Por causa de la crisis financiera global muchos inversionistas en Estados Unidos se asustaron y decidieron alejare de las inversiones de mayor riesgo como las acciones de empresas y otras.

Pero las cosas están empezando a cambiar de nuevo a favor de la toma de riesgo de acuerdo con una encuesta reciente del Investment Company Institute (ICI), una organización de análisis e investigación de fondos de inversión con sede en Washington.

Según datos de la encuesta del ICI, en mayo de este año el 39 por ciento de los hogares entrevistados afirmó estar dispuesto a tomar riesgo con sus inversiones, un porcentaje que es superior al 31 por ciento de mayo de 2010 y e incluso superior al 37 por ciento de mayo de 2008, justo antes de la crisis financiera global.

Estas cifras de aumento en la tolerancia al riesgo se presentaron entre las personas más jóvenes, con edades inferiores a los 35 años.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


Según el ICI, la tolerancia al riesgo básicamente ha regresado a los niveles anteriores a la crisis. Entre las personas mayores de 35 años, la tolerancia al riesgo cayó con la crisis y desde entonces no se ha recuperado. Antes de la crisis el 46 por ciento de los hogares con personas de entre 35 y 49 años estaba dispuesto a tomar riesgo en sus inversiones. El porcentaje bajó a 39 por ciento en 2009 y este año cayo aún más al 35 por ciento.

La mejora en la actitud frente al riesgo en los últimos meses puede ser un resultado directo del buen comportamiento del mercado de acciones en el último año en Estados Unidos. En el último año, el mercado de acciones en Estados Unidos ha tenido una rentabilidad del 13 por ciento según el índice S&P 500, que mide a las 500 principales empresas de EE.UU.

¿Qué es el riesgo? Es la posibilidad que existe de perder en una inversión o de ganar y en los mercados bursátiles es un dato estadístico que mide que tanto varía la rentabilidad de una inversión a lo largo del tiempo. Entre mayor sea la variación, mayor es el riesgo.

Pero el riesgo no es un aspecto negativo. Los inversionistas deben aprender a administrar el riesgo. Además para obtener rentabilidades altas hay que asumir más riesgo. El que no asume ningún riesgo no logra que sus ahorros se reproduzcan y sería como tener el dinero debajo del colchón o en una simple cuenta de cheques.

Por otro lado, en la economía los que crean empresas y generan empleo lo hacen porque asumen riesgos. Lo que indica que la economía no podría funcionar sin la toma de riesgos.

Loading Slideshow...
  • ¿Por qué ahorrar dinero e invertir?

    Acumular un capital para el futuro, para cumplir una meta o un sueño requiere la disciplina y constancia de ahorrar una parte de lo que ganamos cada mes durante largos períodos de tiempo. Por ejemplo, Si logramos ahorrar $100 cada mes y lo invertimos con una rentabilidad del 6% anual en diez años lograremos un capital de $16,390. Si aumentamos el ahorro a 500, en 10 años podríamos acumular $81,942. Estas cifras no son grandes fortunas, pero si pueden ser la base para comprar una casa, apoyar a nuestros hijos con los gastos de la universidad o contribuir a financiar nuestra jubilación. Lo más importante es empezar y mantener la disciplina de ahorro.

  • ¿La clave es invertir bien con una alta rentabilidad?

    No realmente, la clave está en tener capacidad de ahorro. Considere este ejemplo: Si usted logra ahorrar $100 durante doce meses logrará acumular $1,200. Pero si invierte ese dinero cada mes con una tasa de rentabilidad anual del 5 por ciento, logrará ahorrar $1,671. Si logra duplicar la tasa de rentabilidad al 10 por ciento su capital llegará a $2,352. Excelente porque logró casi duplicar su resultado. Ahora supongamos que su rentabilidad es de 0 por ciento o nada, pero es muy eficiente con los gastos y eleva su ahorro mensual a $200. Al cabo de un año tendrá $2,400. Conclusión: invertir con una buena rentabilidad es importante, pero es aún más importante su esfuerzo de ahorro.

  • ¿No puede ahorrar porque no le alcanza el dinero?

    Es hora de hacer un presupuesto. Tome lápiz y papel o abra un archivo de Excel en su computadora. Tome todos los gastos mensuales como renta o hipoteca, compras de supermercado, servicios públicos, celular, gasolina y todo lo demás. Si al comparar todo eso se da cuenta que sus ingresos no alcanzan, ese es el primer problema que tiene que atacar. Reorganice todo para que sus ingresos cubran sus gastos y quede algo para ahorrar. No es fácil, pero es el único camino hacia unas finanzas estables y hacia el cumplimiento de sus metas. Seguro tendrá que hace duros recortes, pero el sacrificio es necesario. La otra solución es aumentar los ingresos. Pero tal vez eso sea más difícil y tome más tiempo. Lo mejor es atacar los dos frentes: recortar gastos y elevar ingresos. De todos modos si no había hecho un presupuesto antes, este ejercicio le resultará muy productivo.

  • Estudie su entorno

    Ya casi está listo para empezar a ahorrar e invertir. Ahora es necesario un análisis de lo que está ocurriendo con la economía del país y del mundo. La economía: La economía de Estados Unidos ha estado en un periodo difícil desde 2008 cuando se produjo una recesión. Aunque el crecimiento del Producto Interno Bruto no es muy alto, el desempleo ha empezado a ceder (ya está en 7.8 por ciento) y se cree que el país está en recuperación aunque sea lenta. Tasas de interés: Las tasas de interés están en niveles muy bajos y se mantendrán así por un buen tiempo porque son parte de la política aplicada para impulsar la recuperación económica. El dinero invertido en fondos de renta fija o en certificados de depósito no es la mejor opción porque la rentabilidad que se obtiene en este tipo de opciones es muy baja y no cubre ni la inflación. ¿Y las acciones? Las acciones tuvieron un período muy negativo entre 2008 y 2009, pero se han recuperado. En lo que va de este año, el índice S&P 500, que mide las acciones de las 500 principales empresas de Estados Unidos, ha tenido un aumento de 9.7 por ciento.

  • Ya tiene un presupuesto y está listo para ahorrar cada mes una cantidad. Ahorre los primeros $1.000 o $2.000 y después abra una cuenta para empezar a invertir sus ahorros. Puede abrirla con los $1.000 o $2.000 iniciales. Pero no olvide seguir depositando su ahorro cada mes sin falta. Hay varias opciones de cuentas para invertir su dinero a través de Internet: -Puede abrir una cuenta individual de retiro a través de una firma administradora de fondos mutuos como Fidelity o incluso a través de su banco. -También puede abrir una cuenta para realizar más operaciones como compra y venta de acciones.

  • Diseñe su estrategia de inversión

    Con el dinero de arranque y el compromiso de ahorrar una cantidad fija cada mes ya es el momento de pensar en qué va a invertir su dinero. Hay muchas opciones. Lo más simple es invertir en fondos mutuos u otros fondos de inversión. Los fondos le dan la oportunidad de invertir su dinero en una mezcla de alternativas como acciones, bonos y hasta bienes básicos como metales o petróleo o productos agrícolas. La decisión de en qué invertir dependerá de su capacidad de asumir riesgo. Si el dinero es para una meta de largo plazo como la jubilación o la educación de sus hijos, lo más lógico es que invierta en un fondo de acciones que es lo que ofrece el mayor potencial de rentabilidad. Pero si usted cree que necesitara el dinero en muy poco tiempo, no asuma riesgos y trata de invertir en un fondo de renta fija o en los de mercado de dinero. Claro recuerde que l rentabilidad será muy baja.


Mira otros videos: