Diferentes estudios han revelado que ciertos ajustes pueden hacernos mucho más saludables. ¡Descúbrelos!

Loading Slideshow...
  • 1. El comer vegetales puede prevenir el crecimiento de células cancerosas

    Investigadores chinos alimentaron a ratas de laboratorio arroz y vegetales y descubrieron que el material genético de ciertas plantas comestibles, llamado microRNA, alteró la expresión genética de algunos de los animalitos. Estos resultados, sumados a otros estudios, sugieren que microRNA "puede bloquear generes que están asociados con el cáncer", dijo la doctora Linda Birnbaum, directora del Instituto de Ciencias de la Salud Ambientales. Esta conclusión es crucial para ayudar a prevenir el desarrollo de tumores, porque la mayoría de los cánceres comienzan cuando genes de encienden o apagan de manera inapropiada, lo que provoca que las células crezcan fuera de control. Todavía faltan más estudios, pero el impacto de microRNA es positivo hasta el momento.

  • <strong>Qué debes hacer.</strong> Come saludable y mucho, al menos 2 ½ tazas de vegetales y 1 ½ de frutas todos los días. Sabrás que están bien encaminada si la mitad de lo que ocupa tu plato en cada cena son vegetales. Procura consumir una variedad de frutas y vegetales porque estos contienen diferentes microRNA y antioxidantes. <strong>Beneficio extra.</strong> Menos meriendas. Los vegetales y frutas están llenos de fibra, lo que te ayuda a sentirte satisfecha por más tiempo.

  • 2. Buenos niveles de azúcar disminuyen tu riesgo

    La Diabetes Tipo 2 puede aumentar tu riesgo de desarrollar cáncer, diferentes estudios han concluido. Un posible responsable es la insulina. Cuando las personas se vuelven resistentes a la insulina –usualmente por aumento de peso– sus cuerpos producen más de la hormona para compensar. "Algunos tejidos del cuerpo, incluyendo esos en los senos y el colon, tienen receptores de insulina. Es posible que niveles altos de insulina aceleren el crecimiento de esos tejidos, los que pueden provocar daños que resulten en cáncer", explica Lewis Cantley, bioquímico de Beth Israel Deaconess Medical Center.

  • <strong>Qué debes hacer.</strong> Mantén tu nivel de azúcar en la sangre saludable. Si no estás consumiendo granos integrales, es el momento de comenzar. Tu cuerpo procesa carbohidratos refinados rápidamente, provocando que el nivel de azúcar en la sangre aumente al igual que los niveles de insulina, dice Cantley. Muy pendiente a las azucares añadidas como miel, néctar de agave y dextrosa, que en muchas ocasiones se esconde en alimentos procesados. <strong>Beneficio extra.</strong> Piel suave. La azúcar refinada atrapa el colágeno y la elastina, posiblemente provocando erupciones y creando arrugas.

  • 3. Un poco de chocolate podría prevenir el cáncer del colon

    Aunque se recomienda controlar el azúcar, puedes hacer una excepción con el chocolate oscuro. Los polifenoles en las semillas de cacao pueden prevenir cambios celulares que provocan el crecimiento de células, reportó un estudio de Molecular Nutrition & Food Research. La investigación fue hecha en animales, pero los autores del estudio especulan que los beneficios pueden aplicar a los humanos también.

  • <strong>Qué debes hacer.</strong> Elige tu chocolate con sabiduría. La mayor cantidad de polifenoles y menos azúcar se encuentran en el chocolate oscuro con un mínimo de 70% de cacao y procura limitarte a un cuadrito, una onza, al día. <strong>Beneficio extra.</strong> Jeans "skinny". Los adultos que regularmente comen chocolate son hasta siete libras más delgados que aquellos que no, encontró un estudio.

  • 4. Ejercítate más, es bueno para tus senos

    Las muchachas activas –las que se ejercitan entre 10 a 19 horas a la semana– pueden cortar por hasta un tercio las probabilidades de contraer cáncer más adelante en su vida. Este estudio en <em>Cancer</em> observó el riesgo a cáncer de mama, pero la actividad física también puede protegernos de cáncer de colon y pulmón, en parte al alterar los niveles de insulina y otras hormonas que pueden promover el desarrollo de cáncer.

  • <strong>Qué debes hacer.</strong> 10 a 19 horas a la semana suena exagerado, pero es posible. Los nuevos estudios han concluido que la intensidad no es importante, por lo que actividades como caminar el perro y limpiar cuentan, dijo la científica líder Lauren McCulough de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. <strong>Beneficio extra.</strong> Un ciclo más fácil. Si el síndrome pre-menstrual te hace temperamental, hay evidencia que el sudar te puede ayudar a levantar tu ánimo.

  • 5. El folato no es sólo para las embarazadas

    Las mujeres con niveles altos de folato (ácido fólico) en su dieta tienen un 40 por ciento menos riesgo para cáncer de mama comparado con las mujeres que consumen poca vitamina B, descubrieron investigadores de la Universidad de Vanderbilt y el Instituto de Cáncer de Shanghái. Tus células utilizan folato para hacer y reparar ADN y genes dañados que pueden provocar un crecimiento de cáncer. El recibir lo suficiente de la vitamina puede compensar por los riesgos de consumo de alcohol moderado. El alcohol bloquea la absorción del folato y ha sido vinculado al aumento de riesgo de cáncer de mama.

  • <strong>Qué debes hacer.</strong> Procura consumir 400 microgramos de folato diarios al consumir alimentos como verduras de hojas verdes y frutas cítricas. No se necesitan suplementos. <strong>Beneficio extra.</strong> Mejor ánimo. El folato estimula la producción del químico serotonina. Las personas con niveles bajos son más predispuestas a deprimirse. <em>- Por <a href="http://voces.huffingtonpost.com/yined-ram/">Yined Ramírez-Hendrix</a></em>


Relacionado en HuffPost Voces: