cafefuerte

La laureada artista Tania Bruguera, creadora de controversiales performances e instalaciones alrededor del mundo, está de vuelta en Miami con una idea que seguramente no pasará inadvertida entre sus compatriotas: reabrir el Partido Revolucionario Cubano (PRC) 120 años después de que el prócer independentista José Martí lo fundara en el exilio.

“Hasta ahora es un proyecto simbólico, pero pudiera convertirse en un proyecto real”, comentó Bruguera en una entrevista con [I]CaféFuerte.[/I] “Es una propuesta para pensar el futuro de Cuba desde un llamamiento a la participación y al diálogo entre todas las posiciones, con cubanos de dentro y fuera de la isla”.

Bruguera lanzará su iniciativa este martes en Key West (Cayo Hueso) durante una presentación artística en el mismo lugar donde Martí diera a conocer las bases para la fundación del PRC, el 10 de abril de 1892. El evento comenzará en el Instituto San Carlos y se prolongará a otros sitios de interés históricos vinculados a Martí en la ciudad más sureña de Estados Unidos.

“Me interesa que sea un proyecto sin violencia física ni mental, capaz de propiciar un diálogo colectivo sobre el concepto de ser revolucionario”, manifestó la artista, de 44 años. “Cada ser humano tiene derecho a definir lo que es revolucionario”.

Rumbo a Cayo Hueso

La actividad de Cayo Hueso está patrocinada por la Fundación de Arte Cisneros Fontanals, que el pasado año premió a Bruguera con uno de sus programas de subvención para proyectos artísticos dirigidos a la audiencia de Miami.

Bruguera no ha cortado sus vínculos con Cuba, aunque pasa la mayor parte del tiempo entre París y Nueva York.

“Si todo el mundo va a desentenderse de la situación política del país, pues nada podrá cambiar”, afirmó. “Creo que es hora de que repensemos desde todos los puntos de vista y analicemos los cambios que se están produciendo actualmente en Cuba”.

Pero dice que no se considera no emigrante ni exiliada, sino una ciudadana del mundo, y cree inaceptable que en pleno siglo XXI alguien pueda arrogarse la decisión de prohibirle entrar al país donde nació y donde aún tiene su casa.

Bruguera considera que la palabra revolucionario ha sido coartada por el gobierno con fines políticos.

“Ser revolucionario no es estar de acuerdo con un gobierno”, señaló. “Para el gobierno cubano ser revolucionario es estar en la línea de sus decisiones, y lo revolucionario es un concepto vivo que se asocia con la renovación y la creatividad, y no puede ser establecido por decreto”.

Susurros y ataduras

Bruguera ya ha aportado más que un grano de arena al debate y la libre circulación de opiniones dentro de Cuba. Su performance [I]El susurro de Tatlin,[/I] organizado en la X Bienal de La Habana, en el 2009, atrajo a decenas de personas convocadas a expresar su pensamiento sin ataduras en un podio ubicado en el Centro Wifredo Lam.

Al podio, flanqueado por dos jóvenes vestidos de verdeolivo, subió la conocida bloguera Yoani Sánchez, que intervino sobre el derecho a la internet para impulsar una sociedad más abierta y plural. El video del performance circuló ampliamente y causó ciertas reticencias entre las autoridades culturales cubanas.

Formada en el Instituto Superior de Arte de La Habana y en el Instituto de Arte de Chicago, Bruguera ha sido reconocida internacionalmente por sus provocadoras propuestas sobre el poder y los controles sociales. Sus creaciones han recorrido las principales citas del arte mundial, desde  Documenta 11, en Alemania, hasta las bienales de Venecia (Italia), Johannesburgo (Sudáfrica), Sao Paolo (Brasil), Shangai (China) y Site Santa Fe (Estados Unidos).

El pasado año encabezó un proyecto en un apartamento de Corona, en el barrio neoyorquino de Queens, donde se sumó a un grupo de cinco inmigrantes indocumentados y sus hijos menores para vivir la experiencia de vivir con mínimos ingresos y sin seguro médico.

“Me interesa poner al artista en posición de ciudadano activo”, enfatizó la artista.

cafefuerte

Loading Slideshow...
  • Protestas

    En España, un grupo protesta por la liberación de los cinco espías cubanos . (AP Photo/Andres Kudacki)

  • Cubanos en Miami

    Históricamente, los cubanos se perfilan más como republicanos.

  • Paul Ryan

    El candidato republicano a la vicepresidencia de Estados Unidos, Paul Ryan, tomando un café cubano en el popular restaurante Versailles de Miami, uno de los lugares más concurridos por el exilio radicado en el sur de la Florida.

  • Cubanos en Miami

    Excomisionado de Miami, Carlos Jimenez, en el restaurante Versailles, de Miami.

  • Cubanos en Miami

    El senador republicano Marco Rubio en Hialeah en Florida.

  • Cubanos en Miami

    Jeanette Rubio, la esposa del senador republicano, Marco Rubio.

  • Cubanos en Miami

    El senador republicano, Marco Rubio, y su esposa Jeanette Rubio.

  • Cubanos en Miami

    La candidata demócrata a la gobernatura, Alex Sink, toma un café cubano en el restaurante Versailles.

  • Cubanos en Miami

    El senador republicano Marco Rubio.

  • Cubanos en Miami

    El excomisionado de Miami, Carlos Jimenez, habla con una votante cubana.

  • Cubanos en Miami

    Expertos aseguran que se ha comenzado a experimentar un cambio entre las últimas generaciones de cubanos llegados a Estados Unidos, quienes tienden a simpatizar con los demócratas.

  • Cubanos en Miami

    Florida es el tercer estado que concentra la población más significativa de latinos. Los cubanos significan el 32.1 por ciento del voto en esta parte del país.

  • Cubanos en Miami

    En el 2008, Barack Obama ganó la Florida cuando se impuso al republicano John McCain, quien alcanzó el 51% de los votos floridanos.

  • Cubanos en Miami

    La comunidad cubana es la tercera más importante del país cuando se habla de elecciones con un 4.8 por ciento, según un<a href="http://www.pewhispanic.org/2012/01/23/latinos-in-the-2012-election-florida/" target="_hplink"> estudio del Pew Hispanic Center</a>.