El aceite de soja o soya es uno de los ingredientes más versátiles que se pueden encontrar en la cocina, y los latinos que eligen este aceite para preparar sus alimentos reciben una buena dosis de vitamina E y ácidos grasos omega-3, que pueden ayudar a reducir la presión arterial y a evitar enfermedades cardíacas.

Según la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos (National Alliance for Hispanic Health), las enfermedades cardíacas y del sistema circulatorio, como los accidentes cardiovasculares, representan el 36 por ciento de todas las muertes en los Estados Unidos por año. De hecho, más del 8 por ciento de los hispanos mayores de 18 años padecen de una enfermedad cardíaca. El aceite de soja, que se extrae de los granos enteros de soja, no contiene grasas trans y su apariencia dorada y clara tiene un sabor neutro, lo que les da a los latinos la confianza de saber que no deben elegir entre la salud de su familia y los sabores que han amado de generación en generación.

"El aceite es la base de muchos platos latinos tradicionales y usar aceite de soja permite que las familias no tengan que sacrificar la tradición ni el sabor", explicó Cecilia Pozo Fileti, Directora Regional, en nombre de la Junta Unida de la Soja (United Soybean Board, USB) . "Hay que mirar detalladamente la etiqueta del aceite vegetal para saber si contiene soja y confirmar que está tomando una decisión inteligente al cocinar. Es un consejo fácil que vale la pena compartir con familiares y amigos".

Actualmente, la mayoría de lo que está etiquetado como aceite vegetal es, en realidad, aceite de soja, y es posible que la mayoría de los hogares hispanos ya estén disfrutando los buenos beneficios para la salud que ofrece el aceite de soja sin saberlo. Como casi no tiene olor, el aceite de soja permite que se destaquen todos los sabores frescos de los ingredientes, lo que lo convierte en un agregado perfecto para sus recetas tradicionales. Las recetas que se realizan con aceite de soja, en lugar de más grasas saturadas, pueden ayudar a mantener un estilo de vida más saludable y brindan posibles beneficios, como niveles más bajos de colesterol en la sangre.

Además de los beneficios para la salud, la versatilidad del aceite de soja lo convierte en el complemento perfecto para muchos tipos de formas de cocinar. Se puede cocinar diariamente con aceite de soja y agregarlo en recetas caseras, incluidos los adobos, los aderezos para ensaladas y los salteados; además, su punto de humeo alto lo convierte en una opción excelente para freír alimentos de manera rápida y fácil. Para obtener más información sobre los beneficios del aceite de soja y encontrar recetas fáciles y listas para cocinar, visite www.SoyConnection.com.

Fuente: United Soybean Board/ PRNewswire-HISPANIC PR WIRE

Relacionado en HuffPost Voces:

ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • Hongos

    <strong>Por qué nos encantan:</strong> Los hongos proveen mucho sabor sin añadir muchas calorías. Los hongos tienen <a href="http://www.webmd.com/food-recipes/features/types-of-mushrooms">propiedades antivirales, antiinflamatorias y que favorecen al sistema inmune</a>, según WebMD. Ciertos tipos, como el <em>shiitake</em>, pueden <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/06/29/healthy-food-healthiest-list_n_1636409.html#slide=1162284">reducir el colesterol y combatir el cáncer</a>. También son ricos en selenio, señala Vandana Sheth, R.D., C.D.E., dietista registrada y portavoz de la <a href="http://www.eatright.org/public/">Academy of Nutrition and Dietetics</a>. Este antioxidante protege contra enfermedades cardíacas, el envejecimiento y algunos cánceres, según explica la experta, y generalmente se encuentra en la carne, por lo que los hongos son una muy buena opción para los vegetarianos. <strong>Cómo disfrutarlos</strong> "Una de las maneras más sencillas es comerlos en una ensalada cruda”, dice Sheth. "O, saltéalos con un poco de aceite de oliva y ajo. Obtienes un poco más de sabor y conservas los nutrientes", afirma.

  • Bok Choy (Col china)

    <strong>Por qué nos encanta:</strong> La col china, <a href="http://www.seriouseats.com/2010/02/in-season-bok-choy-choosing-storing-recipes-20100220.html">que es típica de los meses de invierno</a>, tiene grandes beneficios de salud, según Sheth. "Es una buena fuente de vitamina K, que juega un papel en la salud de los huesos, y algunas investigaciones muestran una conexión entre la vitamina K y algún beneficio contra el Alzheimer,” explica la experta. <strong>Cómo disfrutarla:</strong> "La forma más sencilla es hacerla al vapor o freírla," dice Sheth. Y ten cuidado de no sobre cocinarla, porque eso puede robarle todo el sabor y nutrientes a sus hojas.

  • Brócoli

    <strong>Por qué nos encanta:</strong> Está cargado de fibra y vitamina C, es bajo en calorías y tiene gran cantidad de antioxidantes, dice Sheth. También está lleno de calcio, hierro, potasio y vitaminas B, E y K para <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/06/29/healthy-food-healthiest-list_n_1636409.html#slide=1162140">proteger contra el cáncer, la enfermedad cardíaca, los derrames cerebrales, problemas de vista, pérdida de densidad ósea y más.</a> <strong>Cómo disfrutarlo:</strong> Si estás cansado de las cosas crudas en ensaladas o de las verduras al vapor, ponte creativo. Prueba una <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/05/14/broccoli-recipes_n_1514877.html#s971596&title=Creamy_Broccoli_Soup">sopa cremosa de brócoli</a> o rebánalo finamente <a href="http://smittenkitchen.com/blog/2009/05/broccoli-slaw/">para una ensalada</a>.

  • Apio nabo (Celeriac)

    <strong>Por qué nos encanta:</strong> También conocido como <a href="http://www.seriouseats.com/2011/01/in-season-celeriac-choosing-picking-storing-20110122.html">raíz de apio</a>, este bulbo de tierra es rico en fibra, vitamina B6 y potasio. Se ha insinuado que el apio nabo puede combatir el cáncer, especialmente el cáncer de colon, dice Sheth. La temporada de la raíz termina en diciembre, añade la experta, así que cómela mientras puedas. <strong>Cómo disfrutarlo:</strong> Trata de asarlo junto con otros vegetales de invierno, con un poco de aceite de oliva y hierbas y especias frescas."Disfrútalo como guarnición o ponlo encima de las ensaladas", sugiere Sheth.

  • Ajo

    <strong>Por qué nos encanta:</strong> Este bulbo aromático puede proteger contra ciertos tipos de cáncer y <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/08/30/healthy-food-healthiest-list_n_1840547.html#slide=1446563">ayuda a combatir bacterias y virus</a>. La alicina, un compuesto que se encuentra en el ajo y las cebollas, "es una gran fuente de protección contra el cáncer", dice Sheth. <strong>Cómo disfrutarlo:</strong> "Puedes obtener sus beneficios a través de un suplemento, pero no hay nada como comerlo", dice la experta. "¡Le añade mucho sabor a todo!". <em>Fuente: <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/12/04/december-superfoods-2012_n_2219124.html?utm_hp_ref=healthy-living">HuffPost Healthy Living</a></em>

Loading Slideshow...
  • Chocolate

    El cacao contiene flavonol, un antioxidante natural. Un reciente estudio publicado por la revista médica <em>Hypertension</em> señaló que la ingesta diaria de cacao puede reducir el deterioro cognitivo. Sobre qué tipo de chocolate elegir para gozar de estos beneficios, las barras más oscuras y algo amargas son las mejores opciones porque contienen la mayor concentración de cacao. <a href="http://salud.aollatino.com/2012/03/04/chocolate-cacao-beneficios/" target="_hplink">Lo que debes saber del chocolate</a>.

  • Manzanas

    Las manzanas son una importante fuente de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y prociaciadinas. Algunos estudios han indicado que el consumo de catequinas procedentes de manzanas puede reducir la incidencia de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de pulmón.

  • Brócoli

    Tiene propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar toxinas y mejoran el aspecto de la piel. También protege al corazón y fortalece el sistema inmunológico.

  • Vino tinto

    El vino tinto tiene polifenoles y flavonoides, que le otorgan un efecto antioxidante. En moderación, el consumo de esta bebida contribuye a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Este beneficio se obtiene con una o dos copas al día.

  • Fresas y arándanos

    Investigadores del Instituto Salk de Biología en Estados Unidos han comprobado que la fisetina, un flavonoide natural presente en la fresa, estimula la memoria a largo plazo. Además, los flavonoides de los arándanos reducen el riesgo de desarrollar diabetes.

  • Los flavonoides en el té de Camomila, popular por su efecto relajante, actúan como antihistamínicos y alivian las alergias. <a href="http://salud.aollatino.com/2011/11/06/beneficios-te/" target="_hplink">Más beneficios del té aquí</a>.

  • Uvas

    El resveratrol, un flavonoide presente en la piel de la uva negra y roja, ha demostrado su eficacia para inhibir o bloquear el crecimiento de tumores.