Diciembre es el mes en el que la mayoría de las personas dejan de ir al gimnasio, asaltan el tarro de galletas y ganan algunas libras.

La Dra. Kathryn C. Wilder, entrenadora y psicóloga del deporte, dice que mantener tu rutina de entrenamiento es pan comido siempre y cuando le quites los ojos de encima a las golosinas y te enfoques en estos sencillos pasos que ella misma practica:

  • Ve al gimnasio más temprano

Las fiestas de Navidad después del trabajo pueden interrumpir tu rutina de ejercicios vespertina. Si te ejercitas por la mañana, es más probable que cumplas con ella.

  • Haz ejercicio de gran intensidad

¿Tienes poco tiempo? Una rutina intensa de 20 minutos llevando el corazón al 75 por ciento de su ritmo máximo puede ayudarte a mantener tu nivel de acondicionamiento físico actual.

  • Ejercicios con tu propio peso

¿Viajas mucho y no tienes ni gimnasio ni pesas a tu alcance? ¡Fácil de arreglar! Algunas veces, usar el propio peso de tu cuerpo es el mejor ejercicio. Encuentra una app en tu teléfono o imprime algunos consejos de una revista de salud y fitness.

  • Actividades festivas al aire libre

Busca en tu ciudad alguna carrera o caminata organizada a propósito de las fiestas. El compromiso te ayudará a apegarte a tu horario de entrenamiento.


TAMBIÉN VE:


Loading Slideshow...
  • 1. Súper-Serie

    <strong>Sentadilla prisionero: </strong>Lleva las caderas hacia atrás hasta que las mancuernas toquen el piso. Mantén la espalda recta y el pecho erguido.

  • 1. Súper-Serie

    <strong>Salto de banco: </strong>Salta tomando impulso con los brazos para terminar con las piernas semi-flexionadas en el banco. El nivel de éste debe escogerse de acuerdo con tu altura y condiciones físicas.

  • 2. Súper-Serie

    <strong>Sentadilla lateral:</strong> Con las piernas más separadas que el ancho de las piernas, lleva la cadera hacia atrás en una pierna, mientras que la otra permanece estirada. Cuando termines de un lado, haz el otro.

  • 2. Súper-Serie

    <strong>Saltos de esquí: </strong>En posición de desplante o <em>lunge</em>, con la pierna de atrás hacia un lado impúlsate y salta hacia el otro lado, cambiando la pierna con la que finalices. Usa los brazos para el impulso.

  • 3. Súper-Serie

    <strong>Peso muerto unilateral y desplante o <em>lunge</em>:</strong> Cuando lleves las mancuernas hacia adelante, mantenlas cerca a tu cuerpo y utiliza los glúteos y la parte posterior de la pierna para el ascenso y descenso, no la espalda. Inmediatamente, realiza un desplante manteniendo la espalda recta y el abdomen contraído.

  • 3. Súper-Serie

    <strong>Saltos de desplante o <em>lunge</em>: </strong>En posición de desplante, salta empleando los brazos para el impulso, alterna las piernas en el aire y cae utilizando la otra pierna. Si se te hace muy difícil, comienza saltando sobre la misma pierna, sin alternarla.


Loading Slideshow...
  • Cerebro

    Cuando te vistes y amarras tus zapatillas, tu materia gris envía señales a tu cuerpo de preparación. Sin darte cuenta, tu respiración y tu ritmo cardiaco se aceleran. Cuando comienzas a sudar, tu cerebro libera endorfinas para aliviar el posible dolor de un entrenamiento intenso. Los químicos de la "felicidad", como dopamina, son liberados durante y después del ejercicio para mejorar el ánimo.

  • Corazón

    Al momento que inicias Zumba tu corazón comienza a latir progresivamente rápido, bombeando más sangre. Entonces se acelera a 160 a 180 latidos por minuto (60 a 80 descansando) durante los momentos más intensos. Mientras más fortalecido tu corazón, mejor tu condición de salud en general.

  • Músculos

    Durante ejercicios de baja intensidad, más fibras aeróbicas se activan ayudadas por la resistencia física. Como la fábula de la tortuga, los músculos se contraen lentamente, pero continúan y continúan. Las fibras anaeróbicas que se activan cuando haces ejercicios vigorosos son como el conejo: cuentan con mucho poder, pero decaen rápidamente.

  • Células de grasa

    Tu cuerpo utiliza más grasa que carbohidratos cuando realizas un ejercicio prolongado. Y como quemar grasa requiere más oxígeno, esto ayuda a mejorar tu respiración. El realizar sesiones de cardio prolongadas es clave porque la grasa toma más tiempo que los carbohidratos en descomponerse. Pero hay una gran recompensa en realizarlos, la grasa tiene nueve calorías por gramo y los carbohidratos tienen cuatro.

  • Pulmones

    El oxígeno es el ingrediente que los músculos necesitan para convertir carbohidratos y grasa en combustible para los músculos. Mientras más intensidad apliques, más oxígeno tomará remover dióxido de carbono, un residuo hecho por los músculos. Para obtener más aire, comienzas a respirar más rápido, de 12 a 15 respiraciones por minuto, mientras descansas, y de 35 a 45 cuando estás a un nivel más elevado. Date ánimo pensando que mientras más rápido vayas, más calorías quemarás.