LA HABANA (AP) — Una semana después de sentarse en Cuba a negociar con el gobierno de su país en medio de desconfianzas y fuerte retórica, los líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia hicieron el martes un balance positivo de las conversaciones.

"Hasta el momento hay un buen balance", expresó a periodistas Jesús Santrich minutos antes de entrar a la ronda a puertas cerradas que como todos estos días lo pondrá frente a frente con los delegados del presidente Juan Manuel Santos. Si finalmente se llega a un convenio de paz con los rebeldes se habrá desactivado medio siglo de conflicto con miles de víctimas en el país sudamericano.

Como muestra del trabajo conjunto las partes firmaron un acuerdo para convocar a un foro a mediados de diciembre con el auspicio de las Naciones Unidas y la Universidad Nacional de Colombia sobre los problemas de la tierra, el primer punto de la agenda de diálogo.

En septiembre las FARC y el gobierno informaron --tras meses de reuniones secretas en esta capital-- que habían decidido abrir una mesa de diálogo con una agenda de seis puntos, entre ellos la cuestión agraria, el tratamiento a las víctimas, el combate al narcotráfico y la reinserción de los guerrilleros a la vida civil.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


En octubre la mesa se instaló oficialmente en Oslo, Noruega y el 19 de noviembre arrancaron las sesiones en la isla, su sede principal.


Los participantes de la mesa indicaron que el foro servirá también para comprometer más a la sociedad civil con el proceso de paz.


"Hemos llegado a un convenio, y cuando uno conviene, quiere decir que hay acuerdo, que hay sintonía", explicó Santrich, cuyo nombre legal es Seusis Pausivas Hernández.


Santrich aprovechó la oportunidad para insistir al presidente Barack Obama en el pedido de indultar al comandante Simón Trinidad, preso en Estados Unidos tras haber sido extraditado y condenado a 60 años de prisión por el secuestro de tres norteamericanos en 2003 que luego fueron rescatados por el Ejército.


La víspera el asesor presidencial para temas del Hemisferio Occidental de la Casa Blanca, Ricardo Zúñiga, negó que Estados Unidos esté pensando liberar a Trinidad para que viaje a Cuba. Sin embargo, Santrich volvió a la carga con el pedido, rechazando los comentarios de Zúñiga y alegando que la solicitud fue realizada de manera personal a Obama.


"No queremos perder la fe y la esperanza de que el presidente Barack Obama va a dar un mensaje de paz para Colombia con un resultado favorable a la petición", manifestó.


Durante la jornada las FARC también informaron que habían demandado a los gobiernos colombiano y ecuatoriano que se permita la repatriación de los guerrilleros muertos en un ataque realizado en 2008 en la frontera entre ambos países y en el cual falleció el comandante rebelde Raúl Reyes.


El bombardeo autorizado por el entonces presidente colombiano Alvaro Uribe estuvo a punto de desencadenar un conflicto con Ecuador.


También se pidió a la Cruz Roja Internacional que contribuya con la identificación de los restos de esos guerrilleros a fin entregarlos a sus familias y darles sepultura.


El ex vicepresidente Humberto de la Calle, jefe de la delegación gubernamental, no hizo comentarios en toda la semana.


Pese a la evaluación positiva de Santrich, la semana estuvo también llena de golpes retóricos como cuando las FARC acusaron al gobierno de engañar a la opinión pública sobre el desacato en algunos frentes del cese el fuego unilateral ordenado por los rebeldes o el uso del término "terrorista" por parte de funcionarios de Defensa en Bogotá para referirse a los guerrilleros.


De todos modos, en privado algunos participantes aseguraron que la confianza creció entre ellos y como prueba está la convocatoria al foro.


Las reuniones --que tuvieron dos jornadas de receso-- se detendrán el jueves y se fijará una nueva fecha para retomarlas.


Hasta ahora no se puso un tiempo límite para la conclusión de la mesa, pero tanto el presidente Santos como otros participantes han dicho habría resultados en meses y se mostraron moderadamente optimistas; a la vez que buscaron evitar los errores que llevaron al fracaso a diálogos pasados.


Creadas a comienzo de los 60, las FARC tienen unos 9.000 hombres en armas y una cifra variable de personas de apoyo en ciudades y poblados. Es la organización rebelde activa más vieja del continente.


Cuba facilitó el proceso acogiendo a las partes para las primeras conversaciones secretas a comienzos de año y ahora como sede permanente de los diálogos.


La isla también dio apoyo logístico a las partes que incluyeron desde garantías para el traslado de los rebeldes desde la selva hasta casas para alojar a los participantes de ambas delegaciones y sus equipos.


Noruega es el otro país garante, mientras Chile y Venezuela acompañan el proceso.


-----


La corresponsal Andrea Rodríguez está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP

Loading Slideshow...
  • Los delegados de las FARC Marco Leon Calarca, Ivan Marquez, Ricardo Tellez, Simon Trinidad y Andres Paris.

  • El delegado de las FARC, Ricardo Téllez y Sandra Ramírez, viuda de Manuel Marulanda, alias 'Tirofijo' caminan por una calle de La Habana, Cuba.

  • Sigifredo López, ex diputado del Valle y quien permaneció siete años en poder de las FARC.

  • Andrés París, integrante de las FARC que participó en las conversaciones exploratorias sostenidas con el Gobierno colombiano en La Habana, Cuba..

  • El guerrillero Marco León Calarcá, antiguo representante de las FARC y vocero de la guerrilla.

  • FILE - In this undated video image broadcast by the Venezuela-based Telesur network, Timoleon Jimenez, a leader of the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC), reads a statement at an unknown location in Colombia. Jimenez said on Wednesday, Sept. 19, 2012 that Colombian President Juan Manuel Santos's condition that peace talks must succeed in six to eight months or they will be suspended is contrary to the spirit of the peace process and has never been discussed with the rebels. (AP Photo, File)

  • CUBA-COLOMBIA-REBELS-UNREST-TALKS-NORWAY-DIPLOMACY-FILES

    (FILES) This picture taken on September 4, 2012, at the Convention Palace in Havana shows members of the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC) (L to R) Andres Paris, Commander Maurico Jaramillo, Ricardo Tellez, Sandra Ramirez and Hermes Aguilar during a press conference. Peace talks between the Colombian government and the leftist FARC rebels due to begin in Oslo this week are shrouded in secrecy after three previous failed attempts to end the half-century conflict. Norway, which is hosting the talks and acting as facilitator along with Cuba, has refused to confirm the dates for the negotiations, saying only that a press conference the two sides plan to hold on October 17, 2012 was still scheduled to go ahead, though it would not disclose the time or place for the event. AFP PHOTO/ADALBERTO ROQUE (Photo credit should read ADALBERTO ROQUE/AFP/GettyImages)

  • Familiares de secuestrados, desaparecidos y reclutados forzosos de las FARC participan en una protesta días antes del inicio del proceso de paz colombiano en Oslo, Noruega.

  • Decenas de familiares de víctimas en la plaza Bolívar piden que se les tenga en cuenta en el proceso de paz que instalarán el gobierno y la guerrilla de las FARC.

  • Las FARC son la principal guerrilla de Colombia, con unos 9.200 combatientes y casi 50 años de lucha armada.

Otros videos: