Huffpost Voces

Qué hacer el día después

Publicado: Actualizado:
LA MANANA SIGUIENTE
Qué hacer el día después. | Corbis

Advertencia: Esta columna esta basada en focus groups realizados en lugares desconocidos y no en las experiencias personales del autor. Está prohibida su lectura a las mujeres.

Después de una noche de pasión, muchas veces no sabemos cómo actuar. A continuación algunos puntos que te pueden ayudar a ser los más "correcto" posible.

  1. El primero y más importante es: llámala al día siguiente. Así haya sido la peor faena de tu vida, así te haya hecho sentir fatal, así haya intentado destruir tu ego, llámala. No hay nada peor para una mujer que al otro día ni la llamen a saludarla, así sea de manera casual y sin compromiso alguno. Si no te contesta, déjale un mensaje tierno pero no esperanzador… A menos que te hayas enamorado, o que la dama merezca una segunda salida por su magnífica labor.
  2. Al terminar, no saltes de la cama corriendo hacia el baño a asearte, vestirte y largarte de su apartamento. Es una puñalada que las deja agonizando y seguramente no solo jamás te querrá volver a ver, sino que tu reputación se verá en juego. Quédate por lo menos 30 minutos más con ella en la cama charlando, consintiéndola y si te animas, repitiendo.
  3. Si la conociste esa noche, cuando vayas rumbo a su apartamento marca su número celular desde el tuyo para que al otro día si la borrachera no te deja recordar su nombre, miras la última llamada en tu teléfono y te salvarás de tener que preguntarle cómo se llama.
  4. Si es la mujer que desde hace mucho tiempo estabas esperando tener en tus brazos, no te levantes de esa cama hasta el lunes en la mañana.
  5. Si al otro día te levantas, estás solo en la cama y sientes que hay niños jugando en la sala, mucho cuidado con salir en interiores a buscar un café. Quédate en la habitación esperando instrucciones de la chica, para saber cómo actuar.
  6. Tampoco es necesario que te tires por la ventana, es muy precipitado pensar que tendrás que criarle a sus cuatro hijos. Las mujeres de hoy en día buscan miles de cosas diferentes que un padre para sus hijos… bueno, digo yo. Además, los niños siempre ayudan a que la relación cuaje cuando son menores de ocho años; los mayorcitos sí toca tratarlos con asesoría de la mamá.
  7. Si al otro día te levantas en una mansión, por muy fea que esté la mujer, espera un poco y desayuna junto a ella y mira a ver qué negocio pueden hacer juntos, al final de cuentas, ya untando el dedo…
  8. Si al otro día te levantas porque te abrieron las cortinas y el sol te está pegando en la cara, no pidas explicaciones y lárgate de allí, con un "nos vemos nena, te llamo más tarde...".
  9. Si al otro día te levantas sintiendo que te pasan una lengua gigante por todo la cara, no sigas haciéndote el dormido y menos te pongas a sacar la lengua de coqueto, seguramente es su perro, un labrador gigantesco que te ve como su padre putativo y te está metiendo una lambida de aquellas…
  10. Si te levantas y no hay nadie en la casa, no te asustes. Déjale una nota cariñosa en algún libro y envíale un mensaje de texto indicándole dónde encontrarla. No dejes mensajes en pleno comedor de la casa. No sabes quién llegue antes que ella y se forme un lío.
  11. Si te levantas y ya te han hecho desayuno, tu ropa interior ya se está secando en la secadora, te dejan una toalla calientita al borde de la cama junto a un periódico, creo que debes quedarte un rato, hoy en día es casi un milagro que alguna chica haga algo así.
  12. Si quieres que la chica que te llevaste a la cama sea tu novia, o ya lo es, unas flores y unos chocolates serían un bonito detalle al otro día.
  13. Si al otro día te levantas y te das cuenta que tienes una chica a cada lado, siente que es un premio de consolación por no haberte ganado el powerball y dale gracias a la creación. No preguntes nada y actúa con naturalidad, nada de tomarles fotos dormidas, porque recuerda que si con una enfurecida es difícil dominar, con dos, ni te cuento. (Bueno, especulando yo aquí…)
  14. Si al otro día te levantas y te das cuenta que era un travesti, no hagas ninguno de los paso anteriores y huye de allí y jamás se lo cuentes ni a tu mejor amigo, a menos que esa hubiera sido tu intención inicial, lo cual… pues también se respeta.
  15. Si al otro día te levantan como a los faraones, pues creo que ya tienes a tu reina. (Les dejo de tarea de cómo levantaban a los faraones… Felicidades a los que pueden y a los que no, pues soñar no cuesta nada).

¿QUÉ REGLA SUMARÍAS A ESTA LISTA?

VE TAMBIÉN:

Close
Aplicaciones para hombres
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen