MADRID (AP) — Miles de personas pertenecientes al sector público de la salud desfilaron en la capital española en protesta contra los planes de gobierno regional de reestructurar y privatizar parcialmente ese segmento del bienestar social.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


La marcha del domingo, llamada una "marea blanca" por las batas de muchos médicos y enfermeras que se sumaron a la protesta, tiene lugar la víspera de que el consejero regional de salud se reúna con el comité responsable de coordinar los servicios profesionales y los representantes sindicales para lograr un ahorro presupuestario de 533 millones de euros (697 millones de dólares).

Los cuidados médicos y la enseñanza son administrados por las 17 regiones autonómicas españolas en lugar del gobierno central, y Madrid propuso vender la gerencia de seis de los 20 hospitales públicos y 27 de los 268 centros de salud.

Las regiones españolas están ahogadas por una deuda soberana conjunta de 145.000 millones de euros (190.000 millones de dólares), al tiempo que el país está sumido en una doble recesión como resultado de la crisis del 2008 causada por el estallido de la burbuja del ladrillo.