Las mujeres nos dedicamos en Navidad a cumplir los deseos de otros. Durante años, los estudios de mercadeo han sostenido que independientemente de las crisis económicas, las mujeres latinas tienen como su más alta prioridad las compras para su familia, especialmente hijos. En una sociedad donde crece el número de madres solteras, también crece el índice de depresión durante esta época que se identifica con familia, calor humano, sueños realizados y celebración. ¡Niégate a estar triste y a deprimirte!

Esta Navidad, si estás sola o mal acompañada (y si estás bien acompañada también), quiérete más y decídete a ser feliz.

Sé la primera en tu lista de regalos. ¿Quién dijo que tienes que esperar a que otros recuerden o se ocupen de regalarte o hacer feliz tu Navidad? Si tienes esas expectativas y no se cumplen, vas a sufrir decepciones. La mayor parte de las penas surge de expectativas no cumplidas. Pues no tengas ningunas. Tú no tienes que esperar por nadie. Hay Navidades felices para todos los presupuestos. Este es el plan.

  • Pon un hermoso árbol de Navidad lleno de luces y siéntate frente a él todas las noches.
  • Vete de tiendas para ti. ¿Qué vas a comprar? Un atuendo nuevo para Nochebuena, Navidad, Despedida de Año y Año Nuevo, de acuerdo con lo que vayas a hacer cada día. Si lo que vas a hacer esos días es quedarte en casa, estrena de todas maneras.
  • Prepara un menú para confeccionar tus propias cenas completas, con postres y todo. Nadie merece más que tú una mesa bien puesta, bonita, que te levante las ilusiones y te haga sentir como una reina… y te mantenga la mente ocupada y llena de creatividad. No necesitas invitados… la mejor invitada eres tú.
  • Trabajaste todo el año. Compra un regalo para ti; algo que necesites o que desees con mucha ilusión.
  • Aléjate de las personas que estén empeñadas en expresarte su compasión porque estás sola.
  • Cuando tengas momentos en soledad (tus hijos no están o están durmiendo), descarta los pensamientos tristes. Empieza a hacer planes para el año próximo y medita sobre ellos.
  • Si quieres regalar a alguien y tu presupuesto es limitado, prepara tú misma algunos postres de ingredientes económicos (flan, galletitas, cupcakes, por ejemplo) y obséquialos.
  • ¿Eres madre soltera? Incluye a tus hijos en todo esto y verás las caritas de alegría aprendiendo que mami sabe pasar una Navidad feliz junto a su pequeña familia.

¿CÓMO HACES PARA SENTIRTE MEJOR EN ESTA TEMPORADA? COMPARTE TUS TIPS

MIRA TAMBIÉN:

Loading Slideshow...
  • <strong>Por Ofelia Perez</strong> Mujer "maravilla", empieza por dejar atrás tus ínfulas de mujer perfecta en multitareas y busca tu verdadera liberación con estos tips. <strong>1.</strong> Pídele ayuda a tu pareja.

  • <strong>2.</strong> Creen una dinámica de trabajo de equipo. Involucren a sus hijos según las edades.

  • <strong>3.</strong> Alternen las responsabilidades relacionadas con los hijos, como el transporte, la supervisión de las tareas, el "corre y corre" de materiales de proyectos y otras.

  • <strong>4.</strong> Compartan las tareas del hogar a base de lo que a cada cual le disgusta más hacer, de manera que cada cual haga lo que menos le disgusta. En la casa hay tareas que disgustan a todos, pero hay que hacerlas. Altérnenlas. El propósito es que se completen las tareas, sin que ninguno de los dos se sienta recargado ni abrumado.

  • <strong>5.</strong> Observen en qué gastan el dinero y decidan asignar una cantidad para contratar a alguien que limpie la casa. A veces gastamos $60 o $70 sin darnos cuenta. Invertirlos en alguien que limpie la casa redime las energías para cosas más importantes.

  • <strong>6.</strong> Echa a un lado la vieja idea de que tu esposo, "hombre al fin", no tiene la habilidad para hacer las cosas como tú las haces. Arriésgate a que las haga. Celébralo cuando lo haga bien e instrúyelo (no te burles ni regañes) para que lo haga mejor.

  • <strong>7.</strong> Escucha sugerencias. Muchos hombres son buenos en logística y en simplificar tareas.

  • <strong>8.</strong> Comparte las decisiones y recibe nuevas ideas. A tu pareja le va a gustar participar en todo (que es la verdadera vida de pareja) y quién sabe de cuánta carga te puedes liberar).

  • <strong>9.</strong> Invítalo a coordinar sus salidas contigo o las familiares, hacer reservaciones y resolver detalles, en vez de hacerlo tú. Sugiere opciones específicas y dale seguimiento, pero déjale a él las gestiones.


VIDEO RELACIONADO: