El papa Benedicto XVI envió el miércoles su primer mensaje por Twitter, al tiempo que alcanzaba un millón de seguidores, a los que bendijo y pidió que escuchen a Cristo.

Benedicto XVI, de 85 años, apretó el botón de una tableta que le fue presentada al finalizar la audiencia general semanal. Uno de sus ayudantes anunció en voz alta: "Y ahora el Papa mandará un tuit".

"Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra generosa respuesta. Os bendigo a todos ustedes de corazón", decía el mensaje.

Al mismo tiempo que era enviado el mensaje, el número de seguidores de la cuenta (at)Pontifex superó el millón de seguidores sumando las ocho cuentas con distintos idiomas.

El primer tuit papal fue recibido con intensa curiosidad, así como con chistes inmisericordes, correo basura y comentarios. "¿El Papa tiene un iPad?", preguntó el humorista Jon Stewart a principios de año. La publicación satírica The Onion escribió que "El Papa tuitea fotos de él con Dios".

Empero, lo más engorroso para el Vaticano y que podría ser un inconveniente para la Santa Sede, el usuario (at)Pontifex fue inundado con correo basura de usuarios que comentaron el escándalo del abuso sexual cometido por miembros del clero.

Los funcionarios vaticanos dijeron que habían previsto esa reacción negativa, pero que es un riesgo que asumen al difundir la doctrina católica.

Funcionarios de la Santa Sede reconocieron que el Sumo Pontífice no escribió el mensaje por sí mismo, y que el personal del Vaticano lo escribiría para él. Benedicto XVI sólo apretó el botón de enviar.

Cuenta del Papa en español en Twitter: www.twitter.com/pontifex(guion bajo)es

Loading Slideshow...
  • Papa Benedicto XVI

    El papa Benedicto XVI bendice a los participantes del Angelus en la Plaza de San Pedro en el Vaticano el domingo 17 de junio de 2012. El secretario vaticano de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, culpó el lunes 18 a los medios de comunicación de exacerbar el escándalo sobre la filtración de documentos del Vaticano. (Foto AP/Riccardo De Luca)

  • Pope Benedicto XVI

    El papa Benedicto XVI saluda a los arzobispos recién ordenados el 30 de junio de 2012. El Papa despidió a un obispo eslovaco de 52 años por un aparente mal manejo de su diócesis en una extraña muestra de poder papal. (AP Photo/Riccardo De Luca)

  • Agostino Vallini Papa Benedicto XVI

    El papa Benedicto XVI (al centro), flanqueado por el cardenal Agostino Vallini (izquierda), se apresta a abordar un avión a Líbano, en el aeropuerto militar de Ciampino, en las afueras de Roma, el viernes 14 de septiembre de 2012. (Foto AP/Riccardo De Luca)

  • Papa Benedicto XVI

    El papa Benedicto XVI llega a una audiencia en el Vaticano el 9 de noviembre del 2012. El papa Benedicto XVI emitió el sábado 10 de noviembre un decreto que crea una nueva academia pontificia para el estudio del latín a fin de elevar interés en el idioma oficial de la Iglesia católica que está en desuso en el mundo (AP Foto/Alessandra Tarantino)

  • Papa Benedicto XVI

    El papa Benedicto XVI saluda a la recién nombrada presidenta de la Interpol Mireille Balestrazzi al final de una audiencia especial con participantes de la asamblea general de esa agrupación internacional de policíal, en el Vaticano, el viernes 9 de noviembre de 2012. (Foto AP/L'Osservatore Romano)

  • l Luis Antonio Tagle, Pope Benedict XVI

    Luis Antonio Tagle, derecha, arzobispo de Manila, Filipinas, recibe la birreta roja al ser designado cardenal por el papa Benedicto XVI durante un consistorio en la Basílica de San Pedro, el sábado 24 de noviembre de 2012. Seis nuevos cardenales, entre ellos el arzobispo de Bogotá, Colombia, se unen a la élite eclesiástica de sotana roja que elegirá al próximo Papa. (Foto AP/Andrew Medichini)