Cuando un niño ve un juego inflable, "casa de brincos" o bounce house, los ojos se le iluminan y sólo piensa en saltar y divertirse durante horas, pero un nuevo estudio del Nationwide Children’s Hospital halló que estos juegos pueden ser bastante peligrosos.

De hecho, entre 1995 y 2010 hubo un aumento de 15 veces más lesiones relacionadas con las casas de brincos en las salas de emergencia de Estados Unidos. Tan solo en 2010, más de 30 niños al día fueron atendidos en un hospital por lesiones provocadas en un castillo inflable.

¿Y cuáles son las lesiones más comunes? El estudio del Dr. Gary A. Smith, director del Center of Injury Research and Policy del Nationwide Children’s Hospital de Columbus, Ohio, las enlista:

  • Fracturas (28 por ciento)
  • Torceduras y esguinces (27 por ciento)
  • Lesiones de cabeza y cuello (19 por ciento)

Los niños suelen lastimarse en las bounce houses debido a caídas (43 por ciento), por "acrobacias" y por choques con otros pequeños. Los accidentes en estos juegos se dieron tanto en el hogar (38 por ciento) como en otros entornos recreativos (44 por ciento).

Debido a la gravedad del asunto, el Dr. Smith sugiere que se tomen medidas para evitar que este tipo de lesiones sigan en aumento. El investigador le dijo a HealthDay que "desarrollar guías de seguridad a nivel nacional y mejorar los diseños de los brincadores son los primeros pasos" a tomar.

"Si esto fuera una enfermedad infecciosa, lo llamaríamos una epidemia y ocuparía las primeras planas por todo el país", señaló tajantemente Smith.

Para prevenir lesiones, el Dr. Smith recomienda que un adulto esté presente para supervisar el juego inflable cuando se esté usando y que sólo se le permita subirse a un niño a la vez. Además, estos juegos deberían limitarse al uso de niños mayores de seis años de edad solamente.

Relacionado en HuffPost Voces:

Loading Slideshow...
  • Niña cae de un auto

    Niña cae de un auto sorpresivamente. Afortunadamente, el chofer del vehículo que se encontraba en la parte posterior se percató a tiempo y logró evadir a la pequeña a tiempo.

  • Joven bromista es víctima de sus propios actos

    Un grupo de jóvenes se encontraban guiando a través de una calle residencial, cuando uno de los chicos trató de abrir la puerta de la parte trasera del auto para hacer caer a otro adolescente que andaba en bicicleta . Sin embargo, este pierde el control y cae del vehículo.

  • Niño cae de auto en una intersección

    Niño cae de carro en una transitada vía, pero logra levantarse y ponerse a salvo a tiempo.

  • Niña cae de carro su plena avenida

    Un padre saltó de su vehículo sin dudarlo, luego de percatarse de que, inesperadamente, su hija había caído en plena calle mientras el auto se encontraba en movimiento transitando una concurrida intersección en China.