El centro de detención migratorio del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en El Paso, abrió un centro intercultural para ofrecer un espacio de alivio espiritual a los inmigrantes detenidos que constituye el primero de este tipo en una instalación federal en el país.

Centenares de inmigrantes recluidos en el centro de detención en esa ciudad fronteriza ahora podrán ahí meditar, practicar su religión, escuchar conferencias de ayuda espiritual, tomar clases de manejo del estrés, de danza o ejercicios de Tai-Chi.

Funcionarios federales de ICE señalaron que es el único centro de detención migratorio en Estados Unidos que cuenta con este tipo de centro.

"El nuevo centro intercultural para detenidos no sólo sirve a las necesidades espirituales de la gente bajo nuestra custodia, sino que es parte del esfuerzo para cambiar el sistema de detención migratoria en general", señaló el director de la oficina regional del ICE en El Paso, Adrián Macías.

En los últimos tres años, ICE ha intentado alejarse de la práctica de un sistema punitivo de detención migratoria hacia uno más adecuado a la inmigración civil y el centro intercultural es un paso positivo en esa dirección, afirmó Macías en un comunicado de prensa.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO

El centro intercultural para detenidos se ubica en un modesto salón de cuatro por 18 metros dentro del edificio de detención y cuenta con un mobiliario mínimo y una decoración austera.

"Ha funcionado, ha dado muy buenos resultados entre la gente, porque algunos comentan que ir al lugar les permite despejar su mente de los problemas por los que pasan", reveló la vocera de ICE en El Paso, Leticia Zamarripa, quien expuso que los internos hacen un uso frecuente del centro.

Dijo que fundamentalmente la idea surgió del director Adrián Macías cuando notó la necesidad de un espacio dedicado a la práctica de la fe, la oración y la meditación.

"Ahí en el centro intercultural para detenidos reciben clases o pueden acudir sólo a escuchar alguna plática de tipo espiritual", indicó Zamarripa a HuffPost Voces, aunque explicó que las misas de denominaciones como la católica y protestante todavía se llevan a cabo en la cafetería, dado el gran número de practicantes de ambas religiones.

Los comentarios positivos sobre el centro intercultural también han provenido del interior de la dependencia, ya que "es algo que va de acuerdo a la misión de ICE que aparte de aplicar las medidas y leyes migratorias, también puede mostrar compasión y respeto hacia los inmigrantes", aclaró la vocera.

Dijo desconocer si la creación de centros interculturales se extendería a otros centros de detención migratorios en el país.

El centro de detención en El Paso alberga a unos 750 inmigrantes en promedio permanentemente en el inmueble que tiene un cupo para 840 personas. El lapso promedio de estadía en el lugar es de 20 días. Por su ubicación en la frontera, el ICE utiliza esas instalaciones también para la estadía temporal de indocumentados antes de su deportación.

En contraste, varios reportes recientes de la Red de Monitoreo de Detención, Detention Watch Network, informaron que dos de las 10 peores prisiones para inmigrantes en Estados Unidos se encuentran en Texas, las cuales son el Centro de procesamiento migratorio de Houston y las instalaciones de detención del condado de Polk.

La organización defensora de los derechos humanos pidió el cierre inmediato de las operaciones de los diez peores centros de detención en el país, ya que no respetan los derechos humanos de los inmigrantes, ofrecen un cuidado médico de baja calidad, falla en el procesamiento de casos y sus instalaciones se ubican en áreas geográficas remotas que los hace inaccesibles a familiares y abogados de los detenidos.

En su campaña "Expuestos y cerrados", Detention Watch Network, revela que ninguno de los 250 centros de detención migratoria operados por ICE protege los derechos humanos de los inmigrantes detenidos.

Más de 387,000 inmigrantes son detenidos cada año por el ICE en Estados Unidos, la mayoría son confinados en unas 350 instalaciones diversas y a un costo anual de 1,700 millones de dólares, precisó la organización.

Loading Slideshow...
  • Rumbo a la corte federal

    Jeanette Vizguerra (izq.), su esposo Salvador y sus hijos Luna, de 7 años, y Roberto, de 5, se dirigen a una audiencia en la corte federal en Denver, Colorado, para saber si deportarán a Vizquerra.

  • De regreso a México

    Norma Ramírez, (derecha) es abrazada por su madre Guillermina Clemente en el aeropuerto de Acapulco, México. Ramírez, indocumentada, fue deportada de North Carolina a pesar de que tenía cáncer terminal.

  • Detenida en Philadelphia

    Jessica Hyejin Lee, sentada, habla con la policía de Philadelphia antes de ser arrestada por protestar por la detención de un joven indocumentado.

  • Protesta en Love Park

    Marcha en apoyo a un joven indocumentado en Love Park, en Philadelphia.

  • Sin miedo a la verdad

    Pastor Elías García, quien llegó a Estados Unidos de Chiapas, México, hace una década y no tiene temor a decir que es indocumentado. Vive en Arizona.

  • Indocumentados capturados

    Agentes de inmigración capturan a inmigrantes indocumentados en Phoenix.

  • Indocumentada

    María Romero, quien es indocumentada, sostiene a su hija Crista de 8 meses durante un servicio religioso en Phoenix.

  • Frente a la deportación

    Jeanette Vizguerra empaca sus pertenencias mientras su hija Luna la observa. Vizquerra enfrenta orden de deportación.

  • Soñadora

    Ola Kaso, inmigrante indocumentada de Albania, testifica ante el Senado estadounidense para abogar por una ley que daría estatus legal a los estudiantes sin documentos.

  • Rumbo a Guatemala

    Fidel Rodríguez mira por la ventana de un avión que lo llevará de regreso a Guatemala. Fue deportado de Meza, Arizona.

  • Inmigrantes repatriados a Guatemala

    Varios inmigrantes indocumentados son cateados en Arizona antes de abordar un vuelo que los llevará de regreso a su país, Guatemala.


Otros videos relacionados: