Cuando Cadillac, la marca de lujo perteneciente al coloso automotriz estadounidense GM, comenzó con el desarrollo del ATS, lo hizo pensando en un competidor directo para el BMW Serie 3 y todos los modelos del segmento. Sin embargo y como efecto secundario, las ventas del Cadillac ATS han canibalizado las ventas del modelo de mayor tamaño CTS. Según un análisis realizado por Edmunds.com, con el nuevo ATS se ha producido un efecto de selección transversal en desmedro del CTS, como también del BMW Serie 3.

Automotive News reporta que el máximo ejecutivo de ventas de Cadillac, Chase Hawkins, admite que General Motors esperaba que el ATS canibalizara en parte las ventas del CTS, y la respuesta del área de ventas ante este efecto es producir menos unidades del Cadillac CTS para así crear más espacio para el ATS.

¿Te parece interesante este artículo?, sigue leyendo pero antes...
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

Mientras tanto se espera que la próxima generación del Cadillac CTS se distancie aun más del ATS, ofreciendo un mayor tamaño y un mayor costo, separando definidamente los nichos de cada uno y así evitar la anulación que se produce el día de hoy en el mercado entre estos modelos.

Recordemos que el Cadillac ATS es un sedán de lujo de estilo deportivo que se transformó en el modelo de entrada a la gama. Se ofrece con motorizaciones de cuatro y seis cilindros con 2.5, 2.0-turbo y 3.6-litros, con potencias que van desde los 202 hasta los 321 caballos. Su precio MSRP parte en los $33,095 y que llega hasta los $47, 795 para las versión tope de gama.

Fuentes: Automotive News, AOL Autos