Primera de tres partes

El carbón es la mayor fuente de energía para producir electricidad, y en Estados Unidos existen aproximadamente 1,200 generadores activados por este mineral en 450 instalaciones que producen cerca de 44.6 por ciento del suministro nacional.

No obstante, las centrales eléctricas de carbón están entre las mayores fuentes de contaminación en el país y son una de las mayores emisoras de mercurio y arsénico en el aire. Emiten 84 de los 187 contaminantes peligrosos con sustancias que representan una amenaza para la salud humana y el medio ambiente señalados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

La organización mediática, New American Media, invitó a HuffPost Voces a conocer de forma más cercana los problemas de salud y contaminación ambiental que causan las minas de carbón y generadoras eléctricas alimentadas por ese mineral dentro de las reservas indígenas navajo y hopi, en el norte del estado de Arizona. Se visitó a familias y minas en las cercanías de los pueblos de Piñon y Kayenta y una central energética ubicada en las orillas del Lago Powell, en la pequeña ciudad de Page, Arizona, límite con Utah.

La reserva navajo ocupa partes de tres estados: Arizona, Utah y Nuevo México, y todas se han visto afectadas por la generación de energía barata (carbón), principalmente en Black Mesa y Second Mesa, en Arizona, donde se localizan los yacimientos de carbón más grandes del país.

Acompañados por líderes comunitarios y especialistas en estudios sociales, medio ambiente y biología, quienes informaron a detalle sobre la problemática que sufren los navajos del área más afectada, se viajó durante dos días por estrechas carreteras y brechas para internar a los reporteros a terrenos nativoamericanos afectados -de acuerdo con los testimonios de los anfitriones-, por parte de la compañía minera Peabody, que ha extraído carbón en esa área desde hace más de cincuenta años, y que -afirman- no ha cumplido con el compromiso asentado en el tratado con los navajos de darles beneficios, evitar la contaminación ambiental y rehabilitar las áreas explotadas.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


"El olvido, el abuso de los recursos naturales, la contaminación ambiental y la violación a nuestras costumbres y tierra sagrada debe de parar", afirmó la guía Wahleah Johns, representante de Black Mesa Water Coalition, y quien informó sobre los graves problemas y las propuestas y soluciones ya presentadas por los navajos al gobierno y a la empresa privada para mejorar la economía de la reserva y evitar un deterioro mayor de sus tierras, en donde viven 300,000 nativos.

"En la historia de Estados Unidos la nación navajo ha sido víctima de tratados no cumplidos con el gobierno, que muchas veces, aliado con empresas privadas, ha explotado las minas de carbón y uranio de la región sin tomar en cuenta las promesas y compromisos con nuestra comunidad. La minera Peabody no ha cumplido con las normas para evitar la contaminación de la tierra y el agua y pavimentar los caminos de la región", denunció la activista.

En varias ocasiones se intentó contactar a la compañía Peabody para saber su opinión al respecto; sin embargo, los mensajes no han sido respondidos.

"El impacto de todo esto causa que las nuevas generaciones estén desmotivadas para quedarse en la tierra navajo, por lo que los jóvenes se van a buscar oportunidades fuera de la reserva. Ya han salido más de 200,000 navajos. Las empresas y el gobierno están acabando con nuestra cultura y vida. Nuestros jóvenes pierden cualquier esperanza de tener un futuro cierto porque han vivido en un mundo de mentiras de gente que solo nos explota. La deserción temprana de las escuelas genera problemas sociales y de desarrollo en nuestra comunidad", aseguró la universitaria navajo.

"La mina Peabody es causante de esto y más. Los Navajos les rentamos el terreno y permitimos la explotación del carbón a cambio de que la empresa minera nos cuidara. Pero no solo no han cumplido su promesa con la comunidad, sino que nunca ha tomado las precauciones para evitar el envenenamiento del ambiente", afirmó.

La guía dijo que es imperativo evitar la contaminación de agua, tierra y aire en sus tierras, y que eso se puede lograr porque para generar electricidad existen otros recursos naturales como el sol y el viento.

"Nosotros ya presentamos un informe a la Comisión del Medio Ambiente de las Naciones Unidas, y nada se ha hecho a pesar de que saben nuestra realidad. Es increíble la falta de atención que se da a nuestros asuntos de salud y medio ambiente. La quema de carbón en la reserva ha significado que los navajos se enfermen por respirar los contaminantes de nitrógeno y sulfuro que se producen y que causan daño cerebral en los niños, problemas cardiacos y respiratorios. Solo en el año 2010 tuvimos 48 muertes por todas estas causas", declaró.

Wahleah Johns agrega que a lo anterior se agrega una gran explotación de su gente, pues existe una gran disparidad salarial y de beneficios de salud y vivienda entre los navajos y el resto de los estadounidenses. "Para aprobarnos un crédito para comprar una casa se tardan hasta quince años. Nosotros también somos ciudadanos de este país y sin embargo nos tratan de forma muy diferente", dijo.

Videos relacionados: