La mujer tiene dos sexualidades: una cuando está ovulando y otra durante el resto del mes. Se nota tanto, que los psicólogos evolutivos y los biólogos han confirmado los cambios en conducta, acciones y actitudes, y lo más interesante: cómo los hombres a su alrededor responden sin saber conscientemente por qué. Eso explica a la mujer extrovertida y accesible que llega a un lugar y todos la rodean, mientras otras mujeres cercanas a ella no atraen a nadie. Ella está en plena ovulación, en ese momento del mes de máxima fertilidad.

Siempre se ha sabido que todas las hembras de la especie muestran en su cuerpo señales de su fase de fertilidad. Se pensaba que no ocurría igual con la mujer. En los pasados 12 años, se ha descubierto evidencia de que la mujer provee muchas claves de que está ovulando. Esa fase del ciclo menstrual tiene un efecto asombroso en las percepciones, preferencias y conducta femeninas, y las reacciones de los demás hacia ella, especialmente de los hombres. Aunque suene atrevido, los cambios invisibles, pero muy influyentes, del ciclo reproductivo, determinan el comportamiento diario de los humanos.

Durante los días de ovulación, la mujer…

  • Prefiere al hombre de estructura física dominante con rasgos muy masculinos, ancho de espaldas y que hable en un tono bajo. Cuando está en la fase no fértil, prefiere al hombre tierno, de voz más alta, con modales más gentiles.
  • Se interesa más por los temas eróticos, por ejemplo, prefiere ver una película romántica que una de acción.
  • Se ocupa más de su apariencia y usa ropa más reveladora.
  • Es más receptiva a los avances e invitaciones de los hombres porque se siente más bonita y confiada de sí misma.

De hecho, la mujer luce más atractiva durante su ovulación porque biológicamente su cara y su cuerpo cambian, le sube el timbre de voz, sus senos se ponen más simétricos y se acentúa la proporción entre su cintura y sus caderas.

A tono con eso, los hombres actúan diferentes ante los cambios en el ciclo femenino. Un estudio de Thornhill y Gangestad de la Universidad de New Mexico reveló que cuando un hombre se relaciona con una mujer que está ovulando le presta más atención, la llama con frecuencia por el celular, es más agradable y complaciente y le hace más regalos.

El impacto de la fase de ovulación alcanza otros aspectos de la vida. Durante su fase fértil del mes, la mujer tiende a correrse más riesgos sociales, concertar primeras citas románticas o pautar entrevistas de trabajo, tal vez precisamente porque es el momento del mes en que más bella se siente y ¡realmente lo está!

¿QUÉ OPINAS DE ESTA INFORMACIÓN?

VE ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • La belleza en tu paladar

    <em>Por: Yined Ramirez-Hendrix</em> Hay comidas que te ayudarán a tener una complexión más clara y tersa y que pueden combatir las arrugas. Aquí te presentamos algunos de estos ricos embellecedores.

  • El aceite de oliva combate la resequedad

    La grasa es clave para piel suave y tersa. Las personas con piel reseca y escamosa se beneficiarán de ingerir una cucharada de aceite de oliva a diario. Si poros tapados son un problema, los ácidos grasos en el aceite de oliva puede ayudar a aclararlos al diluir los aceites que estos secretan.

  • El agua ayuda a humectar

    La piel deshidrata luce grisácea y colgante. El agua es ideal para "revivir" la piel apagada y que luzca lozana, lo que hace la apariencia de arrugas menos visibles. Para ver resultados necesitas ingerir agua todos los días, unos nueve vasos de 8 onzas, más si te ejercitas.

  • La avena ayuda a liberar toxinas

    Para mayores beneficios opta por la avena tradicional, no la instantánea. Recibirás una dosis de fibra que ayudará a filtrar toxinas, lo que aumenta las posibilidades de una piel clara. También es rica en vitamina B, que ayuda el crecimiento de las células de la piel.

  • Vegetales verdes atacan el acné

    Vegetales verdes como la espinaca y la col rizada estan llenos de antioxidantes. Además son una gran fuente de hierro. Las mujeres que no ingieren suficiente hierro pueden desarrollar círculos oscuros alrededor de los ojos. Estos vegetales también contienen zinc. Un estudio sueco encontró que las personas propensas a desarrollar acné que añadieron un suplemento de zinc a sus dietas vieron un 85% de sus granos aclararse después de tres meses. El zinc también ayuda reparar el colágeno.

  • Las bayas combaten las arrugas

    Las bayas son una gran fuente de polifenoles, poderosos antioxidantes que están siendo estudiados por sus capacidades anti-vejez. En estudios recientes, los arándanos contienen tres veces más antioxidantes que una naranja. Un puñado de fresas tiene todos los antioxidantes de vitamina C que tu cuerpo requiere cada día para reconstruir el colágeno.

  • Las zanahorias previenen las arrugas

    Las zanahorias están repletas de beta-caroteno, el que el cuerpo convierte en vitamina A, clave para evitar la resequedad y escamas. También encontrarás este nutriente en frutas y vegetales anaranjados, como melocotones y batatas.

  • El salmón calma la inflamación

    Este pescado contiene una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, que ayudan a combatir la resequedad y desinfla granos inflamados. También presentes en caballa, lubina, dorado y trucha, estos ácidos grasos combaten los radicales libres que afectan el colágeno y ayudan a suavizar líneas finas.<br /> <br /> Algunos dermatólogos recomiendan comer salmón tres veces a la semana. Si no te gusta el pescado, ingiere 2000 mg de un suplemento de aceite de pescado, que contiene la misma cantidad de grasas saludables que una porción de 4 onzas de salmón.

VIDEO RELACIONADO: