En este mundo material, donde pareciera a veces tan difícil sostener la fe, llega la Navidad y nuestra energía cambia. Ese tiempo mágico, lleno de promesas, merece ser vivido plenamente.

Los festejos en torno de la mesa navideña implican la reunión de amigos y familiares, hermanados por la fe y la esperanza.

La estrella de Belén, el pesebre, son símbolos de la adoración y nos recuerdan que el Cristo ha nacido, pero… ¿Por qué tenemos un árbol en el medio de la sala?

A través de los siglos, viejas tradiciones evolucionaron y se asociaron a las celebraciones navideñas de hoy en día. Esas tradiciones son muy antiguas, y su origen es pagano.

Loading Slideshow...
  • Por <em>Diana, la astróloga</em> En la antigüedad, los ciclos de las estaciones determinaban el estilo de la vida de las personas. La vida se asociaba a la primavera, mientras que la muerte era asociada al invierno. En el hemisferio norte, el 25 de diciembre tiene lugar el solsticio de invierno; es el día más corto y la noche más larga, pero, a continuación el Sol comienza a ganar la batalla contra el frío y las sombras, hasta que llega la Primavera. Para los antiguos, la permanencia de los árboles simbolizaba la vida.

  • No hay ninguna cultura antigua que no haya considerado a un árbol como símbolo de la vida y de sabiduría. Las primeras noticias que tenemos sobre ello vienen del lejano Egipto, donde los sacerdotes consagraban árboles siempre verdes al dios Osiris, creyendo que la condición de permanecer frescos y verdes durante todo el año, era símbolo de inmortalidad y fertilidad. Aún en la Biblia se mencionan estas costumbres paganas. También los griegos veneraban al Pino, que estaba consagrado a Dionisio; la piña cerrada era para los griegos símbolo de virginidad, y no es casual que también forme parte de la decoración navideña.

  • Miles de años antes de Cristo, una gran variedad de pueblos indoeuropeos tenían a los árboles como expresión de las fuerzas fecundantes de la Madre Naturaleza, por lo que les rendían culto. Pero la costumbre de engalanarlo parece provenir de los celtas, para quienes el Roble era sagrado: en invierno, al perder sus hojas, era adornado para atraer el espíritu de la Naturaleza que lo había abandonado.

  • Esta tradición, heredada a través de los siglos, ha servido de inspiración para nuestro actual arbolito de Navidad, ese que colocamos en nuestros hogares todos los años, adornado con guirnaldas y luces.

  • Desde un punto de vista religioso, también para la Cabala (Kabbalah, que significa "tradición", en hebreo), es en el Árbol de la Vida que residen los valores de la sabiduría y el poder. Y es que ese árbol de la vida, hermoso a la vista y generoso en sus frutos, les hubiese otorgado a Adán y Eva la vida eterna. En cambio Eva, mujer al fin, desoyó la prohibición de comer sus frutos, y no solo comió, sino que convidó generosamente a Adán del árbol del conocimiento. La historia que sigue es conocida, ambos fueron expulsados del Paraíso y condenados, ellos, y sus hijos, y los hijos de los hijos, por siempre a morir.

  • Muchos aseguran entonces, que el Árbol de Navidad, no es otra cosa que una representación de aquel Árbol de la Vida de la Creación, con sus lustrosas y rojas manzanas, fruta del pecado original, que hoy se convierten en brillantes adornos navideños.

  • Tantas culturas, ¡tantas historias! Lo importante hoy, es recordar el nacimiento de ese niño de Belén, en aquella primera Navidad. El Cristo de los Cielos y Rey de reyes, ese amor divino expresado en su Sagrado Corazón, cuyo resplandor ilumina nuestras vidas con una luz brillante de puro amor.

GALERÍA RELACIONADA:

Loading Slideshow...
  • Aries decora así

    Por <strong><em>Diana, la astróloga</em></strong> La casa debe estar profusamente adornada. Muchos colores, velas y figuras de Santa en todos lados. La mesa repleta de alimentos, con platillos muy variados y que la oferta sea muy grande. El árbol lleno de color con adornos muy coloridos y un pesebre muy grande a sus pies.

  • Tauro decora así:

    Los taurinos necesitan una decoración elegante, discreta, pero con detalles de belleza. Todo muy sobrio y estético: árbol con adornos del mismo color, comida muy refinada, un mantel color crema con servilletas bordadas o individuales de encaje. Copas para vino y agua, y algún delicado Santa en un lugar estratégico.

  • Géminis decora así:

    Varía la decoración: muchos colores y muy brillantes. No eres muy refinado pero sí alegre y no te importa mezclar estilos. Tu árbol puede tener muchos colores, ángeles de distintos tamaños, velas blancas, rojas y verdes. Coloca muchos Santas y un árbol muy grande con gran cantidad de regalos.

  • Cáncer decora así:

    El árbol debe ser grande, lleno de adornos con muchos regalos y un enorme pesebre. La mesa, muy cálida. La comida elaborada con mucho esmero, manjares delicados y caseros, nada comprado. Se recomienda una chimenea encendida y a su alrededor muchos almohadones para reunirse con la familia.

  • Leo decora así:

    Adoras hacerte notar, por lo que la decoración debe ser muy atractiva y brillante. Mucho dorado en la sala del festejo, pero también muy iluminado afuera y adentro. Una enorme chimenea, si es posible, y un gran árbol con adornos color oro y velas doradas. Los regalos envueltos en papel plateado y dorado.

  • Así decora Virgo:

    Te encanta que todo sea pulcro, ordenado y a veces carente de color, sin embargo estas características ayudan a que todos tus invitados vean deslumbrante tu espacio. Tu árbol de Navidad estará lleno de nieve o cargado de luz blanca, los regalos que lo rodean serán de tonos monocromáticos. La mesa se rodeará de tarjetas personalizadas con el nombre de cada invitado.

  • Libra decora así:

    Aman los colores pastel. Usan un toque refinado y uno vulgar, pero ambos deben despertar ternura. Muchos angelitos y Santas. Adoran la chimenea encendida para el romance, pues se conforman con celebrar al lado de su amor. Ponen velas rosas o blancas que hagan cálido y suave el ambiente.

  • Escorpión decora así:

    Busquen una decoración elegante y sobria: un árbol de tamaño normal con moños... y no más adornos. Una mesa muy sofisticada llena de <em>delicatessen</em> y algunos snobismos, como champagne y vinos finos. Adornen con muy pocas cosas navideñas o, incluso, podrían no adornar en absoluto.

  • Así decora Sagitario:

    Preparen una mesa muy alegre, llena de manjares raros, frutas, dulces y un gran centro de mesa. El mantel, verde o blanco, lleno de adornos y flores. La casa muy iluminada, con ángeles y un enorme árbol con adornos de colores, velas y regalos para todos. Les importa más ser generosos con sus invitados.

  • Capricornio decora así:

    Tendrán una fiesta tranquila y sin estridencias. El árbol debe ser de tamaño normal y los adornos sobrios, tal vez un pesebre pequeño. La comida, navideña, pero sin demasiada imaginación. Los regalos serán los justos y más necesarios y envueltos con papel del mismo color.

  • Acuario decora así:

    Una buena chimenea encendida, un lugar extremadamente cálido, comida abundante. No se fijan tanto en la elegancia y no son muy sofisticados, pero sí decorativos. El árbol debe ser grande y adornado con objetos bellos para recrear la vista. Usen Santas, velas, guirnaldas y querubines por todos lado.

  • Piscis decora así:

    Hagan todo por halagar la vista de sus invitados: muchos Santas, ángeles y una cena tipo formal con comida casera, frutas secas, muchos dulces y velas. El mantel puede ser blanco y con bordados. Los cubiertos súper brillantes y la mejor cristalería. Su árbol debe ser discreto, pero muy elegante y con muchísimos regalos.


Video relacionado en HuffPost Voces: