WASHINGTON (AP) — Como consecuencia del calentamiento global, las capas de hielo polares en Groenlandia y la Antártida se están derritiendo tres veces más rápido que en los años 90, advierte un nuevo estudio científico.

Hasta ahora, eso solo añade más o menos 1.25 centímetros (media pulgada) al nivel de los mares, pero el ritmo más rápido del deshielo, especialmente en Groenlandia, preocupa a los científicos.

Una de las mayores incógnitas en la cuestión del cambio de clima ha sido calcular en qué medida las enormes capas de hielo en los dos polos aumentarían el nivel de los mares. Hasta ahora, los científicos no se han puesto de acuerdo sobre la velocidad del deshielo de las capas de 1.5 kilómetros (una milla) de profundidad, y si la Antártida está perdiendo hielo.

La nueva investigación concluye que la Antártida se está derritiendo, pero apunta a la menor capa de hielo en Groenlandia, que cubre la mayor parte de la isla, como un problema mayor y más preocupante. La tasa de deshielo ha aumentado de unos 55.000 millones de toneladas por año en los 90 a casi 290,000 millones recientemente, según el estudio.

"Groenlandia se está disparando", afirmó Ted Scambos, científico del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo, y coautor del informe difundido el jueves por la revista Science.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


El autor central del estudio, Andrew Shepherd, de la Universidad de Leeds en Gran Bretaña, dijo que sus resultados envían un mensaje a los negociadores de Doha, Qatar, que trabajan en un acuerdo internacional para combatir el calentamiento global: "está bien claro ahora que Groenlandia es un problema".


Los científicos atribuyen el deshielo al calentamiento global provocado por los seres humanos. La combustión de los combustibles fósiles, como carbón y petróleo, despide anhídrido carbónico y otros gases de efecto invernadero que atrapan el calor, calentando la atmósfera y los océanos. Poco a poco, ese proceso va erosionando las capas de hielo desde arriba y desde abajo. La nieve que cae va rellenando las capas de hielo, pero no ha mantenido el ritmo con la tasa del deshielo.


Como los océanos son tan vastos, hace falta mucho hielo derretido —unos 10 billones de toneladas— para elevar los niveles de los mares en 1,25 centímetros (media pulgada), especifica el estudio.


Ese agregado aparentemente minúsculo probablemente empeoró las inundaciones de la de por sí devastadora supertormenta Sandy el mes pasado, dijo el científico Erik Ivins, de la NASA, otro coautor del informe. Explicó que el peso extra da un poco más de energía a cada ola.


"Mientras más energía hay en una ola, más tierra adentro puede ir", acotó.


Los océanos del mundo han subido un promedio de 8 centímetros (medio pie) en el siglo XX. El deshielo representa una quinta parte del aumento en el nivel de los mares. La superficie de agua templada se expande y contribuye a ese aumento junto con el agua del deshielo de los glaciares.


Si por alguna circunstancia todas las capas de hielo polar se derritieran —algo que podría demorar siglos_, los niveles del mar subirían en más de 60 metros (200 pies), advirtió el experto Richard Alley, de la Universidad Estatal de Pensilvania, que no participó en el estudio.


______


En la red:


Science: http://www.sciencemag.org


Capas de hielo: http://nsidc.org/cryosphere/quickfacts/icesheets.html


______


Seth Borenstein está en Twitter como: http://twitter.com/borenbears

Videos relacionados: