El peleador cubano Guillermo Rigondeaux tendrá que seguir esperando antes de volver a subir a un ring luego de que su rival en turno, el tailandés Poonsawat Kratingdaenggym, no pasó los exámenes médicos de la comisión atlética de Texas.

A poco más de 24 horas de iniciar la cartelera que protagonizarán el filipino Nonito Donaire y el mexicano Jorge Arce la pelea tuvo que ser cancelada.

"La salud es primero. Me dijeron que no pasó los exámenes pero que no saben que es. Así que seguiré esperando. La ventaja es que mi inactividad no será muy larga. Ya hablé con mi promotor (el estadoundiense Bob Arum) y me dijo que buscará meterme en un función lo más pronto posible", dijo el cubano de 32 años, quien sostuvo su última pelea en septiembre pasado.

Fuentes cercanas al peleador isleño aseguraron que la razón por la que la pelea no se llevará acabo es porque el peleador oriental tiene virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

El cubano tendrá que seguir esperando por el pleito que le abra las puertas de las grandes peleas, pues con este encuentro planeaba conquistar la oportunidad de convertirse en retador del filipino Nonito Donaire, si este consigue imponerse a Jorge Arce.

Por su parte Arum aseguró que el resultado de los exámenes de sangre, aunque no especificó sobre el resultado, dijo que es una lástima el que se desperdiciaran dos buenas preparaciones a tan poco tiempo de llevarse acabo la pelea.

"Buscaremos devolver a la actividad a Rigondeaux lo más pronto posible", dijo el promotor quien cumplió 81 años el fin de semana pasado.