slideshow...
  • Inmigrantes indocumentados de origen guatemaltecos son revisados antes de abordar un vuelo a Guatemala desde el aeropuerto de Mesa, Arizona en junio del 2011.

  • Migrantes hondureños deportados de Estados Unidos caminan en una pista de aterrizaje del aeropuerto Toncontín en Tegucigalpa en diciembre de 2011.

  • Varios inmigrantes guatemaltecos deportados desde diferentes partes de los EE.UU. esperan su turno para subir a un autobús y viajar a su ciudad natal en los diferentes departamentos de Guatemala.

  • La inmigrante mexicana, Jeanette Vizguerra después de una reunión en el consulado mexicano en su lucha contra las audiencias de deportación en Denver, Colorado.

  • Inmigrantes indocumentados de El Salvador esperan a ser deportados por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), en un vuelo con destino a San Salvador en diciembre de 2010 en Mesa, Arizona.

  • Un inmigrante indocumentado en proceso de deportación, esposado y con grilletes, es trasladado al aeropuerto de Broadview, Illinois.

  • Inmigrantes ilegales de origen guatemaltecos ocultan sus rostros a su llegada a Guatemala luego de haber sido deportados desde EE.UU.

  • Inmigrantes indocumentados de Ecuador hacen fila para abordar un vuelo de deportación.

  • La mexicana Elvira Arellano pasó un año en una iglesia de Chicago para evitar ser separada de su hijo nacido en Estados Unidos.


VIDEO RELACIONADO: