Una forma de hacer la hora de la comida más entretenida para tu familia es presentando tus platillos de una manera divertida y original. Por eso, Vivemejor te ofrece dos ideas que te ayudarán a servir el clásico espagueti como si pareciera un postre: al estilo sundae o en copitas. Y lo mejor es que tus niños pueden ayudar en la decoración, ¡se divertirán preparándolo primero y después comiéndolo!

Espagueti con albóndigas al estilo sundae
espagueti sundae
Coloca el espagueti caliente en un plato para sundae y cúbrelo con la salsa para pasta caliente, las albóndigas calientes, unas cucharadas de requesón con poca grasa, y tomates miniatura para crear un platillo divertido para la cena. Deja que los niños los decoren con chile morrón picado, granos de elote, zanahorias ralladas, o champiñones.

Copitas de espagueti
espagueti cupcake
Pon varias copitas de papel aluminio para panquecitos en platos para servir. Llena cada una con espagueti caliente enrollado y cúbrelo con la salsa para pasta caliente. Para que queden bien, no enjuagues el espagueti después de escurrirlo. Decóralas con lo que más le guste a tus niños, como granos de elote, chicharitos verdes, zanahoria rallada, requesón con poca grasa, queso parmesano rallado, o mini albóndigas calientes.

MIRA TAMBIÉN:

Loading Slideshow...
  • Un cerdito con sus orejitas de jamón y sus ojitos de pepino.

  • El ratoncito que come queso. Pueden usarse dos tipos de pan: el de molde y el tradicional de bocadillo. El contraste del color de los panes ayuda a crear la semejanza con el roedor.

  • La orugita es uno de los diseños más creativos. Con sandwiches pequeñitos de jamón y queso y un tomate como cabecita tenemos una comida muy original para los pequeñines.

  • ¡A navegar por el ancho mar! Diseño original y fácil de hacer.

  • ¡Qué rico helado! con queso y jamón en forma ovalada. Ideal usar pan integral para imitar el color del cono.

  • No hay niña que pueda resistirse a esta Hello Kitty con su moño de jamón y tomate. Se recomienda pan blanco para la carita.

  • ¡Este monstruo que camina! Original la idea con pan <em>bagel</em> y pepino.

  • Sandwich inspirado en el carismático Nemo, de Disney. La base es pan y puede colocarse para el color zanahoria, papaya, calabaza o cualquier otro vegetal o fruta.

  • El pianito es una verdadera monada. Aquí hay que esmerarse un poco sobre todo por el tiempo que lleva cortar las teclas, hechas con tiritas de pepino. Puede usarse pan integral, una zanahoria delgadita para la cola del pianito y las patitas también de pepinos.

  • Este simpático Winnie The Pooh es muy fácil, especialmente cuando no tenemos mucho tiempo. Pan, tomate, un pedacito de pepino y guisantes.

  • La nave espacial para nuestros pequeños exploradores.

  • Puedes crear sandwiches usando sus personajes o series favoritas de de televisión. Aquí un plato ideal a base de pepino y pan.