Huffpost Voces
David Ramirez Headshot

Hispanos no quieren estadio de fútbol en Nueva York

Publicado: Actualizado:
PARK_FLUSHING_2
Manifestación de vecinos y organizaciones contra el estadio de fútbol. | MTRDY

NUEVA YORK.- Mientras que el fútbol –soccer- es el deporte de mayor crecimiento en Estados Unidos y, entre los hispanos es por amplio margen el favorito entre las demás disciplinas, en Nueva York se oponen a un proyecto de la Mayor League Soccer (MLS) para la construcción de un estadio para la práctica de este deporte.

Líderes hispanos, activistas pro derechos civiles junto a varios oficiales elegidos de Queens marcharon para rechazar el proyecto privado de unos 500 millones que adicionalmente prevé construir un centro comercial, dos salas de conciertos y áreas de estacionamiento en una extensión de 13 hectáreas donde hoy se encuentra el Flushing Meadows Corona Park (FMCP).

SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

"Estoy en contra de cualquier proyecto de desarrollo privado en un parque público. Los parques son espacios públicos sagrados”, dijo el senador estatal Tony Avella en una declaración a HuffPost Voces.

Avella instó a los promotores del proyecto a buscar un área privada en el mapa de la ciudad para proseguir sus planes de beneficio privado.

El fútbol -soccer- es un fenómeno en expansión. Un reciente estudio del sitio especializado examiner.com reveló que este deporte se ha convertido en el tercer deporte más popular de los Estados Unidos. El béisbol sigue en primer lugar.

El estudio estableció que el promedio de asistencia a los partidos de la MLS es de 17,000 personas, un 3 por ciento más que a los partidos de la NBA, la liga de básquet más poderosa del mundo.

"Juego al fútbol en el parque. A los hispanos nos encanta el fútbol, pero eso no quiere decir que queremos un estadio de fútbol en el centro del parque. Los niños de nuestros vecindarios necesitan desesperadamente un espacio abierto para hacer ejercicio”, dijo Luis González, un residente de larga data de Queens y miembro de la organización Se Hace Camino Nueva York.

El comisionado de la MLS Don Garber dijo en una declaración escrita que la liga tiene muy adelantadas las negociaciones con la ciudad y que el proyecto tendrá “luz verde” para su ejecución.

De acuerdo con Garber, la construcción del estadio crearía unas 2.200 plazas de trabajo durante la construcción, 800 trabajos durante los días de partidos y unas 200 posiciones de tiempo completo.

Sin embargo, María Alvarez, una residente de uno de los barrios circundantes del FMCP, negó que un proyecto privado beneficie a la clase trabajadora.

"Les puedo asegurar que los trabajos en cualquier centro comercial nuevo serán de salario mínimo, tiempo parcial y sin beneficios".
El parque de Flushing Meadows tiene en sus alrededores a Corona, Elmhurst, Jackson Heights, vecindarios densamente poblados por hispanos, particularmente de mexicanos, ecuatorianos, colombianos, uruguayos y argentinos.
"Trabajé en el Queens Center Mall por 20 años. Nadie puede mantener a una familia con esos trabajos. Nosotros no necesitamos más de lo mismo", insistió Alvarez.

El senador Avella agregó que Queens necesita cada centímetro de las zonas verdes actuales y que la idea es invertir en la ampliación de otras adicionales. "No podemos darnos el lujo de dar incentivos fiscales y otros subsidios públicos a los multimillonarios para que nos quitan la naturaleza", sostuvo Avella.

Para que la administración del alcalde Bloomberg pueda dar paso al proyecto aun requiere la aprobación del Concejo, del Estado y del gobierno federal, advirtió Holly Leicht, directora ejecutiva del grupo de defensa New Yorkers for Parks.

"El alcalde ve el proyecto como una oportunidad de crear actividad económica y puestos de trabajo muy necesarios en una zona de la ciudad que está sufriendo por la crisis económica y le gustaría verlo terminado tan pronto como sea posible", dijo mediante una comunicación escrita Julie Wood, portavoz del alcalde Bloomberg.

El emblemático parque Flushing Meadows tiene una extensión de casi 1,300 hectáreas y durante el siglo pasado fue sede de dos ferias mundiales. Dentro de su perímetro se construyó hace cuatro años el Citi Field, el estadio de béisbol de los Mets y además alberga el National Tennis Center, sede del Abierto de Estados Unidos.

Cientos de residentes se unieron a la marcha y al final, emprendieron en una limpieza para resaltar la necesidad de un capital adecuado para la financiación del mantenimiento y mejoras en el parque.

De su parte la concejal Julissa Ferreras que representa al Distrito 21 en cuya jurisdicción está Flushing Meadows, aseguró que no apoyará el proyecto en el Concejo.

"No voy a apoyar ningún proyecto que excluya a los residentes. Lo que corresponde aquí es promover un plan integral para mejorar Flushing Meadows Corona Park", dijo Ferreras.

Para Donovan Finn, profesor de Planificación Ambiental de la Universidad Stony Brook y residente en Queens, la expropiación del parque Flushing Meadows puede producir un impacto negativo en el área.

"El parque actúa como una esponja natural durante las tormentas. Si la administración Bloomberg permite la construcción de un enorme complejo corporativo y un estadio en los humedales allí, ¿qué impedirá que los efectos de las tormentas lleguen a las comunidades circundantes de Forest Hills, Kew Gardens, Corona y Flushing?", cuestionó Finn.

De su parte Joseph de la organización Queens Congregations United for Action opinó que, “es inmoral tomar un parque público rodeado de vecindarios de familias de ingresos bajos y regalárselo a multimillonarios”.

McKellar dijo estar perturbado por los informes publicados de que la administración Bloomberg acordaría un contrato con la MLS para un arrendamiento del parque por 1 dólar al año, sin impuestos a las ventas, ni pago de impuestos a la propiedad y la no participación de la ciudad en las ganancias que se generen.

De acuerdo con McKellar, esto es la mejor manera de gastar el dinero del contribuyente cuando se necesitan fondos para reconstruir la ciudad a raíz del Huracán Sandy.

¿Es correcto tomar de aquellos que tienen tan poco y dar a los que tienen más que suficiente?", Si es verdad, este no es un "proyecto con financiación privada como alega la MLS", agregó McKellar.

El último equipo profesional de fútbol que representó a la ciudad fue el Cosmos de Nueva York durante la década de los años 70 bajo la North American Soccer League, predecesora de la actual MLS.

La MLS durante los últimos años ha estado gestionando para que los New York Red Bulls, que actualmente juegan en un estadio de Harrison, Nueva Jersey, tengan su propio estadio en Nueva York.

Close
Fotos de la MLS 2012
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

En Internet

Anexo:Estadios de fútbol en América - Wikipedia, la enciclopedia libre

MLS financiará nuevo estadio en Nueva York; costará 300 mdd ...

Pequeños negocios colombianos en el mundo; crónica de Juan Gossaín

Marchan contra estadio de la MLS en Queens

LaTarde, comprometida con el deporte