Huffpost Voces

Banca de Spurs le dan pelea al Heat

Publicado: Actualizado:

La NBA tiene pensado hacer que San Antonio pague por darle descanso a cuatro de sus titulares.

Y a pesar de ello el Heat de Miami estuvo a punto de perder.

Un triple de Ray Allen con 22,6 segundos por jugarse puso a Miami arriba en el marcador, LeBron James concluyó con 23 puntos y el Heat repuntó al final para vencer el jueves 105-100 a los Spurs, teniendo que esforzarse al máximo a pesar de la decisión de San Antonio de enviar a cuatro de sus mejores jugadores a descansar a casa en una medida que molestó al comisionado David Stern.

Los Spurs jugaron sin Tim Duncan, Tony Parker, el argentino Manu Ginóbili y Danny Green, todos enviados a San Antonio por el entrenador Gregg Popovich, quien dijo que la medida iba en el mejor interés de su equipo. Stern no estuvo de acuerdo, consideró que la decisión era "inaceptable", les ofreció disculpas a los aficionados y advirtió que habrá sanciones contra los Spurs.

Después del partido Popovich dijo que no estaba al tanto de las afirmaciones de Stern y declinó comentar sobre su posible significado.

Close
Fotos de la NBA
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen

"Oh, hubiera sido magnífico que ganáramos", dijo Matt Bonner, alero de los Spurs, después de escuchar sobre las afirmaciones de Stern. "Se remonta a lo que yo estaba diciendo, y estoy seguro que todo el mundo lo decía antes del partido. Tenemos fe en todos los que están en nuestro roster. Creemos que tenemos uno de los equipos en la liga con mayor solidez de todos sus jugadores".

El Heat estuvo de acuerdo después del partido.

"Sobrevivimos", dijo Chris Bosh. "Y ganamos. Tienen un grupo de señores talentosos. Sé que realmente nadie les va a dar crédito, pero son un grupo duro (de vencer)".

¿Qué tan duro? Sólo hay que ver esto: los Spurs iban ganando por siete puntos con 4:48 minutos restantes en el partido, y el margen de diferencia aún era de 98-93 cuando Gary Neal metió un triple con 2:14 en el reloj.

A partir de allí Miami orquestó una ofensiva de 12-2.

Pero todo lo que probablemente se recuerde de este encuentro es la decisión de Popovich, y lo que Stern decida en reacción a ella.

"Ofrezco disculpas a todos los aficionados de la NBA", afirmó el comisionado. "Esta fue una decisión inaceptable de los Spurs de San Antonio y se avecinan sanciones sustanciales".

Allen anotó 20 puntos, Dwyane Wade agregó 19 y Chris Bosh concluyó con 18 unidades y 12 rebotes para Miami, que lleva foja de 7-0 como local.

Neal metió 20 puntos para los Spurs. El brasileño Tiago Splitter jugó 29:34 minutos en los que anotó 18 unidades con siete canastas en 12 intentos y cuatro tiros libres en seis oportunidades; el francés Nando De Colo agregó 15 puntos, Boris Diaw metió 12 y Bonner 10 por San Antonio, que concluyó una gira de seis partidos en nueve noches con foja de 5-1. Bonner también capturó 10 rebotes.

"Pop es el entrenador de los Spurs de San Antonio", dijo Neal. "Hizo lo que es mejor para nosotros".

Por otro lado, si hubo alguna vez un momento para elogiar los beneficios de la repetición de jugadas en video, lo encontró el entrenador de los Warriors, Mark Jackson.

Un triple de Andre Iguodala al sonar el timbrazo final fue descartado y Golden State resistió para llevarse un apretado triunfo de 106-105 sobre los Nuggets de Denver después de cuatro revisiones del video en los últimos 3,4 segundos.

Iguodala recibió un pase cancha adentro, lo metió desde la banda izquierda con una mano en el rostro y acto seguido los jugadores de Denver festejaron yéndose corriendo hacia sus vestidores.

Pero los Warriors permanecieron en la cancha y aguardaron a que los árbitros hicieran otra revisión en la mesa del anotador, y luego comenzaron sus propios vítores en una ruidosa Oracle Arena cuando los funcionarios determinaron que el triple entró justo un instante después de que expirara el tiempo.

"Yo tenía mucha confianza en que no había sido válido", dijo Jackson. "Dicho eso, desconocía cuáles iban a ser los resultados, lo mismo que pasa con algunas otras decisiones. Va a haber errores... de jugadores, de entrenadores, de árbitros. A fin de cuentas simplemente estoy agradecido de que vivimos en una época en que revisamos (la jugada). Gran trabajo de la cámara. Háganselo saber al camarógrafo".

Iguodala falló el último de tres tiros libres que hubieran empatado el partido con 3,4 segundos por jugarse, pero Denver todavía tuvo dos oportunidades más de ganar.

Primero los árbitros acudieron a la mesa de repetición de jugadas en video para ver si Jarrett Jack había cometido falta sobre Iguodala en el momento de tirar, tras lo cual le dieron tres tiros de castigo cuando los Nuggets iban perdiendo por tres puntos. Después de que el tercero rebotó en la parte trasera del aro, Draymond Green de Golden State sacó la pelota de la cancha para darle a los Nuggets otra posesión con 2,1 segundos por jugarse... y esa jugada también fue revisada.

El pase de Andre Miller fue desviado fuera y los árbitros vieron el video de nuevo antes de fallar que la pelota salió tras rebotar en un jugador de Golden State. Iguodala metió su triple que habría ganado el partido, pero entró demasiado tarde.

Klay Thompson anotó 21 puntos y Stephen Curry metió 20 unidades y repartió 10 asistencias —una marca personal en la temporada— en el cuarto triunfo de Golden State (9-6) en cinco encuentros, con lo que el equipo se colocó tres juegos por encima de los .500 de porcentaje por primera vez desde que llevaba foja de 7-4 al principio de la campaña 2010-11.