Por Wilfredo Cancio Isla, cafefuerte

La detención del contratista estadounidense Alan P. Gross en una cárcel cubana es arbitraria, concluyó un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El dictamen del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU consideró que el arresto de Gross viola las leyes internacionales en virtud de las obligaciones contraídas por Cuba bajo el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, firmado por el gobierno de Raúl Castro en marzo del 2008.

Aunque la ONU no se ha divulgado aún el reporte oficial sobre el caso, la información fue confirmada este miércoles por Josefina Vidal Ferreiro, directora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), quien rechazó tajantemente el veredicto.

"Ayer, 4 de diciembre, el Gobierno de Cuba recibió la Opinión de este Grupo calificando de arbitraria la detención de Alan Gross", dijo Vidal en un comunicado leído en una rueda de prensa en La Habana.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


Resolución del Senado

La declaración -publicada en el sitio digital del MINREX- indica que Cuba respondió al Grupo de Naciones Unidas "que la detención del señor Gross no califica, de ningún modo, como arbitraria".

La noticia coincidió con la aprobación en el Senado, la noche del miércoles, de una resolución bipartidista que exige al gobierno cubano poner en libertad “de inmediato e incondicionalmente” y concederle el tratamiento médico adecuado al contratista estadounidense, que este 3 de diciembre cumplió su tercer año de arresto en la isla.

La resolución, promovida por el demócrata Ben Cardin y el republicano Jerry Moran, fue aprobada por [I]unanimous consent[/I], un procedimiento expedido para canalizar propuestas que no tengan oposición entre los miembros del cuerpo legislativo.

"La aprobación por el Senado de la presente resolución envía un mensaje fuerte y claro a Cuba: para Alan Gross es la hora de volver a casa", dijo  Moran, quien por más de una década ha sido promotor de las ventas de productos agrícolas estadounidenses a la isla.

"Este año, sin embargo, me aparté de estos esfuerzos, porque el gobierno cubano tiene la responsabilidad de cooperar con Estados Unidos en la injusta detención de Alan Gross", recordó Moran. "El camino hacia el mejoramiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos siempre ha sido difícil, pero es mucho más difícil y poco probable mientras Cuba no permita el retorno de Alan a casa".

Respuesta de Cuba

El MINREX también dio a conocer este miércoles el resumen ejecutivo de la respuesta de Cuba a la carta de alegación del Grupo de Trabajo sobre la detención arbitraria de Gross.

"Alan Gross fue detenido, procesado y sancionado con todas las garantías y derechos sobre el debido proceso judicial y cumpliendo los principios relativos a la independencia judicial. El Sr. Gross violó las leyes cubanas al cometer acciones que constituyen delitos graves severamente sancionados en la mayoría de los países, incluyendo Estados Unidos", expresó el comunicado. "El señor Gross ha recibido un tratamiento decoroso y humano desde que fue arrestado".

Vidal acusó a Washington de presionar al Grupo de Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de  la ONU para forzar la decisión favorable a Gross y dijo que se violentaron los procedimientos y plazos habituales con que trabaja la entidad, adscrita al Consejo de Derechos Humanos.

Sin embargo, sus críticas no pudieron obviar el reconocimiento que este mismo Grupo de Trabajo fue el que en mayo del 2005 declaró arbitraria la detención de los cinco agentes cubanos que cumplen largas condenas por espionaje en Estados Unidos.

El Grupo es un órgano independiente e imparcial de la ONU, intregrado en esta ocasión por expertos de Chile, Noruega, Pakistán, Senegal y Ucrania. La petición fue presentada por el abogado Jared Genser, representante legal de Gross, el 7 de agosto de 2012, y el gobierno de Cuba respondió el 9 de noviembre con un documento de 34 páginas negando la alegación. El caso fue analizado en entre el 14 y 23 de noviembre durante la reunión periódica del organismo.

Contundente victoria

Genser consideró de contundente victoria el dictamen de la ONU y calificó de absurdas e insultantes las declaraciones de Vidal.

"De acuerdo con esta sentencia, el gobierno de Cuba debe liberar inmediatamente a Alan Gross y permitirle regresar a Estados Unidos para reunirse con su esposa Judy y sus dos hijas", dijo el abogado. "El gobierno cubano perdió este caso y debe ajustarse al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de que es signatario".

Genser relató a CaféFuerte que Judy Gross recibió con entusiasmo el veredicto de la ONU y confía en que el gobierno cubano libere a su esposo por razones humanitarias.

En respuesta a los cuestionamientos de Vidal, consideró que se trata de "un insulto a los juristas profesionales e independientes que forman parte del panel".

Gross, de 63 años, cumple una condena de 15 años bajo acusaciones de poner en peligro la seguridad nacional cubana por introducir en el país tecnología para el acceso a la internet al manrgen de los controles estatales. Sus familiares, abogados y el gobierno de Estados Unidos piden su libertad inmediata alegando problemas de salud, y reclaman un examen médico independiente para determinar si padece de cáncer.

Vidal declaró que Estados Unidos miente a la opinión pública, al afirmar que Gross padece de cáncer y no recibe una atención médica adecuada, y señaló que también distorsiona la verdad sobre las condiciones carcelarias del contratista y su régimen de llamadas telefónicas y de visitas.

Loading Slideshow...
  • Alan Gross

    In this photo provided by James L. Berenthal, jailed American Alan Gross poses for a photo during a visit by Rabbi Elie Abadie and U.S. lawyer James L. Berenthal at Finlay military hospital in Havana, Cuba, Tuesday, Nov. 27, 2012. The Maryland-native was imprisoned in December 2009. At the time he was working as a subcontractor on a democracy-building project funded by the U.S. Agency for International Development. (AP Photo/James L. Berenthal)

  • Alan Gross

    In this photo released by Finlay Military Hospital, jailed American Alan Gross, center, holds a sign as he poses for a photo with Rabbi Elie Abadie, right, and U.S. lawyer James L.Berenthal at the Finlay military hospital in Havana, Cuba, Tuesday, Nov. 27, 2012. Gross was imprisoned in December 2009. At the time he was working as a subcontractor on a democracy-building project funded by the U.S. Agency for International Development. (AP Photo/Finlay Military Hospital)

  • In this photo taken Friday, Sept. 28, 2012, and provided to the Associated Press by Adela Dworin, American government contractor Alan Gross, center, poses for a photo with Cuban Jewish leaders Adela Dworin, right, and David Prinstein at the Carlos J. Finlay Military Hospital in Havana, during a visit with Gross to celebrate the Jewish holiday Hanukkah. Gross, sentenced to 15 years in jail earlier in 2011, was accused of working for a USAID program aimed at bringing about regime change on the island. (AP Photo)

  • Alan Gross

    FILE - This two-picture combo handout file photos provided in June 2012 by Peter Kahn, the attorney of imprisoned American Alan Gross, shows Gross in 2009 and in 2012. Gross, a 63-year-old U.S. government subcontractor from Montgomery County, Md., has been in prison in Cuba since late 2009. An independent physician has reviewed medical records sent by Cuba and the doctor says Gross may have a cancerous growth on his shoulder, contradicting the Cuban government's stance that his health is normal. (AP Photo/Courtesy of Peter Kahn, File)

  • Alan Gross, Judy Gross

    FILE - This handout photo provided by the Gross family shows Alan and Judy Gross at an unknown location. The family of Gross, an American man imprisoned in Cuba for nearly three years is suing his former Maryland employer and the US government, saying they didn't adequately train him or disclose the risks he was undertaking by doing development work on the Communist island. (AP Photo/Gross Family, File)

  • In this photo taken Friday, Sept. 28, 2012 and provided to the Associated Press by Adela Dworin, American government contractor Alan Gross, seated right, poses for a photo with Cuban Jewish leaders Adela Dworin, center, and David Prinstein at the Carlos J. Finlay Military Hospital in Havana, during a visit with Gross to celebrate the Jewish holiday Hanukkah. Gross, sentenced to 15 years in jail earlier in 2011, was accused of working for a USAID program aimed at bringing about regime change on the island. (AP Photo)

  • Alan Gross, Judy Gross

    FILE - In this 2005 file handout photo provided by the Gross family, Alan and Judy Gross are seen in Jerusalem. A lawyer for Gross, a Maryland man imprisoned in Cuba for more than two years says his client's health is worsening and that country is withholding the results of medical tests performed on him there. (AP Photo/Gross Family, File)

  • In this photo taken Monday Dec. 26, 2011 and provided to the Associated Press by Adela Dworin, American government contractor Alan Gross, center, poses for a photo with Cuban Jewish leaders Adela Dworin, right, and David Prinstein at the Finlay military hospital in Havana, Cuba, during a visit with Gross to celebrate the Jewish holiday Hanukkah. Gross, sentenced to 15 years in jail earlier this year, was accused of working for an USAID program aimed at bringing about regime change on the island. He was not included in a massive prisoner amnesty announced by President Raul Castro last week.(AP Photo)