Hace varios años que paso el Viernes Negro en Filadelfia, Pennsylvania, precisamente donde nació el nombre de "Viernes Negro". El Departamento de la Policía de esa ciudad comenzó a llamarle así en el año 1961 al viernes después del Día de Acción de Gracias, para describir el pesadísimo, casi inmanejable tráfico de gente y vehículos ese día, debido al inicio de las compras navideñas.

Los comerciantes adoptaron el nombre, aunque durante varios años no pudieron extender tanto los horarios de ventas. Desde el 2005, el Viernes Negro es el día de mayor volumen de compras en el año, durante un período más largo de tiempo. Es un día de alcance internacional. Los canadienses cruzan fronteras para aprovechar los precios y la ventaja de la moneda, y sitios web como Amazon y Apple registran ventas impresionantes fuera de los Estados Unidos.

El Viernes Negro ha probado romper todas las expectativas de la recesión. En el año 2011 acudieron 226 millones de consumidores que gastaron un promedio de $398 por persona, para un total de $52.5 mil millones en ventas. Eso excedió el 2010, cuando 212 millones de personas gastaron $45 mil millones con un gasto promedio por persona de $365. En el 2009, las ventas ascendieron a $41 mil millones, gracias a 195 millones de personas que gastaron $343 por persona. Cada año aumenta el volumen de ventas de ese día y el número de personas que aprovecha los especiales.

Mi experiencia con el Viernes Negro empezó cuidando a mi nieta a las 11:30 pm mientras mi hija y mi yerno iban a la tormenta del Viernes Negro a "llevar la carta de Santa Claus". Los ahorros eran definitivamente astronómicos y justificaban por demás las filas. Con los años, ha mejorado mucho la seguridad y el sistema de manejo de multitudes de las tiendas, y ya son menos temibles los empujones, las agresiones y otros incidentes. Ya le perdí el miedo. Para mantener las finanzas en negro mientras nos damos los gustitos navideños, el Viernes Negro es muy conveniente, pero hay que seguir estrategias.

  • Escribe de antemano una lista de los artículos que necesitas comprar para Navidad. Los precios más ridículamente bajos del Viernes Negro suelen ser en efectos electrónicos (como televisores plasma, que se venden por200, por ejemplo) y juguetes. Algunas de estas ventas tienen un limite de artículos por tienda; por eso hay que “madrugar”.
  • Haz otra lista de lo que te encantaría comprar si está a un precio muy bajo.
  • Visita la tienda antes. Especialmente si es un juguete de niño, a veces no es suficiente verlo en el sitio web para decidir si lo compras o no. De esta manera puedes agarrarlo del anaquel sin detenerte a mirarlo mucho antes de que te lo arranquen de las manos.
  • Busca los precios regulares de los artículos (esto lo puedes hacer en el sitio web de la tienda) y de los precios con descuentos regulares. Esto es para que sepas realmente si el bajón de precios amerita que corras al Viernes Negro.
  • Si crees que algún artículo se puede terminar antes de que llegues, cómpralo antes del Viernes Negro, devuélvelo ese día y cómpralo de nuevo al precio que esté.
  • Para ir al Viernes Negro, usa ropa cómoda, preferiblemente mahones o pantalones con bolsillos profundos, zapatos de caminar o tenis. Los bolsillos son para que lleves el dinero y/o las tarjetas de crédito.
  • Llega a la tienda antes de que la abran. Este año hay tiendas que abrirán el Día de Acción de Gracias. Aunque en años pasados abrían a las 12 pm del jueves o a las 5 am del viernes, cada año abren más temprano. Ya varias tiendas anunciaron que abrirán a las 9 pm del Día de Acción de Gracias y otras en la tarde de ese día.
  • Ve al Viernes Negro con otra persona. Si no encuentras estacionamiento en seguida, una puede entrar a la tienda mientras la otra se estaciona. Vayan de acuerdo y repártanse la lista para que mientras una busca algo por un lado, otra busque por el otro.
  • Si tienes prisa porque vas a varias tiendas, no te pares frente a los artículos a decidir. Compra, decide en tu casa y regresa a devolver lo que no te interese.
  • Conoce de antemano la distribución de los pasillos en las tiendas, de manera que encuentres los artículos más rápidamente.
  • Intenta averiguar con antelación qué artículos van a poner en venta especial. Para eso, ve a www.blackfriday.com o ve a Google y busca bajo Black Friday. Hay muchos sitios web con información, incluyendo los mismos de las tiendas. Ninguna hace despliegue de todos sus especiales, pero tal vez en tu tienda favorita te digan un poquito más de información.
  • Hay que ser cauteloso en el uso de tarjetas de crédito, pero es mejor comprar con tarjetas los regalos de Navidad, especialmente ese día. Las devoluciones son más fáciles y estás más protegida si ocurre cualquier situación con la compra.


Fin de semana cibernético

Entre los años 2003 y 2004, los comerciantes se dieron cuenta de que muchos consumidores no pueden ir de tiendas durante ese fin de semana porque trabajan. Con el ya creciente auge de ventas por Internet, decidieron crear todo un fin de semana de ventas cibernéticas para estos consumidores. El Viernes Cibernético es el día de mayor tráfico de compras por Internet de toda la época navideña; le sigue el Lunes Cibernético.

Lo que antes era Lunes Cibernético, ya se convirtió en Fin de Semana Cibernético y empieza desde el Día de Acción de Gracias en algunos sitios web y desde el Viernes Negro en otros. Sin embargo, revisa también los especiales del lunes. Hay comercios que en el Lunes Cibernético ofrecen mejores descuentos o reducen los precios de artículos que no estaban en venta especial los días anteriores.

Igual que si fueras al Viernes Negro en las tiendas, antes de comprar en línea averigua los precios regulares y los precios con descuento regular, y compáralos con las ofertas que anuncian. También compara los precios de los sitios web con los de las tiendas. A veces son más bajos y otras, más altos. Observa si el franqueo es gratis o se añade al precio, y entonces decide.

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • Llega temprano

    Llega temprano, muchas familias comienzan a alistarse luego de la cena de Acción de Gracias.

  • Ve preparado

    Ve preparado, realiza tu búsqueda de antemano y planea con bastante tiempo. Tal vez puedas visitar la tienda por adelantado para familiarizarte y saber donde está todo.

  • Haz una lista

    Haga una lista de lo que necesita comprar y ajústese a ella.

  • Compras tarjeta de regalo

    Cuidado al comprar tarjetas de regalo, fíjese bien en las condiciones, que no le cobren por su uso o que no se trata de una tienda en problemas financieros que pudiera irse a la bancarrota

  • Política de devoluciones

    Revise la política para devolver mercancía de la tienda donde compra. Algunas simplemente no aceptan devoluciones, especialmente en artículos en oferta, otras solo lo hacen en artículos de su inventario. Si la tienda da recibos para regalo asegúrese de usarlos.

  • Reparte la carga de las compras

    Haga sus compras de fin de año tanto en noviembre como en diciembre, así repartirá sus cargos en la factura.

  • Compra lo que puedes pagar

    Asegúrese de no comprar más de lo que pueda pagar en el primer trimestre del año y haga pagos por encima de los montos mínimos.

  • Evita acumular deudas

    Evite acumular deudas, si no ha pagado el saldo de lo que gastó el año anterior no se endeude más.

  • No compre de más

    No compre más de lo que necesita, por tentadora que sea una oferta si no está en la lista no lo compre, piense muy bien antes de caer en la tentación.

  • No se distraiga

    No se distraiga cuando esté de compras, cuando usted está ocupado, es más susceptible de ser víctima de ladrones y carteristas, manténgase alerta, no quite el ojo de su tarjeta de crédito y guarde bien lo que compra.

  • Sé amable

    Sé paciente, no te apresures. Hay un montón de gente, así que recuerda, es la temporada de días festivos. Sé amable con los demás

Relacionado en HuffPost Voces: